Los Casino Ilegales De Monterrey

Leopoldo Mendivil

Por Leopoldo Mendivil

En medio de los ecos de las balaceras recientes, el alcalde de Monterrey Fernando Larrazábal Bretón aprovechaba el impacto de una seguidilla de cuatro asaltos a casinos ocurridos en la misma madrugada (ver nota) para increpar a los jueces locales y a los funcionarios federales por su, cuanto menos, inoperancia para poner ajustada a derecho la actividad que desarrollan las salas de juego de azar. Nuestro columnista mexicano nos dice aca, con nombre y apellido lo que esta y lo que falta, sala por sala.

 LIC. FRANCISCO BLAKE MORA, SECRETARIO DE GOBERNACIÓN:

No hay leyes; salvo la ley de que no hay leyes

John Wheeler


Supongo que José Natividad González Parás gobernó bajo la norma del epígrafe de esta entrega, al menos en su trato con los adictos a los negocios ilegales, como los casinos, antes denominados apenas casas -o centros- de juegos y sorteos: o sea, debemos suponer, de a cómo y va. Ampárate y ya.

De ahí las cifras que titulan esta entrega. Supongo, secretario Blake, que ya el área del ramo en Segob le hizo estas cuentas y quizás hasta le contó cómo se armaron.

Nunca antes, según entiendo, se habían dado a conocer estas vergonzosas cifras de 31 casinos ilegales operando en Nuevo León, contra sólo 19 legales. Comencemos hoy por el apaleado municipio de Monterrey, en donde la diferencia es de 16 casinos ilegales contra sólo nueve legales. Le doy la lista de los primeros, con su respectiva situación jurídica:

1.- El Folliati, ubicado en la calle Ciudad Victoria 3513 A, colonia Mitras Norte. No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

2.- El Viva México, en Plaza Céntrica, colonia Del Prado. No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

3.- El New York, en la avenida Enrique C. Livas, colonia Vistahermosa. No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

4.- El Miravalle Palace, en la avenida San Pedro 111 y 117 Norte, colonia Miravalle. No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

5.- El Red Casino Enterteinment, en avenida San Jerónimo. No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

6.- El Royale, en avenida San Jerónimo s/n. Vuelta: No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

7.- El Paradise, en avenida Ignacio Morones Prieto 2323, colonia San Francisco. No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

8.- El Club 909, de la calle Lisboa 1050, colonia Mirador. Para variar, no tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y
dados.

9.- El Hollywood  Enterteinment, de Degollado y Constitución, sector Obispado. Lo mismo: No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

10.- El malfamosísimo Revolución, de avenida Revolución 114 Sur, colonia Buenos Aires, y la lista engorda: No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

11.- El  Jubilee, de avenida Revolución; no tengo el número pero sí la repetición: No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

12.- El Crystal Palace, también de avenida Revolución; no tengo el número, ¿pero qué cree?: No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

13.- La Isla del Tesoro, en Plaza la Silla, avenida Garza Sada y ¡otra vez! no tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

14.- El Hollywood Enterteinment, de la Carretera Nacional Km. 271 y, ya sabía, no tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

15.- El Poker Room, el más cínico, en avenida  Revolución, quién sabe qué número, porque confiesa su ilegalidad: No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados. Y finalmente,

16.- El Winland, de la avenida Garza Sada esquina con Alfonso Reyes, colonia Altavista. ¡Noticia...!, No tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados.

Hubiera ahorrado mucho espacio especificando, simplemente, que ninguno tiene permiso de Segob ni anuencia municipal requerida por el artículo 22 fracción IX del Reglamento de la Ley Federal de Juegos y Sorteos. Además, se permiten juegos aún prohibidos por la ley: naipes, ruleta y dados... Pero pura insidia mía, secretario, para destacar el cuento que es posible que los 16 casinos ilegales violan total y absolutamente la vieja y mala Ley Federal de Juegos y Sorteos, pero es vigente y se debe respetar. Cierto, José Natividad González Parás lo propició, pero Gobernación lo dejó correr y usted es claro que nada ha hecho para corregir la situación.

Sé que no es fácil; que en estos años todo se complicó en Nuevo León ¿por culpa de...?


 

 


 
Banner
Banner
Banner