Mientras Marina del Sol y Francisco Leiva insisten en que Enjoy pudo tener acceso a información privilegiada para que sus acciones crecieran de forma abrupta, la empresa arremetió argumentando que el gremio de casinos hizo lobby para que Leiva fuese considerado un potencial candidato para ocupar nuevamente la Superintendencia.

Al respecto, el extitular de la Superintendencia de Casinos de Juegos (SCJ) explicó que si bien tuvo conversaciones con algunos operadores de casinos que lo contactaron para intercambiar opiniones respecto de la situación de la industria en Chile, no se habló de nada relacionado con su postulación como superintendente.
Según Leiva, la decisión de Enjoy de abandonar la Asociación Chilena de Casinos de Juego tiene relación con la oposición de gremio para utilizar máquinas usadas. "Enjoy tenía suspendida su participación en ese organismo desde hacía varios meses, debido a discrepancias para modificar la normativa que exige a los operadores usar máquinas de azar nuevas”.

En el marco de esta controversia entre el exfuncionario y la empresa operadora, Leiva consideró que lo más importante es que se investigue si hubo uso de información privilegiada, ya que previo a que fuese pública la circular 84 de la Superintendencia de Casinos, hubo un incremento inexplicable en la cantidad de acciones transadas y en el precio de la acción de Enjoy.
Inclusive el abogado de la empresa Marina del Sol, Mario Rojas, explicó en declaraciones radiales que “si alguien debe averiguar qué pasó con estas operaciones, si alguien supo de ésto y por qué ocurrió este salto del 6 por ciento (en el precio de las acciones de Enjoy), es la Superintendencia de Valores, no podemos investigar los privados”, y añadió que si se medía el precio de la acción a fines del mes de febrero, había subido un 21,3 por ciento. “Eso significa millones de dólares en días por decisión del Superintendente, que sacó estas circulares”.

Para Leiva “esta investigación está dentro del ámbito de competencia de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), lo que debe contribuir al desarrollo del mercado financiero y a preservar la confianza de sus participantes. Se debe investigar quiénes fueron los compradores y si éstos tienen alguna relación con algún actor de la industria de casinos o con el regulador. Creo que es necesario que dicha investigación se efectúe para dilucidar que no haya existido uso de información privilegiada”.

La circular 84 considera que las actuales concesiones municipales no se extinguen el 31 de diciembre de 2017, sino que éstas pueden seguir operando hasta la fecha en que se inicie la operación de los nuevos permisionarios. Sin embargo, para algunos conocedores de la normativa, esa interpretación atenta contra el texto expreso de la ley de Casinos, que en su artículo 2º de Disposiciones Transitorias puntualiza que “cualquier nuevo contrato de concesión o las prórrogas o renovaciones de los contratos vigentes a la fecha en que entre a regir la presente ley, que se dispongan con posterioridad a ésta, sólo podrán extenderse hasta el 31 de diciembre de 2017.” Para Leiva, “está expresamente normado que los actuales siete casinos municipales deberán dejar de funcionar a las 24 horas del 31 de diciembre de 2017”.

El exsuperintendente dijo desconocer las razones que llevaron a García a emitir la circular 84 en el último día de su cargo, “pero su contenido es manifiestamente ilegal, ya que atenta contra el texto expreso de la ley de casinos de juego”. Con la aplicación de la circular 84, se entiende que las actuales siete concesiones de los casinos municipales no deben finalizar su funcionamiento el 31 de diciembre de este año, tal como lo establece la ley de casinos, sino que podrían seguir funcionando hasta que inicie la operación el licenciatario que obtenga el nuevo permiso.

Además, la fecha de las nuevas autorizaciones es incierta, ya que el proceso de otorgamiento de los permisos está actualmente paralizado por orden judicial. “En consecuencia, no sólo Enjoy, sino que todos los actuales operadores de los casinos municipales se ven beneficiados con la interpretación de la SCJ, ya que continuarán obteniendo utilidades por seguir operando los casinos más allá de la fecha límite que establece la ley de casinos de juego”, por lo tanto "tiene justificación económica que con posterioridad a que se hiciera pública la circular 84, haya aumentado el precio de la acción de Enjoy".