Nuevo Intento Para Expandir El Juego En Florida

Dos grandes casinos en el sur del estado de Florida, más salas de tragamonedas en otros puntos del territorio, y la finalización de las carreras de galgos en los canódromos, podría ser una realidad si el proyecto de ley de juego presentado el lunes por la representante republicana de la ciudad de Tampa, Dana Young, es aprobado por la sesión legislativa de 60 días que comienza esta semana.

La iniciativa de Young no aborda directamente el tratado que permite a la Tribu Seminole de Florida, ofrecer blackjack y otros juegos en sus casinos, incluyendo el casino Hard Rock a las afueras de Tampa. La parte del acuerdo del estado con la tribu expira a finales de este año.

En cambio, el proyecto de ley de 316 páginas, se centra en el resto del paisaje de apuestas para el estado. Young, que había sido encargada de seguir la legislación de juego de este año por el presidente de la Cámara, Steve Crisafulli, dijo que estaba tratando de iniciar una "conversación muy necesaria y oportuna" sobre el futuro de los juegos de azar.

"Creo que es mi responsabilidad presentar a los miembros parlamentarios dos visiones opuestas de los juegos en Florida ... por lo que en última instancia pueden determinar que enfoque creen que representa la mejor política pública para nuestro estado", dijo Young.

Young señaló disposiciones que de acuerdo a su argumento reduciría la cantidad de juegos de azar en el estado. También se propone una enmienda constitucional autónoma, que prohibiría la expansión del juego en el futuro.

Pero los grupos políticos que tienen una oposición de larga data a los casinos criticó la medida, y dijeron que "desafía la lógica" de Florida para seguir adelante con el proyecto de ley, incluso cuando los casinos funcionan con problemas financieros en otros estados como Nueva Jersey.

"Este proyecto de ley crearía la mayor expansión de los juegos de azar en la historia de Florida", dijo John Sowinski, presidente de la agrupación No Casinos. "Se invita a cubrir de casinos Florida, y los costos sociales y el delito van con ello".

Otra complicación para el proyecto de ley, es que a los indios Seminoles probablemente les gustaría ofrecer el mismo tipo de juego en sus casinos, si el Estado los ofrece en otra parte. Pero en ese caso, no sería necesario que la tribu compartiera ese dinero con el Estado.

Los recientes esfuerzos para ganar la aprobación de megacasinos se empantanó en los últimos años en la Legislatura de Florida, controlada por los republicanos. Disney y otros grupos empresariales se opusieron firmemente a proyectos de ley para aprobar casinos, mientras que los propietarios de canódromos y de hipódromos del estado se opusieron a proyectos de ley que no ayudan a su industria. El gobernador Rick Scott trató de obtener la aprobación de un nuevo acuerdo con la Tribu Seminole el año pasado, pero se encontró con una oposición significativa entre los legisladores.

Si se aprueba proyecto de ley de Young, se permitiría un total de dos resort casino en Broward y Miami-Dade. Los potenciales desarolladores deberán gastar un mínimo de U$s 2.000 millones en estos complejos. Asimismo, los votantes en esos condados, tendrían que aprobar los casinos propuestos.

El proyecto de ley (HB 1233) también permitiría agregar tragamonedas en los canódromos de los condados de Palm Beach y Lee, mientras que al mismo tiempo autorizaría a los dueños de las pistas, poner fin a las carreras de galgos en directo sin ser forzados a anular permisos para otros tipos de juegos de azar como salas de poker. La legislación también reduciría la tasa del impuesto pagado por las pistas situadas en Broward y Miami-Dade que ya poseen tragamonedas.


 

 

Fuente:www.pnj.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner