En Bolivia Solo Dos Operadores De Juego Son Legales

Tras cuatro años de la sanción de la ley que regula el juego en Bolivia, solo dos empresas -Curucusí Games S.R.L y Max Entertainment S.r.l.-, están legalmente establecidas para operar como casas de juegos en el país. Sin embargo, aún operan varios negocios de manera clandestina, al margen de los requisitos fijados por la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Juego (AJ).

"Estamos seguros de que el mercado ilegal de juegos se ha erradicado casi en 100% desde 2011 hasta la fecha. Esto no quiere decir que la autoridad de juegos culminó con los operativos de intervención, más al contrario, continúan. Desde enero hasta el 7 de febrero de 2014 hemos intervenido 55 lugares de juego y se han decomisado 180 máquinas", aseguro el titular de ese organismo, Mario Cazón.

Según el titular de la AJ, en 2013 el ente regulador cerró 497 salas o lugares de juegos de azar y decomisó 3.152 máquinas.

La ley que regula el sector fue aprobada el 25 de noviembre de 2010 y establece la legislación básica de los juegos de lotería y azar, mediante la cual se creá la AJ.

La norma legal creó dos impuestos de carácter nacional: el impuesto al juego con una alícuota general del 30% y el impuesto a la participación en juegos con el 15%, con ambos tributos se prevé una recaudación anual alrededor de Bs 200 millones.

El impuesto al juego se aplica a quienes realizan juegos de azar y sorteos, mientras que el impuesto a la participación en juegos se grava a los jugadores. De acuerdo con la ley, el tributo a los jugadores se distribuirá en un 70% para el Tesoro General de la Nación (TGN), 15% al gobierno departamental y 15% al gobierno municipal.

Cazón destaca el accionar de su equipo fiscalizador que logró cerrar casi 500 salas de juego, además de incautarse de 3.152 máquinas que están en los depósitos de la AJ debidamente inventariadas.

Las empresas que operaban en el país antes de la puesta en vigencia de la ley no se adecuaron a la norma, aunque en el primer año de gestión de la institución dos empresas operaron por un año para después cerrar sus puertas al no haber logrado la renovación de la licencia.

"Los malos empresarios del azar, una vez que intervino la Autoridad de Juegos, recurrieron a una serie de recursos administrativos, jerárquicos y contenciosos administrativos para no pagar las sanciones impuestas, utilizando a terceros, mientras los verdaderos dueños abrían casas de
juego clandestinas ensamblando máquinas hechizas", acotó Cazón.

Cabe recordar que entre las más significativas de las intervenciones figuran las de las empresas de Bingo Bahití, Corhat Bolivia, Arte&Juegos, Money Track, Dorado, etc.

Erick Peña Eishner, portavoz del grupo Curucusí Games SRL que inauguró recientemente el Casino Flamingo en Santa Cruz, dijo que la apertura de esta casa de juegos marca el inicio de una nueva era para los juegos de azar en Bolivia. La empresa apuesta en el país porque considera que sus capitales están protegidos con la normativa.

"Esta es una primera fase. Luego abriremos más salas en otras ciudades del país", anunció Peña, al señalar que la inversión en el nuevo emprendimiento asciende a 1 millón de dólares.

Asimismo, la empresa Max Entertainment S.R.L. aún tiene que solicitar la inspección de la AJ para comenzar a funcionar en los próximos días

Los procedimientos de la AJ llevaron a sumar un total de 3.152 máquinas decomisadas que se encuentran en depósitos, para ser destruidas en los próximos días.

Asimismo, son 5 personas las que enfrentan procesos penales por el funcionamiento de casas de juegos de manera ilegal. También hay siete personas con medidas sustitutivas aplicadas en 2013.

Por su parte, la Autoridad de Juegos de Santa Cruz, Beni y Pando, Eduardo Garcés, advirtió que aplicará mano dura contra cualquier casa de juegos de azar o tienda de barrio que opere ilegalmente. Para ello, anunció que sus 12 funcionarios harán permanentes operativos en la ciudad con el objetivo de cerrar las actividades ilegales.

En la actualidad, existen 12 imputados, hay cinco personas en el penal de Palmasola y siete con medidas sustitutivas.

"Nosotros operamos de acuerdo con denuncia. Primero hacemos la verificación, obtenemos los datos y luego avisamos al Ministerio Público para el allanamiento de la casa ilegal. Esperamos que los jugadores vayan a salas que cuenten con seguridad y que no tengan temor a ser detenidos durante los operativos", indicó el ejecutivo de la AJ.


 

 

Fuente:www.eldeber.com.bo

 

 


 
Banner
Banner
Banner