Agencieros Piden Prórroga De Impuestos Y Créditos A Tasa 0%

La cuarentena impuesta por el gobierno argentino como una medida para frenar la expansión del COVID-19, está afectando a diversas actividades económicas que están por fuera de aquellas permitidas para satisfacer las necesidades básicas de la población. El sector de las agencias de lotería y quiniela mantiene cerrados sus locales y, según explica el titular de la cámara que los nuclea, es muy difícil sobrellevar la cuarentena para quienes dependen de los clientes diarios como la única forma para hacer frente a las deudas y obligaciones.

Marcelo Iglesias, presidente de la Cámara de Agentes Oficiales de Loterías y Afines Bonaerenses (CAOLAB), explicó que el aislamiento social impuesto por el gobierno nacional deja a la actividad en una situación delicada, porque "el total de nuestros asociados dependen de las ventas diarias para para pagar las deudas, impuestos, sueldos y mantener nuestros hogares y familias.

El titular de CAOLAB puntualizó que la gran mayoría de sus afiliados tendrán serias complicaciones económicas. "Esperemos que algunas resoluciones que tome el gobierno en los próximos días estén apuntadas a brindar ayuda ante los bancos, AFIP, entidades municipales, agencias de servicios y se congelen o rebajen los impuestos mientras pasa la emergencia". Agregó que el rubro de las agencias no está dentro de la carátula de PYME o Mini PYME, debido a "argumentos y tecnicismos tontos"  por lo cual quedan fuera de muchas de las ayudas que está brindando el gobierno.

"Como no somos monotributistas, estamos como tantas otras actividades que no van a poder resistir la cuarentena; peluquerías, tiendas de cotillón y regalos, indumentarias, calzado, electrodomésticos, bares, restaurantes, decoración, y tantas otras. Desde CAOLAB estamos atentos a todos los anuncios gubernamentales para que nuestros asesores profesionales asistan a nuestros socios", señaló Iglesias. La cámara está preparando propuestas para elevar al Instituto Provincial de Lotería y Casinos (IPLyC) en cuanto vuelva a abrir sus puertas para que los ayuden a sobrellevar la gran caída económica que están sufriendo.

"Estamos transitando instancias muy críticas y aún no tomamos conciencia de lo duro que puede ser, la preocupación de nuestra economía es importante, pero nuestra salud y de la nuestras familias lo es aún más", dijo Iglesias.

"Nosotros estamos trabajando en algunos pedidos a Lotería, al gobierno provincial y nacional, porque muchos decretos que van saliendo nos pasan a los agencieros por encima",. Iglesias agregó que además están realizando reuniones con la Comisión Directiva de Caolab a través de video conferencias para desarrollar de la mejor manera las solicitudes. "Necesitamos que cada pedido que se haga a las autoridades sea con coherencia y dentro del marco de esta grave situación que nos afecta a todos", consideró finalmente.

A través de un comunicado de prensa, la entidad especificó las medidas que reclama para paliar la situación del sector:

A) Durante el estado de cuarentena:

a.1.- Que el Instituto realice el esfuerzo económico de
adecuar nuestra facturación del mes de marzo, aplicándole un índice de 1,61%, y sobre esa base recalcular la comisión mensual. La diferencia surgida de dicha adecuación es imprescindible que sea otorgada al permisionario. Sustentamos nuestra solicitud en que dicho porcentaje (61%) surge al considerar el mes de marzo laborado en su totalidad, y no solo los 16 días en los cuales hubo actividad. Esta ayuda económica será por única vez, depositándose en el primer día hábil bancario, y siempre que la situación de cuarentena no se prolongue en el mes siguiente.

a.2.- Que se prorroguen los pagos del mantenimiento de Terminales, descontándose los días en que éstas no funcionaron.

B) Post cuarentena

b.1.- Que el IPLyC difiera, una vez vuelto a la actividad, desde el anteúltimo débito (correspondiente a los vencimientos del 19 y del 25 de marzo) y los siguientes siete días, para poder luego del octavo día empezar a efectuar los débitos de las cuentas bancarias de a uno, teniendo por lo menos una semana nuestras recaudaciones luego de reabrir las agencias, como un autofinanciamiento. Posteriormente, hacer lo movimientos cada siete días como lo hace la Lotería de la Ciudad de Buenos Aires, a excepción de cuando surja un saldo a favor en el balance del día, este pueda ser acreditado en la cuenta del agenciero, quedando el resto de las recaudaciones para hacer el neto semanal.

b.2.- En el caso de salidas de débito durante los primeros 15 días de reinicio de actividades, no se compute la salida, tomada como justificada por las consecuencias de la crisis provocada por el COVID-19.

b.3.- Establecer las comunicaciones que resulten menester, para que el Banco Provincia pueda otorgarnos créditos a tasa 0%, pudiendo ser el monto calculado sobre la base de las comisiones del último año informado por el IPLyC directamente a BAPRO, y que este lo acredite en forma inmediata con solo ser solicitado por el Permisionario Oficial.

b.4.-Propiciar ante autoridades de ARBA que en forma excepcional y extraordinaria, no se cobre a las Agencias el impuesto a los Ingresos Brutos por un lapso 60 días, permitiéndose luego ingresar el monto acumulado a una moratoria, o facilidad de pago.

b.5.- Que intercedan ante quién corresponda para que por un tiempo a determinar prudencialmente no se cobren cargas sociales, y se ofrezca una prórroga del Impuesto de Bienes Personales y a las Ganancias y sus anticipos. Además piden el no cobro de Impuestos Municipales (Seguridad e Higiene y Publicidad y Propaganda), y aumentar por un periodo prudencial la Comisión de Quiniela un 5%.


 

 


 
Banner
Banner
Banner