Fase Final Del Proyecto Que Regulará El Juego Online Y las Apuestas Deportivas En Perú

El proyecto de ley que regulará el juego online y las apuestas deportivas en el Perú está pasando por sus últimos retoques antes de ser tratada por el Congreso Nacional para convertirse en ley. El director general de Juegos de Casinos y Máquinas Tragamonedas del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo del Perú (Mincetur), Manuel San Román Benavente, explicó que el organismo que dirige terminó de cerrar con el Ministerio de Economía y Finanzas el tema tributario, uno de los pocos que quedaban pendientes.

Durante una entrevista con El Diario del Juego, el funcionario precisó que "ya se ha fijado que el impuesto al juego online y apuestas deportivas será del 12 por ciento de las ganancias netas. También hay un dos por ciento que pueden descontar las plataformas, previo al pago del 12 por ciento, por razones de mantenimientos de redes y de sistemas. Además se acplicará un impuesto selectivo al consumo del 1 por ciento con respecto a cada apuesta. Esa es la propuesta que debería entrar al Congreso", explicó.

El proyecto de ley tendrá ahora pasar por diferentes circuitos, como el consejo de Viceministros, entidad que tiene potestad para refrendar y opinar sobre todos los proyectos emitidos por el ejecutivo. San Román señala que si o hay observaciones por parte de ninguno de los viceministros, el ejecutivo ya tendría en sus manos el proyecto terminado y sólo quedará enviarlo al congreso para su tratamiento y eventual aprobación. "Yo creo que el tema que más nos demoró fue el tema tributario; explicar al ministerio de economía y finanzas cuál es la filosofía de este sistema, cómo es el tema del juego, cómo son las plataformas, cómo son los proveedores y cómo son los sistemas que se quieren implementar, por tanto lo que nos falta una vez aprobada esta ley, y estamos ya trabajando, es aquello referido a su reglamentación, sostuvo.

Sin embargo, el director general del Mincetur advirtió que debido a los tiempos propios del Congreso, nadie puede asegurar cuándo ese proyecto puede ser tratado, porque antes de bajar al recinto, debe ser auditado por las comisiones de Comercio exterior y de Economía. "Visto eso, cada comisión hace un dictamen y en base a ese dictamen pasaría al pleno y el pleno votaría el tema de la ley. La parte buena de esto es que en el Congreso existen ya otros tres proyectos de ley que de alguna manera han estado esperando que llegue el proyecto del ejecutivo, nuestro proyecto, así que estamos sobre esto", reveló.

En el mientras tanto, existen ya varias empresas que están operando en el Perú ofertas de juegos online y apuestas deportivas, inclusive cinco de ellas, Intralot, Apuestas Total, Betsan, Dorado Bet y Live Sport, formaron la Asociación Peruana de Apuestas Deportivas en Línea y Afines (Apadela), con vistas a estar preparadas para la futura regulación. San Román explica que, además de estas cinco, hay más empresas que están trabajando en el país y que el Mincetur recomendó que, si bien no hay prohibición de que operen en el país, lo mínimo que tienen que hacer es formar una razón social y pagar el impuesto a la renta.

Con respecto a Apadela, el regulador señaló que es una asociación formada por estas empresas para tratar de resolver en conjunto el tema de la legalidad y desarrollar intereses comunes entre ellas. "Es muy poca la relación que tengo con ellos, más tengo una relación con los operadores que están viniendo. Pero no tengo ningún problema que
venga la gente de Apadela y recibirlos porque siempre hemos tenido una política de puertas abiertas. Muchas empresas están viniendo y planteando sus preocupaciones, sus dudas y sus cuestionamientos. Yo veo que hay bastante aceptación al proyecto de ley", dijo.

Cabe señalar que los ingresos actuales del juego en Perú alcanzan los 2500 millones de Soles al año (unos 738 millones de dólares), de los cuales el 90 por ciento corresponde al premios, y sobre el 10 por ciento restante es donde se aplica el 12 por ciento y el impuesto a la renta. Si bien el juego en línea va a pagar la misma tasa, la distribución de los ingresos va a ser muy diferente. "Ahora ese impuesto del 12 por ciento, a diferencia de las salas presenciales donde había una distribución del impuesto respecto a las municipalidades y al Instituto Peruano del Deporte, en el caso del juego en línea va a haber una caja única, es decir que todo debería ir al tesoro. Pero nosotros hemos sustentado que si estamos regulando, autorizando, fiscalizando y controlando la actividad, una parte del impuesto debería ir al Mincetur, porque vamos a tener que generar y contratar equipos y personal para el sistema de supervisión y control" explicó San Román.

El tema de la distribución de los ingresos que generará el juego en línea en un futuro mercado regulado, está generando ansiedad en el Ejecutivo peruano. La cifra de 2500 millones de soles al año podría aumentar de forma insospechada, ya que hasta el momento no se realizaron estudios de proyección con un posible mercado regulado. San Román aclaró que falta que se consideren a muchas empresas grandes que van a entrar al país cuando el mercado haya sido regulado, porque son empresas que por política no entran en países donde el juego en línea opera desde zonas grises. "Estas empresas van a entrar con temas de publicidad y de sponsoría, lo cual haría que suban las apuestas. Además vienen ahora las eliminatorias del mundial y algunos torneos de tenis que harán que las apuestas deportivas suban significativamente. Nosotros esperamos que para esa época tengamos el proyecto en curso y que el estado tenga control de esta actividad".

El proyecto de ley prohíbe que se haga publicidad o cualquier tipo de sponsoría a aquellas empresas o plataformas que no están autorizadas por el ministerio, lo que significa que toda empresa que tenga autorización y esté bajo la ley podrá realizar convenios comerciales con equipo de fútbol o básquet, entre otros, siempre que se apegue a las normas de juego responsable. San Román agregó que "la parte buena de las empresas que logren una autorización del Perú será que ellos podrán usar el logotipo del Ministerio como compañías autorizadas y fiscalizadas por nosotros, algo que no podrán hacer quienes no tengan autorización, y estas empresas por el tipo de negocio, sin publicidad no pueden subsistir".


 

 


 
Banner
Banner
Banner