Alfaro: Los Casinos "No Han Tenido Ninguna Investigación Ni Acusación" Por Blanqueo De Capitales

Hace algo más de un mes el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) puso nuevamente a Panamá en su lista gris. El anuncio hizo que representantes del país ístmico acusara a los expertos del grupo antilavado de no usar la misma vara para catalogarlos con relación a otros países. En este contexto, sin embargo, el sector de los casinos enfrenta un escenario que se mantienen sin cambios significativos ya que las restricciones bancarias se mantienen, pero al menos no se han incrementado.

Antonio Alfaro, titular de ASAJA (Asociación de Administradores de Juegos de Azar) explicó que con la entrada del nuevo gobierno los diferentes sectores de la economía, casinos incluidos, esperan que genere acciones dirigidas a resolver los problemas con los sectores que son quienes realmente llevan a Panamá a estas listas. Para él, el nuevo gobierno debe poner en conocimiento público a los sectores que cumplen al cien por ciento las normas del control del lavado y blanqueo de capitales, "entre ellos los casinos completos que en 20 años no han tenido ninguna investigación ni acusación por tal motivo".

Las actuales restricciones y limitaciones afectan básicamente a las transferencias bancarias destinadas a la compra de equipos o repuestos para las máquinas tragamonedas. Además, se les dificulta a los clientes de torneos enviar sus inscripciones o incluso existen restricciones para el envío de sus ganancias, porque "son trámites muy demorados y complicados", precisó.

Para Alfaro el hecho de que Panamá esté nuevamente en la lista gris no responde a un sector de la economía determinado que no haya cumplido con las exigencias de la entidad internacional, pero señala que entre no cumplir con los registros y blanquear activos, existe un trecho enorme. "En todo caso el GAFI debería poner en alerta con el color que quieran a aquel sector que ellos asumen que no están debidamente controlados y hacer saber cuáles sectores
cumplen con todos ls requisitos, y no poner un color a todo un país. Eso es totalmente injusto", advierte.

Por su parte, el nuevo gobierno encabezado por el socialdemócrata Laurentino Cortizo, se enfrenta desde su primer día en la presidencia ante una atmósfera adversa, con sectores económicos crispados y con un PBI en caída desde hace más de tres años. Para expertos internacionales, el nuevo gobierno debería revisar la aplicación de las normativas porque no siempre han sido efectivas ni transparentes, debido a que el problema de fondo es la corrupción.

El nuevo presidente dijo que hará los ajustes necesarios en el sistema financiero para salir de la lista en el transcurso de un año. Pero esto no sería fácil, porque Cortizo se enfrenta a algunos sectores que ya acusaron al gobierno anterior de ceder soberanía al GAFI o a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y rechazan cualquier reforma bajo el argumento de un posible ataque internacional para acabar con el centro bancario panameño.

Carlos Guevara-Mann, profesor de Relaciones Internacionales de la Florida State University (FSU) en su sede panameña, explicó que lo no cree que el próximo gobierno se enfrente a la OCDE o al GAFI, sino que continuará la política de tratar de hacerles ver a esos organismos que Panamá se ajusta a sus parámetros. Para el experto, este gobierno no tiene intenciones reales de combatir supuestas presiones e influencias.


 

 


 
Banner
Banner
Banner