Rusia, El Mundial, Los Amaños Y Las Apuestas Ilegales

Se estima que al menos 1.000 millones de dólares al año están llegando a las cuentas en el extranjero de compañías rusas relacionadas con una sola industria semilegal pero floreciente en ese territorio: el juego de azar online. Esto plantea un nuevo desafío para Rusia que se prepara para ser sede de la Copa del Mundo en junio y julio venideros.

El país ya sufrió durante décadas acusaciones de amaño de partidos en su fútbol nacional. Si bien nadie espera que las apuestas ilícitas jueguen un rol en el terreno de juego cuando la competencia del fútbol mundial comienza en 100 días, representa otro rincón oscuro de la economía rusa que las autoridades lucharon por controlar.

"El volumen de facturación total del mercado de apuestas online legales y extraterritoriales es de más de U$S 2.000 millones al año", dijo Anton Rozhkovsky, el director del sistema de pago de apuestas en línea TsUPIS.

"No pretendemos saber si la cifra real es de U$S 2.500 millones o 4.000 millones", dijo. "Alrededor del 70 por ciento de eso es ilegal, negocios offshore".

La demanda reprimida por juegos organizados se desató con el colapso de la Unión Soviética, y dio lugar a deslumbrantes casinos y salas de tragamonedas que se abrieron en toda Rusia. Evitaron pagar impuestos pero no eran estrictamente ilegales.

El gobierno trató de imponer el orden en el sector cerrándolos en 2009 y permitiendo que los corredores de apuestas abrieran tiendas de apuestas deportivas que inmediatamente se inclinaban hacia el fútbol.

El mejor acceso a Internet empujó a la mayoría de estos apostadores en línea y produjo un vacío legal llenado por veintenas de sitios web anónimos sin licencia, pero que florecían.

El centro ruso de análisis de juegos de azar calculó el volumen de negocios anual de toda la industria en U$S 11.800 millones en mayo de 2017, el 65 por ciento de ello en apuestas ilegales online.

También estimó que el mercado se triplicara en los próximos cinco años gracias a eventos de alto perfil como la Copa del Mundo.

"Esperamos un interés colosal en la Copa del Mundo", dijo Alena Sheyanova, portavoz de la casa de apuestas Leon, legalmente registrada. "La industria legal de apuestas en línea se está desarrollando a ritmos fenomenales".

TsUPIS realizó su primera apuesta registrada en febrero de 2016 y presta servicios a 15 corredores de apuestas autorizados.

Las populares casas de apuestas irlandesas e inglesas no aceptan apuestas rusas y las otras 14 casas de apuestas son nuevas empresas locales.

"La mayoría del resto son pequeñas compañías offshore registradas en las Antillas Holandesas, Costa Rica o jurisdicciones europeas como Malta y Gibraltar", dijo Rozhkovsky.

Los apostadores que siguen la ruta legal deben pagar un impuesto y presentar los documentos de identidad en persona con TsUPIS y con cada corredor de apuestas que
utilicen.

El laborioso proceso puede llevar semanas y es simplemente evadido por los sitios web ilegales que aparecen bajo el dominio .com en lugar del nacional .ru de Rusia.

La gente evita las prohibiciones esporádicas en dichos sitios, mediante el uso de una red privada virtual (VPN) para acceder a Internet sin ser filtrados.

"Debido a estos tecnicismos, nuestro negocio no se está desarrollando tan rápido como podría serlo", dijo Leon's Sheyanova.

Los analistas se preocupan aún más de que el "dinero gris" colocado en las cuentas en el extranjero, pueda permitir a los que tomadores de apuestas sacar provecho ilegalmente del fútbol ruso sin ser detectados.

Anzor Kavazashvili es un ex portero soviético que jugó en las Copas Mundiales de 1966 y 1970 y más recientemente trató de erradicar el amaño de partidos después de ser alentado por el ex jefe de la UEFA Michel Platini, quien fue depuesto en 2015 por infracciones éticas.

Era 2011 y "Platini nos dijo que éramos el único país de Europa sin una agencia a cargo del amaño de partidos", dijo en una entrevista.

"Sabíamos que los juegos podían ser arreglados por jugadores, entrenadores, agentes de jugadores y árbitros. Entonces asumimos un enfoque integral", agregó.

Kavazashvili no duró mucho. Un escándalo por una decisión de arbitraje llevó a su consejo independiente a ser disuelto en 2012.

Los resultados sospechosos en los juegos fueron un elemento básico del fútbol ruso desde la década de 1990 hasta principios de la década de 2000. Los más flagrantes involucraron equipos más pequeños, propiedad de gobiernos o empresas locales, y que jugaban lejos del resplandor de los medios nacionales.

Kavazashvili dijo sarcásticamente que "nuestros respetables corredores de apuestas" a menudo jugaban un papel principal.

Algunas casas de apuestas fueron especialmente aficionadas a difundir rumores de arreglos de partidos para lograr que los árbitros anulen resultados de partidos limpios en los que debían pagar grandes apuestas.

La situación en la Premier League parece haber mejorado con el tiempo porque los equipos son cada vez más tratados como negocios.

"Han aparecido clubes limpios cuyos propietarios no ven ganancias en resultados fijos", dijo Anton Orekh, comentarista deportivo de Echo of Moscow.

Pero las ligas inferiores permanecen sin control y reciben un estimado de una quinta parte de todas las apuestas de fútbol.


 

 

Fuente:www.japantimes.co.jp

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner