El Turf Platense Volvió A Reclamar La Vuelta De La Actividad

El turf platense retomó el jueves las protestas para pedir el regreso de las carreras en el Hipódromo de La Plata con una movilización al edificio del Instituto Provincial de Loterías y Casinos (IPLyC). Posteriormente se desplazaron a la Gobernación donde hubo fuerte presencia policial y se vivió un clima de tensión.

La protesta convocó a jockeys, cuidadores, personal de mantenimiento del hipódromo, entre otros, quienes con pancartas y banderas se desplazaron por el centro de la ciudad exigiendo el retorno de la actividad en medio de la acuciante situación que atraviesa el sector.

"El turf es trabajo", "no al cierre de los hipódromos", "necesitamos trabajar", "nos están dejando morir" eran algunas de las consignas manifiestas por los empleados del predio platense, que se encuentra paralizado desde marzo.

La manifestación comenzó a media mañana con una marcha a la sede del IPLyC, y luego, se desplazó hacia la puerta de la Gobernación bonaerense fuertemente custodiada por policías.

Según se supo, en medio de un clima de tensión, los manifestantes fueron recibidos por el jefe de Gabinete de la Provincia, Carlos Bianco.

Cabe destacar que con el comienzo de la cuarentena, los hipódromos de todo el país debieron cerrar sus puertas, lo que se estima impactó en la economía de unas 700 mil personas en todo el país que dependen de la actividad hípica.

Martín Goycochea, un entrenador de caballos que participada de la jornada de protesta, expresó que "estamos haciendo esta movilización, pero somos apenas una pequeña parte de las miles de personas que viven del turf".

"Estamos en una situación extrema y decidimos movilizarnos para que nos vean los políticos. El turf es el deporte que en todas partes del mundo volvió porque no tiene riesgo de contagio porque es al aire libre. La idea es volver sin
público", enfatizó.

Agregó que "se puede practicar el turf tranquilamente. En todo el mundo corren, entonces no sabemos por qué no podemos correr acá en Argentina. Es un deporte que nunca tiene conflictos ni riesgos, se necesitan pocos policías. Si no hay carreras, estas familias no pueden comer", puntualizó.

El 12 de junio pasado, cuando se manifestó el sector por primera vez, desde la cámara nacional que nuclea al sector se emitió un comunicado en el que se destacó que la actividad "no es solo competencias y juego sino que principalmente es fuente de trabajo, que le da de comer a 700 mil personas".

Es que se trata de una industria con una larga cadena de eslabones. Se inicia con la cría de ejemplares de pura sangre en los haras y continúa hasta que el caballo, ya adulto, deja de competir. Ese entramado implica el trabajo de cuidadores, veterinarios, domadores, herreros, talabarteros, peones, propietarios, vareadores, transportistas y los jockeys que los montan en las carreras.

En La Plata, se realizan alrededor de 120 reuniones hípicas por año, que se desarrollan los martes, jueves y domingos por medio. Otro número que habla de la dimensión de la actividad es la cantidad de personas que se desempeñan en relación de dependencia directa dentro del Hipódromo local, un poco más de 700.

Pero aunque la actividad gira en torno a las carreras que tienen lugar en el Hipódromo, el 75 por ciento de las apuestas se realizan a través de las agencias, que transmiten las alternativas de los encuentros de todas las pistas del país. En La Plata hay cuatro y suelen colmarse de público de lunes a lunes.


 

 

Fuente:www.eldia.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner