Juego, Política Y Elecciones

alt

Por Juan José Marc*

Los Estados detentan el monopolio de los juegos de azar. Los políticos manejan el Estado. El oscurantismo, la falta de transparencia y las sospechas de corrupción sobrevuelan las acciones y las inacciones regulatorias sobre los juegos de azar. La proximidad de un año electoral que trae imbricado un recambio del poder político en Argentina, exacerba las aristas menos agraciadas de este escenario.

Mientras en Mendoza, el regulador de la política de juegos de azar, Carlos Bianchinelli, abandona su cargo porque no está dispuesto a avalar las presiones que recibe para adjudicar dos licitaciones, en la AFA los dirigentes del fútbol argentino ponen en evidencia su mediocridad ante una fecha del torneo oficial cruzada por un paro general de actividades a nivel nacional.

Son los mismos dirigentes que - fallecido el mandamás del futbol de Argentina de los últimos 36 años, Julio Grondona- deben sacar adelante un proyecto de apuestas deportivas llamado Prode Bancado, que mas allá de estar sospechado de amaños varios, con gestiones como las que se están mostrando, seguro que no va a andar.

Paralelamente dirigentes políticos que han hecho carrera en los últimos años como fiscales morales de los juegos de azar y de las normas o la carencia de normas regulatorias, hoy saltan elegantemente -o no tanto- de cerco partidario, para asegurarse un lugar en el próximo oficialismo. ¿Será para sancionar las regulaciones pulcras y santas que faltan o para mojar el pancito en una salsa que muchos ambicionan probar?

En simultáneo, otros ámbitos más formales de la oposición proponen sancionar leyes de juego basadas en una ignorancia supina de lo que están regulando.

"Estamos trabajando en varios proyectos para poner fin a la proliferación y al descontrol que es el juego de azar en el país. En este caso hemos presentado un proyecto de Ley que pretende terminar con esa suerte de estímulo a la actividad de los juegos de azar que representan un sistema de control fiscal ineficiente y poco confiable", se dijo en la presentación de un proyecto de la oposición días pasados.

Un ex senador nacional y presidente del ente regulador de Misiones -Eduardo "Balero" Torres- dijo que los que hicieron
ese proyecto no saben nada. "No entienden ni el marco jurídico en el que están parados. Las leyes que pretenden sancionar desde el Congreso de la Nación no tienen jurisdicción en las provincias y el juego es una facultad no delegada. Esto demuestra la ignorancia de quienes lo proponen y la tozudez de no dejarse asesorar por gente que sepa un poco más".

Federico Poore, que no solo está en las antípodas de Torres, sino que esta enfrentado con él por el libro que escribió junto a Ramon Indart "El Poder del Juego", dijo en este diario refiriéndose a la presentación de otro proyecto generado por legisladores de cuño opositor, que "nos sorprendimos al encontrar, en casi todas las exposiciones, numerosas simplificaciones y un "no" cerrado a discutir modelos superadores lo cual, paradójicamente, le hace el juego a aquellos que buscan sacar por decreto un modelo que no discutieron con nadie".

Es decir que se esta logrando consensuar la idea acerca de que muchos políticos hablan de juego sin saber, sin dejarse asesorar y sin querer aprender, cuando son bien intencionados y a lo sumo aspiran a lograr algún aporte de campaña para su presupuesto 2015.

Los otros -espero que no sean los más- lo hacen porque lamentan estar afuera de este estofados y tratan de acercarse para ver si descubren, como ya dijimos, cual es la mejor manera de mojar el pancito en la salsa.

Mas allá de lo grave que es dar por aceptados y normales ciertos grados de corrupción como parte de la vida diaria, hay que tener en claro que voluntaria o involuntariamente cualquier limitación irresponsable es funcional al juego ilegal que aporta mucho dinero a las campañas y a los políticos.

Y como si esto fuera poco genera mecanismos para coadyuvar al desarrollo de otras lacras de la sociedad como la usura, el tráfico de sustancias y la trata de personas.


 

 

* Editor de http://eldiario.deljuego.com.ar

 

 


 
Banner
Banner
Banner