Miami: Legisladores Dispuestos A Tratar Expansión Del Juego

La expansión del juego en el estado de Florida podría convertirse en una realidad, luego de que los líderes conservadores de la Cámara de Representantes, manifestaron que estan dispuestos a votar a favor de una ley que permita casinos en los condados de Miami-Dade y Broward, a cambio de una enmienda constitucional que requiere que los votantes aprueben todos los juegos de azar subsiguientes en el futuro.

"Yo estaría dispuesto a conversar sobre el juego en el estado de la Florida, e incluso de su expansión, a cambio de su reducción en algunas áreas y de aprobar una enmienda constitucional", dijo el presidente de la Cámara Will Weatherford, en declaraciones al The Herald/Times.

Weatherford añadió, sin embargo, que para que la Cámara apoye nuevos casinos al estilo Las Vegas tendría que haber dos condiciones: el gobernador Rick Scott tendría que negociar un nuevo pacto de juego con la Tribu Seminole en el 2014 --un año antes de que expire una cláusula clave--, y los nuevos casinos no empezarían a menos que se apruebe en noviembre una enmienda constitucional que exija la aprobación de los votantes para cualquier expansión de los juegos de azar después de este año.

"Es un intercambio de concesiones que estoy dispuesto a hacer", dijo Weatherford.

Weatherford, republicano de Wesley Chapel, dijo la semana pasada que aprobar un amplio proyecto de ley sobre el juego no es una prioridad para él en la temporada de sesiones legislativas que comienza en marzo. Dijo que los votantes deben "estar a cargo de lo que se refiere a la expansión del juego", y describió la expansión como "todas las novedades".

El modificó su posición el martes, diciendo que se debería permitir a los legisladores expandir el juego este año y de ahí en adelante impedir que la industria lo amplíe en el futuro por medio de requerir un referéndum a nivel de estado para cada plan futuro.

"No quisiera hablar a nombre de toda la Cámara, pero tenemos un montón de lagunas judiciales que han creado un sistema de juegos de azar en la Florida muy falto de control por parte de los votantes", dijo. "Me gustaría corregir eso. También me gustaría crear estabilidad a largo plazo, de modo que si alguna nueva empresa quiere venir a la Florida y expandir el juego, o si alguna de las entidades existentes quiere expandir el juego en la Florida, ellos tendrán que acudir a los votantes y recibir una votación a favor del 60 por ciento en un referéndum para poderlo hacer".

Debido a que el presidente de la Cámara impone la agenda a discutir y controla qué proyectos de ley se hacen prioritarios, la declaración de Weatherford da nueva vida a un tema que parecía estar estancado por un año más.

Además, la misma garantiza que los legisladores tendrán más tiempo de solicitar contribuciones de campaña para sus comités de acción política a las multinacionales gigantes de casinos, así como a los hipódromos, canódromos y frontones
de jai alai de toda la Florida que quieran tener sus propios casinos.

"El hecho de que este sea un tema que esté siendo discutido por la Legislatura en estos momentos es testimonio de la influencia política de la industria de los juegos de azar", dijo John Sowinski, presidente de la organización No Casinos, radicada en Orlando.

Sowinski dijo que la discusión ignora las conclusiones a qué llegó Spectrum Gaming Group, al cual la legislatura pagó 400.000 dólares para analizar el impacto que los nuevos juegos de azar tendrían en la economía de la Florida. El informe concluyó que el juego continuará expandiéndose en la Florida, y la economía estatal es tan grande que la expansión de más casinos tendría poco impacto en el estado en general.

"Nunca se ha gastado tanta energía intelectual en un tema tan poco apetecible para el público", dijo Sowinski.

La senadora estatal Gwen Margolis, demócrata de Miami que representa gran parte de Miami Beach, dijo que le sorprendía el cambio de opinión de los líderes de la Cámara, y cuestionó si un referéndum a nivel estatal es buena política para el futuro pero no para las decisiones que se tomen este año.

"Deberíamos hacer un referéndum a nivel estatal para decidir esto", dijo. "La población de Miami Beach no quiere un casino en Miami Beach".

Margolis dijo que los legisladores que lo apoyan tienen un doble estándar. "Ellos dicen que está bien tener casinos, siempre y cuando estén en Dade, pero que no les pongan uno en sus distritos", dijo.

Las declaraciones de Weatherford situaron a Scott al mismo centro del debate. Si los legisladores aprueban la propuesta de Weatherford, eso podría abrir las puertas a la posibilidad de una temporada especial de sesiones legislativas durante la campaña por el puesto de gobernador.

El gobernador es la única persona en el estado autorizada a negociar un pacto con la Tribu Seminole de la Florida, la cual es una nación soberana que tiene el derecho de operar cualquier opción de juegos de azar que ofrezca el estado.

Una cláusula en el pacto actual da a la tribu derechos exclusivos de operar juegos de naipes con banca en sus siete casinos hasta julio del 2015 a cambio de pagos anuales al estado. Si el estado permite que un casino turístico ofrezca los mismos juegos, la tribu puede dejar de hacer los pagos hasta que negocie un nuevo acuerdo para obtener otros derechos exclusivos.


 

 

Fuente:www.elnuevoherald.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner