De Distinguida Policía A Lider De "Los Zetas”

Verónica Moreno Carreón, señalada como líder de una célula del sanguinario cártel de Los Zetas, fue detenida cuando conducía un auto robado, en San Nicolás de los Garza, municipio de Nuevo León, donde había prestado sus servicios como policía .

La historia de vida de Verónica Moreno Carreón, conocida como "La Flaka" o "La Vero", no comenzó el último 10 de agosto cuando se hizo cargo de la venta de drogas para Los Zetas, sino cuando ingresó a la policía estatal de Nueva León. Allí, se caracterizó por ser una policía distinguida, recibió premios y  ganó becas para varios cursos de capacitación por su buen desempeño.Mientras ella vestía uniforme, el municipio era gobernado por el polémico Zeferino Salgado Almaguer, del PAN. Este hombre, según el consulado de los Estados Unidos, recibió 2,5 millones de dólares para su campaña electoral por parte de dueños de casinos.San Nicolás de los Garza es un municipio que forma parte del área metropolitana de Monterrey, la capital estatal, polo industrial del país, y territorio signado por los negociados entre narcos, políticos y empresarios de casinos.Allí, el pasado 25 de agosto se perpetró el peor atentado contra la población civil desde que asumió el presidente Felipe Calderón, cuando un grupo de sicarios incendió al Casino Royale, provocando la pérdida de 53 vidas.El episodio reveló el rol de los casinos en el lavado del dinero proveniente del narcotráfico y otras actividades ilegales, y las constantes extorsiones a las que suelen ser sometidos los comerciantes en México.Verónica Moreno Carreón, cuya edad no fue especificada, fue capturada cuando manejaba un vehículo robado, del cual, según el parte oficial, fueron secuestrados "un revólver calibre 38 especial, 100 sobres con polvo blanco con las características de la cocaína, 50 dosis de 'piedra' (derivado de la cocaína), dos paquetes de marihuana y seis teléfonos celulares".

Cuando se desempeñaba como policía, en abril de 2009, se enfrentó a presuntos miembros del crimen organizado. Por ese entonces, un comando armado intentó secuestrar a un vendedor de autos y "La Falka" en su versión policial, fue baleada. Una vez que se reincorporó, recibió capacitación especial por parte de diversas corporaciones estatales y municipales, además del premio en efectivo por su labor al servicio de la comunidad.

¿Por qué la vinculación entre los uniformados y los cárteles del crimen organizado?

El origen del grupo delincuente, remonta a Arturo Guzmán Decena, quien se dio de alta en el ejército el 12 de mayo de 1992 y desertó el 27 de septiembre de 1997, habiendo sido soldado de infantería por casi cinco años, experto en combate, entrenado por militares y paramilitares israelíes. A su baja del ejército debido a las malas condiciones laborales y los bajos salarios, Guzmán Decena se lleva con él a algunos integrantes del 70° batallón de Infantería, del 15° regimiento de caballería motorizada y de los fusileros paracaidistas, y en 1999 empieza a trabajar reclutando a ex militares para Osiel Cárdenas Guillén, líder del brazo armado del Cártel del Golfo.

Eventualmente, Guzmán Decena empieza a reclutar a integrantes en servicio activo del batallón 15° de infantería, con cuartel general en Tamaulipas, entrenados para combatir la insurgencia y narcotráfico, pero quienes desertarían del
ejército y se integrarían a lo que se conoce como "Los Zetas", nombre que deriva del hecho de que "Z" se le llamaba al encargado de una subsede en la Policía Judicial Federal, debajo del comandante operativo "X",  todos subordinados al Subdelegado de la Policía Judicial Federal en el Estado "Y" o "Yankee".

Con el correr de los años "Los Zetas" fueron creciendo en número de sicarios y poder, lo cual, sumado a la muerte de Arturo Guzmán Decena, en 2002, y al arresto y extradición de Osiel Cárdenas Guillén, al año siguiente, dio como resultado que se escindieran del Cártel del Golfo, dando comienzo a una sanguinaria lucha por el control del tráfico de droga en el sur del país.

"Los Zetas", hoy.

Actualmente, la Policía Federal mexicana ha verificado la presencia activa de "Los Zetas" en 17 de los 51 municipios que conforman la entidad. Se trata de corredores estratégicos que conectan plazas de otros estados del país y que, de manera especial, aseguran el paso de estupefacientes, armas y dinero rumbo a la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, su principal centro operativo antes de incursionar en el mercado de Estados Unidos.

El mapa delictivo de esta organización abarca las demarcaciones de Monterrey, Guadalupe, Santiago, García, Sabinas Hidalgo, Cadereyta, Apodaca y Cerralvo. También de Galeana, Santa Catarina, China, General Bravo, General Escobedo, Los Ramones, San Pedro Garza García, Linares y San Nicolás de los Garza.

En lo que va del sexenio calderonista, la Policía Federal ha realizado 84 operativos en Nuevo León, y los puntos considerados de mayor activismo "zeta" son, además de la capital regia --con 25 registros de alto impacto--, Guadalupe (6), Cadereyta (6), Escobedo (6), Santa Catarina y San Nicolás de los Garza.

La cartera criminal de este grupo incluye robo y desmantelamiento de automóviles, trasiego de droga, armas y dinero, secuestro, extorsión, robo de hidrocarburo o combustible a Pemex, piratería, contrabando de mercancías y trata de personas.

Desde que el 27 de agosto --dos días después de la tragedia en el casino Royale-- la Secretaría de Secretaría de Seguridad Pública federal anunció el despliegue de mil 500 elementos con el objetivo de reforzar en la entidad la presencia de fuerzas federales, la Policía Federal ha reportado ocho operativos de alto impacto.

Entre éstos se cuentan la recuperación de al menos 100 unidades que habían sido robadas, la detención de 15 personas (la mayoría reconoció pertenecer a Los Zetas, y algunos, al grupo antagónico del Cártel del Golfo), la liberación de cuatro secuestrados, la desarticulación de una red dedicada a desmantelar tractocamiones, la supervisión de nueve casinos (uno de los cuales fue clausurado) y diversos decomisos de droga, armas, artículos piratas, autos y uniformes falsos.

 

 


 

 

Fuente:www.cronica.com.mx, america.infobae.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner