Gama: "Existe Una Necesidad Urgente De Adecuar Las Normas"

Para Luis Gama, al frente de la Dirección de Loterías y Quinielas de Uruguay desde hace 8 años, el juego online ha tomado desprevenidos a la mayoría de los reguladores de la región, haciendo que las legislaciones en esta materia hayan quedado desfasadas en el tiempo. Durante una entrevista con el Diario del Juego, el funcionario consideró también que sería muy positivo que algunos países de América Latina trabajasen juntos para desarrollar el juego de apuestas deportivas de carácter regional.

Según explicó, hacia el año 2000, cuando la mayoría de los países de la región legislaron en materia de juegos de azar, los portales online eran prácticamente inexistentes. “No se trabajó pensando en este fenómeno, por lo tanto, en general, se lo va corriendo desde atrás.Las normas legales no están actualizadas a los tiempos que vivimos ni siquiera en los términos que hoy se utiliza en la industria, con leyes o decretos que datan, en algunos casos, de hasta 50 años atrás”. Señaló que existe una gran deficiencia y una necesidad urgente de adecuar las normas.
En el mismo sentido, añadió que muchos reguladores de América Latina están trabajando en la adecuación y algunos han presentado proyectos en sus respectivas legislaturas, que con el paso del tiempo sin ser tratados se van convirtiendo en vetustos. “Nuestra industria es muy particular y no todos entienden lo que significan ciertas cosas, por lo tanto por desconocimiento no promueven instrumentos que para nosotros, como reguladores son vitales y claves. Creo que las leyes tienen que ser claras y actuales y es algo que la mayoría de los reguladores no tiene”.
Además, advirtió que debería existir una política para regular adecuadamente, combatiendo al juego ilegal, que respete al operador autorizado y que marque condiciones para obtener una licencia. “Hay algunos reguladores que han optado, como en el caso de Buenos Aires, por mantener un número determinado de licencias; hay otros como Colombia que no, que si cumplen determinados requisitos van a dar todas las licencias que sean necesarias y allí hay tres compañías que tienen casi el 90 por ciento del mercado. Hay algunos países que ni siquiera han comenzado a discutir el tema de la regulación del juego online y eso es un atraso muy grande”, se lamentó.
Indicó también que en la región hay países que todavía no han resuelto los problemas con el juego físico, por lo que sería impensable que comenzaran a trabajar con el online, ya que, si es complicado resolver el juego ilegal devenido del juego físico, es muy difícil que puedan manejar la modalidad online. “La regulación del juego en línea tiene que ser algo muy integral. En Uruguay se sacó una ley que abarca todo. Abarca el combatir al ilegal, respetar a la única licencia que tenemos de apuestas deportivas y bloquear las transacciones bancarias desde el Banco Central del Uruguay que tengan que ver con apuestas. Por lo tanto, es un trabajo conjunto entre varias organizaciones del Estado para poder hacer eso”, señaló.
El caso de Uruguay, con un solo operador que maneja el monopolio de las apuestas deportivas, puede que no se esté dando abasto con el mercado local a vistas que el gobierno bloqueó más de 1.200 sitios de esta índole que actuaban en el país con jugadores locales registrados. Gama defiende el carácter monopólico de la empresa Supermatch al explicar que “la oferta no tiene que ser desmedida. Tiene que ser de acuerdo a lo que el apostador requiere y necesita, y no en demasía. Una parte de la recaudación del Estado en materia de IVA va a proyectos de infraestructura para las divisiones formativas, para los juveniles de los clubes, tanto de la capital como en el interior del país”, señaló y dijo además que la concesión de un único operador no está diseñado para darle más ganancias a una empresa privada, sino para potenciarlo y así generar más recursos para ser transferidas a las instituciones deportivas.
Incluso resaltó que la concesión de un único operador para las apuestas deportivas responde a la primera etapa de un proyecto que facilita el combate contra el juego ilegal y la transferencia de recursos. “Después de esta etapa que estamos transitando, evaluaremos si el mercado sostiene alguna licencia más. Estoy dispuesto a estudiarlo y después será el parlamento a nivel nacional el encargado de decidir si se otorgan o no más licencias”, dijo.
En lo que respecta a la previsión del juego patológico, Gama agregó que la oficina que él preside está prestando atención a la lotería instantánea, porque es un “juego caliente”, donde la gente empieza a raspar y puede inducir a la compulsión. “Es ahí donde pudimos ver que existe una distorsión con respecto del juego. Estamos en permanente capacitación a los comerciantes, porque a veces los vendedores en su afán de vender olvidan determinadas cosas que nosotros como estado tenemos la responsabilidad de hacerlo.” También indicó que, tanto la oficina que preside como la Banca de Quiniela, están monitoreando lo relativo a las apuestas deportivas para controlar, sobre todo, los topes y el control de la minoridad.
En otro orden de cosas, Gama opinó que sería importante que algunos países de la región, sobre todo los que dan más seguridad jurídica y que tengan mejores regulaciones, puedan generar un juego regional relacionado con las apuestas deportivas. “Yo creo que en algún momento se debería empezar con no más de tres o cuatro países, porque deberían sacar nuevas legislaciones para poder hacerlo. Hay que tener cuidado en elegir bien los países de arranque, porque hay que ser realistas, hay unos que te dan más seguridad que otros y algunos son más creíbles que otros. Pero creo que tarde o temprano se impone algo a nivel regional, no tengo dudas de eso”.


 

 


 
Banner
Banner
Banner