El Cartel Que Se Convirtió En Emblema

Millones de personas de todo el mundo que visitaron la ciudad de Las Vegas, tienen una fotografía que a sus espaldas muestra el icónico cartel que da la bienvenida con un "Welcome to Fabulous Las Vegas", y que con el correr de los años se convirtió en una de las imágenes más características para ilustrar las noticias referidas a los juegos de azar y a esa localidad del desierto de Nevada.

Sin embargo, pocos conocen que el creador de esa insignia fue una mujer diseñadora gráfica, que el pasado domingo a los 91 años de edad, falleció precisamente en la urbe que ayudó a que el mundo entero reconociera como la ciudad del juego, y porque no "del pecado" como muchos sugieren.

Betty Willis fue esta mujer que en el año 1959 regaló a la ciudad este emblema de estilo "Googie" y de característicos motivos futuristas. Goggie es una subdivisión de la arquitectura futurista influida por la cultura del automóvil y la Era espacial, originaria del sur de California a finales de 1940 y que persistió hasta mediados de la década del 60. Con la presencia de formas geométricas y el uso masivo del cristal y el neón, decoró muchos moteles, cafeterías y casinos.

Aunque el emblema es formalmente propiedad de la Young Electric Sign Co., su imagen permanece perennemente en el dominio público, con las reimpresiones que adornan toda clase de objetos y souvenirs de Las Vegas, que van desde tazas de café a remeras.

Betty dejó para siempre la ciudad que quizás le otorgó algo de fama, a los 91 años, en su casa de Overton en Nevada, como confirmó su hija Marjorie Holland.

En aquel 1959, el condado de Clark pagó por el diseño de esta mujer una impactante cifra: 4.000 dólares, pero seguramente fue una inversión muy bien pensada, visto el suceso que generó en todo el mundo.

"Pensamos que la ciudad era fabulosa, así que hemos añadido la palabra [fabulous]", dijo la señora Willis en una entrevista en 2005 al The New York Times. "No había otra palabra para usar".

Sin embargo ella nunca registró el logotipo o se benefició directamente del cartel insignia. "Es mi regalo a la ciudad", dijo, aunque reconoció más tarde: "Yo debería hacer dinero más allá de él. Todo el mundo lo hizo". En efecto, esa imagen es reproducida desde cualquier tipo de souvenirs hasta prendas como guantes para esquiar, hasta en las placas de la ciudad.

Situado en el medio de la carretera 91 (Las Vegas Boulevard South), que en 1959 era el único camino desde Los Angeles, el brillante cartel de bienvenida fue característicamente exagerado, ya que los límites de la ciudad estaban a cuatro millas de distancia. Pero eso no disuadió a los turistas para posar bajo el cartel, o para casarse teniendo como fondo esta insignia kitsch que roba el centro de atención.

Para Danielle Kelly, directora ejecutivo del Museo de neón de Las Vegas, el cartel "es el icono más reconocible en el mundo".

Describiendo a Betty Willis como una pionera en un campo dominado por los hombres, la señora Kelly agregó: "Decir que sus diseños definen a Las Vegas es un eufemismo; el 'Fabulous Las Vegas se ha convertido en algo que llevamos a flor de piel".

Willis murió el mismo día que Brian K. Leming Sr., de 74 años, quien diseñó las marquesinas de hoteles destacados en el Strip de Las Vegas, incluyendo el Fremont, el Sahara, el Río, el Barbary Coast y Westward Ho. Falleció en Arkansas.

Betty Jane Whitehead nació en Overton, al noreste de Las Vegas, el 20 de mayo de 1923. Sus padres llegaron al sur de Nevada en 1905 montados a caballo y con carreta. Su padre, Stephen R. Whitehead, se convirtió en el primer asesor del condado de Clark. Su madre, Gertrude Meader, era ama de casa.

Betty asistió a la escuela de arte en Los Angeles, pero la dejó para poder trabajar en el ámbito de la publicidad. Regresó a su hogar porque su madre la extrañaba. En Overton ella consiguió un trabajo en el palacio de Justicia, relacionado con los casos de parejas que buscaban un divorcio (ella misma se había divorciado dos veces). Posteriormente se convirtió en secretaria legal y como segundo empleo era artista comercial dibujando bailarinas para anuncios en los periódicos.

Fue contratada por una compañía de carteles, la Western Neon, donde un vendedor, Ted Rogich, descubriendo el auge que tenía Las Vegas, se dijo que la ciudad necesitaba algo distintivo para dar un saludo a los visitantes.

"Sabíamos que el cartel sería reconocible debido a la extraña forma", confió Betty Willis en una oportunidad.

El motivo en forma de diamante, derivado del logo Goodyear y diseñado en el estilo Googie, tiene a su alrededor lamparas amarillas intermitentes. La palabra Welcome (bienvenido) está escrita con letras rojas dentro de los círculos de neón blancos que se asemejan a los dólares de plata, que estaban destinados a transmitir buena suerte a los jugadores. (Nevada como se recordará es conocido como "the Silver State", es decir el estado de plata).

Coronando el cartel, se posiciona es un destello o estrella de metal rojo delineado por luces de neón amarillas. Willis dijo que se inspiró en el símbolo de Disneyland cuando lo creó. "He añadido una estrella de Disney de la felicidad", aseguró en una entrevista.

La otra cara del cartel y que es la menos conocida, que es mantenida por la Young Electric Sign Company, dice: "Conduzca con cuidado. Vuelve Pronto".

Pero esta insignia también estuvo a punto de desaparecer, ya que en 1993 se lanzó una propuesta para demolerlo, pero que gracias a una gran protesta pública se logró detener. En 2009, se colocó a este cartel en el Registro Nacional de Lugares Históricos, considerándolo como el "mejor conservado, y de hecho la expresión más emblemática del notable ascenso desde la la posguerra de Las Vegas y de su famoso Strip".

Betty Willis también diseñó carteles para el Moulin Rouge, que fuera el primer casino racialmente integrado en Las Vegas que permitía el ingreso de las personas de raza negra. Además creó el ángel giratorio característico del Blue Angel Motel.


 

 

Fuente:www.nytimes.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner