Presidente Del Club Los Indios: La Licencia Del Bingo Moreno Se Renovó Hasta El 2027

alt

Por Fabián Bataglia

Hace algunos años, el club era una simple sociedad de fomento con algunos valores agregados, como el amplio espacio edilicio a la incipiente escuela primaria, que comenzó con apenas 15 alumnos. Gracias a la licencia de juegos de azar que explota al bingo Moreno y a sus 6.000 socios entre activos y vitalicios, la entidad creció de forma exponencial en estos últimos años.

Osvaldo Benítez, presidente de la entidad, dice, mientras le muestra orgulloso a El Diario del Juego las flamantes instalaciones de las nuevas canchas de básquet, que el bingo es "sólo una parte del crecimiento", pero reconoce que gracias a los benéficos recibidos pudieron tener esta capacidad de desarrollo.

¿Qué se dispuso en la asamblea del 30 de marzo?

 En la asamblea se dispuso la renovación, con el visto bueno de los socios, para seguir con los beneficios que obtenemos del bingo Moreno. La licencia se renovó hasta el 2027, como todos los bingos, ya que era un requerimiento de la provincia y no como algo exclusivo de este club.

¿Cómo nace la relación del club con el bingo?

 Hace mucho tiempo, cuando estaban las primeras máquinas de juego, apareció la oportunidad de que el partido de Moreno sea una plaza donde funcionaran los juegos de azar y el bingo. Lógico que dos lugares con una misma licencia no eran compatibles, entonces nos sentamos a la mesa de las negociaciones, primero con la gente de lotería y después con la Provincia, porque acá confluyen todos los sectores. La Provincia está por un lado, Lotería por el otro, las entidades intermedias por el otro, y ahí, un grupo de personas que eran referentes en ese momento, llegaron al convencimiento que una de las posibilidades era que empiece a funcionar una casa de juegos de azar oficial, como es un bingo, que esté usufructuando una licencia que teníamos desde hace 20 ó 30 años atrás, cuando el Club tenía su bingo familiar y sus juegos de azar. Esto nos dio la posibilidad, después de múltiples gestiones llevadas a cabo por las personas que tenían en ese momento la dirigencia del club a partir de un convenio, tener la opción de contar con un beneficio como entidad de bien público.

Beneficios como la ampliación del colegio. Cuénteme un poco sobre esto.

 En la escuela, por un lado tenemos el nivel inicial, seguimos con el nivel primario el cual va  a cumplir diez años de vida y, con mucho orgullo, los primeros días de este año se inició el nuevo ciclo básico secundario. Lo bueno de todo esto es que, utilizando las instalaciones del club, la
orientación va a ser deportiva. Es el único instituto educativo con orientación en educación física. Esto va a posibilitar que todos los alumnos que comenzaron el nivel inicial, continuaron con la primaria, la posibilidad de que puedan seguir disfrutando de las instalaciones deportivas, porque la mayoría de los concurrentes a la escuela tienen prácticas de deportes. Inclusive, tenemos una selección de profesores que pueden atender los requerimientos deportivos para chicos con problemas de salud.

Este club es eminentemente basquetbolístico, ¿qué se pudo hacer gracias a los ingresos y a la mayor masa de socios con respecto a este deporte?

 A fines del 2007 teníamos un gimnasio con el piso de baldosa que dificultaba la práctica deportiva porque, al trabajar en una superficie tan dura, ocasionaba a los deportistas los típicos inconvenientes en su masa muscular y ósea, con esguinces, ligamentos rotos o problemas en los tobillos. Gracias un cambio importante en la conducción del club, se empezó a apuntar al deporte y a la educación con inclusión social, que es una de las características de este club. Arrancamos con una cancha de básquet con pisos de parquet, que fue una inversión muy elevada que sin embargo se pudo llevar a cabo, gracias a la generación de recursos genuinos y al crecimiento de la masa de socios. Esto nos llevó a poner en marcha la creación de otra cancha más chica, también con piso de parquet y tablero electrónico.

Nos vimos  en la necesidad de generar un espacio más grande y la única forma, porque nosotros no tenemos espacios verdes, fue construir para arriba y bajo la cancha de básquet está el nuevo natatorio. Ahora, si bien el bingo no es el artífice del cien por ciento de este crecimiento, sí es una parte importante.

¿El club tiene algún programa de responsabilidad social con respecto a los juegos de azar?

 Se podría comenzar a hablar, a pesar de que acá en el club no hay juegos de azar sino áreas netamente deportivas. Pero si existiera la necesidad, no habría ningún tipo de inconveniente. Pero tendríamos que generar un gabinete para trabajar sobre ese tema y los problemas que acarrea.


 

 


 
Banner
Banner
Banner