Hard Rock Logró Autorización Para Su Casino En Cataluña

La empreesa Hard Rock recibió la autorización para instalar y explotar un casino en el complejo turístico de Vila-seca, Tarragona, popularmente conocido como BCN World, por parte de la Direcció General de Tributs i Jocs de la Generalitat de Catalunya. En el megacomplejo de ocio finalmente se instalará el Hard Rock Entertaiment World, según se publicó hoy en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya (DOGC).

El nombre del casino será Hard Rock Hotel & Casino Tarragona y será el único del Centro Recreativo y Turístico (CRT), aunque en un principio se preveía que hubiera hasta seis en la ley de 2014. La firma estadounidense debe solicitar abrir y poner en marcha el casino en los tres años posteriores a se otorguen las licencias de edificación municipal -solicitándolo tres meses antes-, según apunta la resolución del DOGC, en la que también se aprueba el proyecto arquitectónico. El Departament de Territori i Sostenibilitat velará por el cumplimiento del proyecto y que sea acorde a los requisitos urbanísticos y medioambientales.

La autorización de instalación y explotación es intransmisible y se hará efectiva cuando se deposite una fianza de 10 millones de euros en la que se incluyen los tres aportados en junio del año pasado para participar en el concurso público. La compañía prevé que haya dos millones de visitantes al año y una inversión global de 2.000 millones sumando el coste del terreno y las infraestructuras necesarias, que se desarrollarán en fases durante los próximos cinco años. En la primera fase la inversión mínima será de 700 millones de euros.

"Por muchos años, las compañías de juegos más grandes del mundo han tratado de aprovechar la oportunidad de crear un complejo integrado en Europa. Estamos orgullosos de que Hard Rock haya sido seleccionado y la oportunidad de llevar nuestra marca de entretenimiento de clase mundial a la region," apunta Jim Allen, Presidente y CEO de Hard Rock Internacional, según el comunicado de la firma. Asimismo, Hard Rock estima que el impacto económico para la zona será de 1.300 millones de euros.

Por su parte, la Asociación Catalana de Adicciones Sociales (ACENCAS) solicitó hoy a la Generalitat que obligue al Hard Rock Hotel & Casino Tarragona a destinar un 2% de sus beneficios a la prevención y al tratamiento de las adicciones al juego, pero ha remarcado que no es contraria al proyecto.

El presidente de ACENCAS, Francisco Perendreu,recordó que cuando se empezó a hablar del proyecto BCN World ya
plantearon la misma propuesta y aseguró que "es necesario que los beneficios acaben revirtiendo en políticas de campañas preventivas y para paliar los efectos en las personas afectadas".

Perendreu pidió en este sentido a la Generalitat que sea sensible con las necesidades de las personas ludópatas.

Como se recordará, en julio del año pasado se supo que Hard Rock había ganado el concurso de la Generalitat y a finales de enero de este año la comisión de seguimiento emitió un informe favorable y lo elevó a la Direcció General de Tributs i Joc. A partir de ahí, en febrero, se requirió a Hard Rock que constituyera la sociedad que gestionará y explotará el casino -Hard Rock BCN IR, SAU, con sede social en Barcelona- y a principios de mayo se presentó la documentación a la Generalitat.

Este viernes concluyó el proceso administrativo de adjudicación, que había quedado congelado en noviembre, sin que haya influido la intervención de la Generalitat por parte del Gobierno mediante el artículo 155, apuntan desde la Generalitat. Estaba previsto que la adjudicación fuera en septiembre, se pospuso a octubre y en noviembre se consideraba estancada la situación. La Caixa, propietaria de los terrenos, se había visto obligada a posponer la opción de compra del Govern por 110 millones de euros.

El complejo incluye un casino que será de los más grandes de Europa, tendrá 1.200 máquinas tragamonedas y 100 juegos de mesa; dos hoteles de 1.100 habitaciones en total; una zona comercial de 75 locales, una piscina de 6.000 metros cuadrados y un espacio para conciertos para 15.000 personas, así como un Hard Rock Café y una tienda Rock Shop, con productos de la marca.

La compañía norteamericana aseguró en julio del año pasado que se crearán 11.500 nuevos puestos de trabajo entre los empleados del complejo y los que participen en la construcción y otros servicios. Lluís Salvadó, por su parte, señaló en una rueda de prensa que en los primeros cinco años se prevé la creación de 2.176 empleos directos a tiempo completo.

Vea aqui la resolución completa


 

 

Fuente:www.lavanguardia.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner