"El Sector Necesita Un Salvavidas Que Le Dé Oxigenación"

Los empresarios del sector de los juegos de azar en Colombia están reclamando que el gobierno los incluya en el plan nacional de desarrollo. Elizabeth Maya, titular de Cornazar, explicó que en la actualidad la industria paga un piso de tasa impositiva incluso sobre las máquinas inactivas. “Nosotros pretendemos que el cálculo de los impuestos del juego de azar sea determinado por un 12 por ciento sobre los ingresos brutos menos la suma de los premios pagados, sin ningún tipo de presuntiva ni cobro fijo”.

Maya explicó que en la actualidad el sector de los juegos de suerte y azar está pasando por una etapa de estancamiento, falta de crecimiento y poca sustentabilidad, cuestión que puede cambiar si la industria fuese beneficiada con las medidas contempladas en el Plan Nacional de Desarrollo impulsado por el gobierno colombiano. "Esto permitirá que se estabilice y piense en un portafolio de servicios, un abanico de juegos mucho más interesantes para el usuario. El sector necesita un salvavidas que le dé una oxigenación, que le dé una oportunidad de desarrollo y sustentabilidad y que establezca un cobro más justo. A raíz de esta situación decidimos llevar a cabo este pedido", indicó y añadió que los impuestos deberían cobrarse sobre las utilidades y no sobre las pérdidas.

El plan nacional de Desarrollo firmado por el presidente Iván Duque Márquez establece las bases para la protección de las libertades individuales y de los bienes públicos; plantea expandir las oportunidades de los colombianos a través del estímulo al emprendimiento, la formalización del trabajo y las actividades económicas, y busca establecer un sistema de igualdad por medio de una política social moderna orientada a lograr la inclusión social y productiva.

Las cámaras empresarias que nuclean la actividad del juego de azar en Colombia pidieron a Coljuegos que el decreto se aplique a la actividad, pues entienden que al ser un pacto de Colombia por la legalidad, la entidad debería apoyar a los empresarios para que sean incluidos de manera inmediata en este plan. "Pienso que el objetivo más grande de este proceso es remover los obstáculos que nos dificultan la operación y transformar las condiciones que tenemos hasta el momento, por otras más favorables que posibiliten el crecimiento económico, tanto para los ingresos del Estado como para los ingresos del empresario", indicó Maya.

Para ella, debería haber un más claro equilibrio en las oportunidades. "Si en este momento no abro un local o mejoro mis casinos es porque no tengo el dinero, porque los impuestos son demasiado altos, yo no tengo como respirar y tengo mi negocio estancado. En cuanto tenga un respiro puedo ensayar nuevos productos, abrir nuevas salas y mi portafolios de servicios. Además, algo muy importante que a todo el mundo he dicho, ésta es la oportunidad más grande que tiene el Estado de invitar a los informales a ser formales, porque es la oportunidad de un impuesto mucho más económico, mucho más fácil de pagar y que reunirá las condiciones necesarias para que el ilegal se transforme en legal. De ahí vamos a tener un equilibrio, todos", indicó.

Tanto Cornazar, como Fecoljuegos y Asojuegos, las tres entidades empresariales más importantes de Colombia,
pidieron que esta ley sea de aplicación inmediata para la industria. Elizabeth Maya explicó que las empresas de juegos tienen una herramienta de liquidación creada por el mismo organismo regulador al comienzo de la aplicación de los sistemas de conectividad. "Ya no hay que ensayar porque llevamos dos años con ella, simplemente hay que hacer algunos cambios que nos permitan modificar el valor total y esto sería lo único por hacer. Nosotros estamos listos para cumplir, pero también queremos que la entidad colabore para que este direccionamiento sea de manera inmediata como lo constituye y o instituye el Plan Nacional de Desarrollo", dijo y explicó que la ecuación implica, simplemente, "la suma de todas las máquinas en sus contadores de entrada, menos la suma de todos sus contadores de salida y así queda el neto para aplicar una tasa".

Además señaló que "el modelo de desarrollo que ha trabajado el presidente de la República es legalidad más emprendimiento, nosotros tenemos que trabajar y estamos comprometidos con la legalidad, tenemos que ser emprendedores y siempre lo hemos sido con responsabilidad. Pedimos una equidad, un cobro justo que nos permita tener todas las líneas que el estado necesita para recaudar los dineros de la salud y para que nuestros negocios sean sostenibles, porque si nosotros tenemos una empresa de éstas, no estamos trabajando para cuidar la salud solamente, también tenemos que trabajar para nosotros y todos los empleados que tenemos directos e indirectos, y para pagar todas las obligaciones operativas que nos pide la misma actividad". Por lo expuesto por la titular de Cornazar, las entidades están desarrollando un documento técnico para hacerle llegar su posición al presidente colombiano Iván Duque Márquez.

Los empresarios entienden que el gobierno esté temeroso de que bajen los ingresos devenidos del juego para cubrir las necesidades del sistema de salud. Sin embargo, indican que han explicado a Coljuegos que la curva de ingresos crecerá en la medida que el sector tenga la oportunidad de crecimiento. "Primero que todo se incrementará la formalización y además de eso aumentará el recaudo porque habrán más oportunidades para que el empresario suba su parque de máquinas y su número de salas, y esto incidirá en la recaudación". Para Maya, si bien al principio puede tener un impacto para la recaudación, en el mediano plazo la industria crecerá mucho más y generará más recursos tanto para la administración de Coljuegos como para el sistema de salud. "Lo que nosotros buscamos es una equidad donde haya un cobro justo, garantizando los dineros de la salud, pero también que nos permita el sostén y el crecimiento de nuestras empresas".


 

 


 
Banner
Banner
Banner