Las Restricciones Bancarias Están Impactando “Mucho Y Peligrosamente" En La Industria

Con el argumento de que en los casinos de Panamá se podría lavar dinero, los bancos cerraron las cuentas de los operadores de juego en ese país. Antonio Alfaro, presidente de la Asociación de Administradores de Juegos de Azar (Asaja), explicó que las restricciones bancarias está impactando de forma muy negativa en la industria de juegos de azar panameña.

Alfaro explica que no tener bancos para hacer transacciones en el extranjero, complica el negocio a la hora de realizar compras de repuestos o de maquinaria nueva, ya que los bancos corresponsales no les reciben dinero a los bancos locales. "Este es un tema que viene desde hace un año atrás, cuando a Panamá la colocaron en las listas grises, de la cual salió (...) cumplió con todos los requisitos y todas las condiciones, sin embargo los bancos corresponsales, por alguna razón que ellos no quieren decir, se han mantenido en la posición que los casinos son sujetos muy peligrosos para el lavado de capitales y blanqueo de dinero", explica.

El sistema financiero panameño comenzó a tomar distancia de las empresas de juegos de azar como resultado de las presiones de los bancos estadounidenses que tienen sucursales en el país.

La banca internacional le ha informado a sus bancos en Panamá que si ellos reciben fondos de los casinos, no van a atender esas tranferencias ni sus manejos internacionales. Alfaro dice que desde la ASAJA se han mantenido incontables reuniones con los directores de los bancos y con la asociación bancaria, buscando un canal de ayuda para poder solventar el tema.

"No son los bancos locales, no es la Superintendencia de bancos, no es el gobierno panameño, son los bancos internacionales. Los mismos bancos que le manejan los fondos a los casinos en Las Vegas, en Atlantic City o en Europa, presionando para que no se manejen dineros de los casinos en Latinoamérica, porque esto no es un problema de Panamá, sino que esto está pasando también en Colombia y en otros países.", dice.

Los operadores panameños cuentan apenas con el soporte de la banca del estado,que está ayudando en el tema de las transferencias, ya que no es fácil para ningún banco privado no atender los pedidos de transacciones de un banco oficial. Sin embargo el proceso no es para nada sencillo ya que se debe hacer una transferencia a los bancos en Europa y desde allí realizar las transacciones a Estados Unidos para el pago de las máquinas y repuestos, lo que significa, sin dudas, mayores costos para las empresas.

Alfaro, explica que esta situación está impactando "mucho y peligrosamente, porque a veces llega el momento del pago de las tasas al estado y se ha tenido que ir con bolsas de efectivo. Esto acarrea un costo extra y el peligro de esos dineros en las bóvedas de los casinos. Es una situación preocupante, que como situación no está afectando al jugador, pero sí está afectando la operación de los casinos, porque es una operación mucho más complicada".

Pero éste no es el único escollo que sufre la industria de los
casinos en Panamá, sino que además está siendo fuertemente golpeada por la tasa de impuestos que se han puesto de forma directa al jugador. Esto ha sido un golpe a la industria ya que "se ha dado la pérdida de más de 3.000 empleos debido a la reducción sobre todo, en las mesas de juego que son los que más personal ocupan y ahí hay una enorme reducción, porque el jugador se niega a pagar un impuesto si él no ha ganado", dice y añade que "los ingresos del estado por motivos de tasas de juegos de azar, se han reducido en muchos millones de dólares de lo que pagan las empresas por concepto de juego, desde que el impuesto salió. Ahora ellos están cobrando lo que paga el jugador por retiro de dinero. Entonces ven que pierden por un lado y ganan por el otro, pero en realidad no es así".

Para él, ésta es una posición equivocada que el gobierno de Panamá tomó en su momento, a pesar de que se sabía plenamente que es un tipo de impuesto que no existe en ninguna otra parte del mundo, porque es algo inédito que se cobre un impuesto por perder. "Se sabe lo que es para un gobierno aceptar que se equivocó y cambiar una ley que significa quitar un impuesto a los casinos, políticamente no es bueno en ninguna parte. Si usted pone una ley para cobrarle más impuestos a los casinos en cualquier parte del mundo, eso es bueno. Si hace una ley para quitarle un impuesto al casino, en todas partes, es malo. Estamos buscando alternativas y posibilidades para eliminar el daño que esto está causando, pero es una lucha muy difícil", relata.

Esta situación adversa ha modificado el panorama de la industria de los casinos en Panamá, porque éstos se están reduciendo en tamaño y todo lo que tenga que ver con la formación de nuevos puestos de trabajo, se está eliminando. "Esperamos no tener que reducir turnos de trabajo, pero quizás en vez de tres turnos se hagan nada más que dos, que serían los siguientes pasos. Esperamos no llegar a eso, pero el panorama no es bueno en ese sentido. Sobre todo el turista cuando se entera que le van a cobrar un impuesto si pierde, no juega", dice.

Para Alfaro, el tema de que los bancos internacionales no quieran operar con los bancos locales, no pasa de ninguna manera por un tema de lavado de dinero, del cual Panamá ya esta libre. Él explica que esta medida apunta a dañar a la industria bancaria de Panamá y al negocio de la zona libre porque de esa manera se beneficia a otras zonas libres y a otras industrias bancarias. "Por ejemplo, un panameño para abrir una cuenta en un banco local, necesita entre 15 y 20 días y horas de papeleo; pero ese mismo panameño puede irse a Miami y abrir una cuenta en media hora ¿dígame por qué? ¿Adónde quieren que guarde mi dinero, en los bancos de Panamá o en los bancos de Miami?"


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner