“La Dirigencia Hípica Se Quedó Muy Dormida Y Se Conformó Con El Subsidio"

El veterinario Marcelo Valle, vinculado al ambiente del turf en Tandil, compartió su mirada frente al alerta que encendió una eventual disminución en los subsidios por parte del Gobierno de la provincia de Buenos Aires, en el marco del paquete de medidas impulsadas contra el juego. El profesional garantizó que el Hipódromo “no va a cerrar” y adelantó que “la idea es que gente de Tandil maneje el Hipódromo”.

El profesional se enfocó en la cantidad de personas que dependen de la actividad en Tandil al estimar que cerca de medio centenar de familias tiene vinculación con el Hipódromo local, y abonó así la visión del sector como generador de empleo.

En tanto, también deslizó que el circo de carreras local debería ser gestionado por tandilenses y si bien evitó ahondar en detalles, admitió la existencia de un grupo de personas interesado en trabajar en esta línea.

Tras un repaso de las distintas variables que intervienen en la problemática, Valle garantizó que el Hipódromo "no va a cerrar", pero no descartó una posible "merma en la actividad". No obstante se mostró esperanzado en que "la Gobernadora entienda lo que es la actividad hípica, aunque pida reglas más claras".

La problemática planteada es "más grande" ya que la posible baja de los subsidios no solo afectaría a Tandil sino también a los hipódromos de San Isidro, La Plata y Azul.

Analizó el contexto y marcó que será relevante conocer si se retira la totalidad del aporte o solo un porcentaje que, según el caso, permitiría un margen para continuar con las prestaciones.

"La dirigencia hípica a nivel nacional se quedó muy dormida porque se conformó con el subsidio y no hizo una gran promoción del turf como industria", cuestionó.

Al abordar la decisión que adoptó la gobernadora María Eugenia Vidal de avanzar hacia el sector en la lucha contra el juego, el profesional la calificó de "equivocada" ya que el turf es una actividad "generadora de trabajo" y además, en el juego, tiene "cero incidencia".

Es por esas razones que "se ayuda desde el Estado a la industria, al que trabaja, no al que apuesta", explicó y aclaró que el Fondo Reparador de Turf no se conforma con el aporte de los contribuyentes bonaerenses sino con los recursos que genera el uso de las máquinas tragamonedas.

"El Estado subvenciona una producción que da trabajo" y que en la provincia de Buenos Aires se traduce en unas "100 mil personas que vivimos directamente del turf", que se inicia en los haras donde se crían los caballos (empleados del campo, veterinarios, ingenieros agrónomos, entre otros), y continúa con la venta de potrillos mediante compañías que se dedican a eso y con el comprador.

Para Valle, el turf es la actividad hípica "más importante" en
Argentina porque "es la que siempre marca la tendencia".

La actividad en Tandil

En el caso de Tandil, se organizan carreras una vez por mes según lo que establece la ley, y los subsidios que otorga el Estado debe ir al mantenimiento de las pistas de carrera y a premios.

Indicó que es bajo el nivel de apuestas en el Hipódromo e insistió con que "el problema no es el juego".

El veterinario Marcelo Valle opinó sobre la situación que se avecina frente a la eventual reducción de los subsidios de la Provincia.

Al abordar la situación actual, Valle sostuvo que en la ciudad "no se ha logrado la explosión en la actividad que nosotros quisiéramos que tenga", más aún en comparación con Azul.

No obstante, estimó que en la ciudad "trabajan y viven" de esta actividad entre 40 y 50 familias. "Somos muchos menos que en Azul porque es otra idiosincrasia", enfatizó, por eso llamó a "trabajar y fomentar" un sector que "deja plata" en Villa Aguirre.

Independientemente de las carreras, que son una vez al mes, el veterinario indicó que "lo importante son los propietarios que tienen caballos en el Hipódromo y que todos los meses pagan su pensión".

En otro pasaje de la entrevista, el dirigente del massismo abordó el escenario en caso de que la actual concesión de la pista de carreras decida dar un paso al costado ante la imposibilidad de sostener la estructura si disminuye el aporte del Estado. Y señaló que el Jockey Club de Azul "tiene un contrato que se le vence en agosto" de este año, con prórroga hasta diciembre.

No obstante, y sin brindar mayores precisiones, adelantó que "la idea es que gente de Tandil maneje el Hipódromo", en referencia a una propuesta que incluye a personas "con ganas de trabajar y colaborar".

Aclaró que esta postura dependerá de la decisión del club Hípico, entidad propietaria del predio de Peyrel y Darragueira. "Si el Estado se retira, obviamente es mucho más difícil; esperamos que la Gobernadora entienda la importancia de la industria y vemos bien que luche contra el juego, pero el turf no mueve el amperímetro en cuanto a la ludopatía", ratificó.

Al volver sobre la intención de un "grupo que se ha ofrecido para colaborar" con la administración de la pista de carreras local, revalidó que la institución tendrá la última palabra.


 

 

Fuente:www.eleco.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner