Los Estudiantes Que Les Ganaron A Los Casinos

Durante muchos años se han conocido experiencias e historias de expertos que han intentado ganarle a los casinos, algunos con éxito y otros con tristes finales. En 1990 un grupo de estudiantes demostró que el que apuesta no siempre pierde. Esta es la historia del equipo de Blackjack del MIT.

Bill Kaplan, un futuro estudiante de Harvard, le dijo a su madre que aplazaría su entrada a la Universidad para juntar dinero apostando. En 1977 el joven estudiante había leído un libro sobre el conteo de cartas y creía que podía utilizar un modelo matemático para hacer dinero jugando al Blackjack.

Kaplan inicio su aventura con una inversión de 1.000 dólares y en nueve meses sus ganancias alcanzaron los 35.000 dólares, pero su vida dio un giro cuando el líder de un grupo de estudiantes del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), le pidió que entrenara a otros integrantes que pasarían a la fama como el tristemente célebre equipo de Blackjack del MIT.

En 1992 con la industria del juego en auge y los nuevos megacasinos en ebullición, Kaplan y sus compañeros vieron una gran oportunidad y desembolsaron, entre todos, un millón de dólares para financiar una nueva empresa llamada Inversiones Estratégicas. A través de ella capacitarían a estudiantes destacados en el conteo de cartas, que luego serían enviados a los casinos.

Mike Aponte de 22 años, perfeccionó su técnica de conteo y recibió 40.000 dólares efectivo para jugar a nombre del equipo pero la felicidad no duró mucho y en sus primeros 10 minutos de juego en una mesa de Blackjack perdió 10.000 dólares.

Cuenta el estudiante:"Un anfitrión del casino se acercó enseguida, me saludó y me llevó a una suite penthouse. Tenía un jacuzzi, mesa de billar. Fue increíble. Yo estaba asombrado de la habitación, pero no la disfruté tanto como normalmente lo haría, porque todavía estaba molesto por haber perdido todo ese dinero". Pero como el juego es atrapante y de continuar apostando se trata, Aponte regresó a la universidad con un beneficio neto de aproximadamente 25.000 dólares

El joven cuenta que la habilidad para las matemáticas no era un problema para cualquier persona del MIT, pero "lo importante era estar a gusto y ser capaz de lidiar con la atención, porque el dinero atrae la atención". Tras varias ganancias, los estudiantes pronto se acostumbraron a disfrutar de las ventajas VIP de la vida del casino y se relajaron cuando sus ganancias comenzaron a aumentar.

La presión también fue creciendo a medida que más jugadores fueron detectados por los casinos y se les prohibió jugar. Un detective privado fue contratado para encontrarlos y logró dar con las direcciones de Boston de muchos de los que captó y descubrió que se trataba de un grupo estudiantes
del MIT.

Muchos estaban preocupados de ser capturados, a pesar de que Aponte sostuvo que por lo general, eran inofensivos. "Te dan un golpecito en la espalda y el hombre de seguridad te dice: 'Mike , la gerencia del casino ha decidido invitarte a jugar a cualquier juego, excepto blackjack'".

A veces los guardias de seguridad eran agresivos y jugar fuera de Estados Unidos se convirtió en algo muy arriesgado. Kaplan se casó con una estudiante que era parte del equipo y fueron a probar suerte en los casinos de Bahamas. Cuenta el protagonista que el casino descubrió que estaba contando cartas y llamaron a la policía, los llevaron a la cárcel y confiscaron no sólo todo el dinero que habían ganado, sino también el dinero del equipo que habían traído. Nunca volvieron a jugar para el equipo.

Al final, la creciente presión terminó con la disolución de Inversiones Estratégicas en diciembre de 1993, lo que marcó el fin de la carrera en Blackjack de Kaplan. Para entonces, el equipo tenía unos 80 jugadores, pero había llegado la hora de dejarlo todo.

Explica Kaplan que "como jugador es una experiencia increíble, pero como gerente, podía tener 10, 20, 30 personas jugando en cinco casinos diferentes, algunos en Las Vegas , algunos en Nueva Orleans , algunos en Canadá. Manteníamos un registro de sus juegos, para asegurarnos que nadie estaba robando".

La empresa tuvo un éxito relativo y el dinero ganado no era tanto como muchos esperaban, especialmente luego de dividirlo entre tantos jugadores e inversionistas. Kaplan decidió que, para la cantidad que estaban logrando, era mejor invertir en otras áreas como propiedades y negocios.

Después del fin del cierre de la empresa, Aponte pasó a formar otro equipo, como lo hicieron otros jugadores. Los nuevos grupos que nacieron de Inversiones Estratégicas aprendieron de su experiencia y se concentraban más en la personalidad de quienes reclutaban.

A pesar de que Aponte se hizo demasiado reconocible como contador de cartas, todavía se gana la vida con el juego. Se convirtió en el campeón de la Serie Mundial de Blackjack en 2004, enseña a la gente a jugar y asesora a los casinos. Irónicamente, se volvió amigo de varios de los que intentaban cazarlo en sus épocas doradas. Nostálgico Aponte explicó "logramos algo que muy pocos han logrado. Todo el mundo sabe la regla de oro de que no se puede vencer a la banca en el largo plazo, pero eso es exactamente lo que fuimos capaces de lograr".


 

 

Fuente:www.bbc.co.uk y www.eleco.com.ar

 

 


 

Comentarios  

 
0 # Anibal Garcia 02-06-2014 18:57
La historia de MIT Card Counters siempre ha sido adornada y ha adquirido nueva relevancia con lo ocurrido a Ben Affleck en Hard Rock Casino, LV. Ha habido multiples libros, películas, documentales y hasta participación en talk shows. Par los 90, fue un evento.

Sin embargo, casi nunca se dice el resultado final y como casi todos los miembros de los nuevos grupos e inversionistas terminaron perdiendo una gran cantidad de dinero. Nuevas reglas de juego, Maquinas de Auto-Sort y Constant.Shuffling, etc. han cambiado los escenarios. En adicion, los casinos han puesto mucho mas control a máximos y minimos por lo que el fondo disponible es ahora mucho mayor que en los ´90 y el riesgo es mucho menor aunque, claro esta, existe.

El largo plazo y la inversión necesaria ha aumentado bastante. Los jóvenes deben, por tanto, tener cuidado con creer que pueden vencer a la casa. Cierto, el BlackJack es un juego batible por parte de jugadores inteligentes y un grandes sumas disponibles.
Responder | Responder con una citación | Citar
 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner