Por Juego Ilegal, Clasusuraron Sedes De La OID En Andalucía

La Junta de Andalucía, a través de la Delegación del Gobierno en Cádiz, clausuró las cuatro sedes que la OID (Organización Impulsora de Discapacitados) tiene en la provincia: concretamente en Cádiz, Jerez, Algeciras y Chiclan. La medida se tomó como parte de una actuación que se ha llevado a cabo desde la Consejería de Hacienda, como órgano competente en materia de juego y apuestas y con la participación de la Unidad de Policía Adscrita. El cierre se enmarca en un nuevo procedimiento sancionador por actividad de juego ilegal.

La multa prevista para estos casos puede ascender hasta los 300.000 euros y es competencia de la Dirección General de Tributos, Financiación, Relaciones Financieras con las Corporaciones Locales y Juego dependiente de la Consejería de Hacienda. La delegada del Gobierno andaluz en la provincia, Ana Mestre, fue la encargada ayer de dictar este cierre provisional.

Lo que originó el cierre de estas sedes de la OID, casi inédita en España, es la ineficacia de las sanciones administrativas para evitar que la organización persista en su actividad de juego ilegal. Fueron cientos de miles de boletos decomisados por la Unidad de Policía Adscrita estos últimos años sin que ello haya impedido que se mantenga dicha infracción.

De las más de 1.000 sanciones impuestas por la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Cádiz en los últimos años por juego ilegal a la OID (vendedores, distribuidores, organización...), no existe ninguna resolución judicial que haya dado la razón a la OID y haya anulado una multa. Al contrario, todas confirman que la OID no cuenta con autorización
administrativa. Hay que insistir en que la Delegación del Gobierno de Cádiz está actuando de acuerdo a una resolución administrativa, de la que se ha dado audiencia a la administración concursal de la OID, sin perjuicio de que se pueda dar traslado de lo actuado a la fiscalía.

Señalan que OID es una entidad que se dedica al juego no autorizado mediante la venta ilegal de boletos, ofertando premios de distinta índole y amparándose en tener trabajadores discapacitados. Sin embargo, dentro de los informes de la Unidad de Policía Adscrita de la Junta de Andalucía, se constata que la mayor parte de sus vendedores no tienen discapacidad alguna, ni ninguna de sus cuatro sedes están adaptadas para el acceso de discapacitados.

Cabe recordar que la OID tiene ámbito nacional y actualmente se encuentra en concurso de acreedores. La organización no hizo frente a las numerosas sanciones impuestas desde la Junta de Andalucía por el desarrollo de un juego sin autorización administrativa en los últimos años, dada además su situación de impagos a los acreedores.


 

 

Fuente:www.diariodejerez.es

 

 


 
Banner
Banner
Banner