Después De 80 Años Una Ciudad Despenaliza El Pinball

La ciudad de Oakland, en California, está a punto de despenalizar el uso de máquinas de pinball, que hace 80 años al igual que en otras muchas otras ciudades estadounidenses, fueron declaradas ilegales por considerarlas un juego de apuestas.

Estas máquinas eran un elemento básico en los bares, pero Oakland las prohibió en la década de los 30 debido a que las máquinas -que entonces carecían de los dos dispositivos que impiden a la bola escapar-, estaban siendo utilizados para los juegos de azar. La gente pagaba un centavo para jugar, y los ganadores recibían pagos en efectivo por parte del camarero, o del propietario del negocio.

En aquella época las máquinas de pinball de Oakland fueron confiscadas y enviadas a la ciudad californiana de Alameda, donde no existía tanta restricción con este juego, aunque actualmente sigue siendo ilegal.

"Tenía la ilusión de la habilidad, pero era sobre todo un juego de azar, algo así como el lanzamiento de una moneda en la feria del condado," dijo Michael Schiess, director del Pacific Pinball Museum de Alameda. "Todo lo que tenías que hacer era tirar del émbolo hacia atrás y ver lo que sucedía después".

A pesar de las prohibiciones, la gente todavía juega con el pinball. Los "flippers" (dispositivos que se accionan para impedir que la bola se escape) se inventaron en la década del 40, y por los años 50 y los 60 el juego fue más popular que nunca. Por entonces, la mayoría de las ciudades pasaron a asuntos más urgentes y las leyes al respecto fueron olvidadas.

Pero la próxima semana, Oakland está a punto de revertir la ley que prohíbe las máquinas de pinball, como parte de una mirada más amplia a los juegos de azar en la ciudad.

El pinball todavía es ilegal en algunas ciudades y fuertemente regulado en otros. Beacon, a unos 60 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, cerró un museo de pinball y un local de juegos en el año 2010, debido a esa
prohibición histórica. En San Francisco, el flipper es legal, pero los dueños necesitan un permiso de la comisión de entretenimiento.

Sigue siendo ilegal en la Alameda. El Pacific Pinball Museum tuvo que registrarse como una organización no lucrativa y sacar las ranuras donde se introducen las monedas en las máquinas para cumplir con la ley. Para jugar, los visitantes pagan una tarifa plana para los juegos sin límite.

En Oakland, la prohibición del pinball no se ha aplicado desde la época de la Segunda Guerra Mundial. Las máquinas parpadean y se escuchan en muchos de los bares de la zona.

Para el concejal Noel Gallo, quien encabeza el comité de seguridad pública, el levantamiento de la prohibición de pinball es una gran idea, pero secundario a una visión general de los juegos de azar en Oakland.

La medida acerca del pinball también incluye la prohibición de los cafés con sorteos de internet (sweepstakes), donde los clientes pueden jugar online por premios en efectivo. Al igual que los primerizos juegos de pinball, estos juegos online son en su mayoría juegos de azar, con pagos en efectivo por parte de los propietarios de esos locales.

La Legislatura de California está trabajando en una prohibición estatal sobre el tema, pero Gallo quiere ver actuar a Oakland antes.

Hasta el momento, la ciudad cerró uno de esos cafes y está por hacerlo con otro. Han sido dos imanes para las drogas, la prostitución y los robos, dijo Gallo. "No vamos a tolerar casinos en Oakland. Pero con el pinball, no tengo ningún problema".


 

 

Fuente:www.sfgate.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner