"El IPLyC Nunca Entendió La Actividad Hípica"

El secretario de Actas, Prensa y Difusión del Sindicato de Empleados Mensualizados del Hipódromo de La Plata, Juan Pablo Alegre, afirmó que "el Instituto de Loterías y Casinos de la provincia de Buenos Aires, nunca entendió la actividad hípica", y que actualmente “el subdesarrollo estructural que tiene el hipódromo es importante. Las oficinas están desmanteladas, no hay insumos para el desarrollo de las actividades, los empleados muchas veces no pueden trabajar por falta de los insumos mínimos e indispensables”.

Alegre expresó que "en la ciudad de La Plata ocurre que el hipódromo tiene un problema estructural fuerte porque está administrado fuera del marco de la ley. La ley contempla que puede ser una sociedad anónima del estado, un ente autárquico, o puede estar privatizado. Actualmente no se engloba en ninguno de estas opciones, sino que está completamente dependiente del Instituto de Loterías y Casinos de la provincia de Buenos Aires, que nunca entendió la actividad hípica. Hemos pedido cinco reuniones con los directivos y no nos han atendido".

"Solamente por el marco de la ley, se envía el 66% de la subvención para ensanchar la bolsa de premios. Es lo que convierte a la actividad hípica de la ciudad en una de las más atractivas, son premios altos y se paga a la semana. Pero el subdesarrollo estructural que tiene el hipódromo de La Plata es importante. Las oficinas están desmanteladas, no hay insumos para el desarrollo de las actividades, los empleados muchas veces no pueden trabajar por falta de los insumos mínimos e indispensables. Con la gravedad de que cada administración quiere hacer pesar sobre los trabajadores, la falta de concreción de los proyectos", afirmó el dirigente gremial en declaraciones al portal Realpolitik.

Alegre confió sin embargo que con el administrador Sergio Fernández "tenemos un diálogo constante. En el marco de las posibilidades, que son muy pocas, con la administración del Hipódromo no hemos tenido conflictos, ni persecución gremial. La administración tiene problemas porque no tiene recursos para administrar. Mientras el hipódromo no tenga su autarquía, desde que Lotería sí hizo acopio de los recursos del hipódromo, es complicado administrarlo y con una caja chica no puede hacer milagros".

El gremialista explicó asimismo que la situación de los trabajadores que representa "es lamentable" y que "la modalidad del juego ha cambiado, la cultura ha virado por otros juegos que tienen más impacto. Los casinos, las tragamonedas han capitalizado gran parte del juego, propio de nuestra era. La gente tiene dos horas, y se encierra en un bingo cada vez que puede".

"En cambio en el hipódromo -agregó-, tenés que estudiar el programa, esperar media hora, saber de caballos, porque no es juego de azar, es un juego que se resuelve por experticia. Es como un partido de fútbol, donde no gana el que tiene suerte, sino el que está más entrenado, el que planteó mejor la estrategia. En las carreras de caballos pasa lo mismo, requiere un conocimiento previo del apostador que le lleva aproximadamente un día entero. Las carreras comienzan a las 14.00 y terminan a las 22.00.

Este cambio en la sociedad ha implicado en los últimos cincuenta años un retroceso de la actividad. La última época rentable de los hipódromos en la provincia de Buenos Aires fue hasta la década del 90. Hasta ahí empresas privadas podían sostener la actividad a partir del margen de rentabilidad del hipódromo".

"A partir de 1999, las bolsas de premios, que se compone a partir de la bolsa de premios que se genera en cada reunión, pasaron a ser deficientes, no alcanzaban a cubrir todos los gastos de la actividad, pagar los premios de los jockeys, los vareadores, que es lo que permite potenciar la actividad.

Con la crisis del 2001, la actividad se afectó mucho al punto de que el hipódromo de La Plata tuvo que cerrar. La Plata genera 5 mil puestos de trabajo, en la provincia de Buenos Aires llega a los 150 mil puestos de trabajo, y a nivel nacional son casi medio millón de personas que de manera directa o indirecta subsisten a partir del turf, con lo que se convierte en un factor social importante".

Precisó que "desde el año 1999 todas las organizaciones, instituciones y sindicatos que estamos volcados a la actividad hípica impulsamos una ley para proteger y salvar la actividad del turf.

Y es la 12.353 que plantea una subvención a los hipódromos de la provincia de Buenos Aires, en donde se le hace una extracción específica a la ganancia de las tragamonedas de los bingos y casinos. El 66% de esa subvención va directamente a ensanchar la bolsa de premios y el resto es para mantenimiento de la infraestructura de los hipódromos. Es para salvar la actividad".


 

 

Fuente:realpolitik.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner