Apuestas Online, Un Medio Para El Fraude En El Comercio Electrónico

En los últimos dos años, los fraudes por comercio electrónico han subido de tal manera, que comienzan a preocupar a las autoridades. Tanto a través de tarjetas de crédito y débito, como con criptomonedas o plataformas de pago como PayPal o Bookers; alquileres, ventas por Internet y apuestas online, son las principales actividades entre las que se encuentran ventas no declaradas, facturas irregulares y hasta estafas con esquemas tipo Ponzi.

Tanto las compras en Internet como los juegos de azar en línea, se han convertido en actividades económicas muy lucrativas gracias a los avances tecnológicos, lo que además hace que estén fácilmente disponibles y que se sean muy fáciles de utilizar. En este contexto, se ha incrementado la cantidad de usuarios habituales de compras electrónicas y ha crecido casi de forma inverosímil el número de jugadores y apostadores en línea.

Ya sea comprar un televisor, un par de zapatos, jugar al poquer, realizar apuestas deportivas en el casino o a la lotería, hay algo para todo el mundo dentro de la red. El rápido ascenso de los juegos de azar en línea trajo aparejado la adecuación los empresarios y comerciantes quienes se han visto obligados a aceptar diversas formas de pago electrónico, como una manera de seguir en carrera. Con tarjeta de crédito, débito, cheques electrónicos, cheques certificados, transferencias bancarias, Bitcoin e incluso giros postales como opciones de pagos disponibles, no es de extrañar que haya una alta tasa de fraude dentro de las transacciones electrónicas.

Puntualmente con respecto a los juegos en línea, algunos especialistas advierten que existen dos grandes tipos de fraudes que están creciendo al mismo ritmo que la industria.

En primer lugar, los fraudes externos se están cometiendo en contra de las empresas legalmente establecidas y que muchas veces se presentan como compañías que manejan operaciones globales y que tienen sitios seguros y sin problemas de estafa alguna. Sin embargo, incluso estos sitios que son los preferidos de los ciberdelincuentes, han sido víctimas de esquemas de robo de identidad, clonación de compras con tarjetas y transacciones con tarjetas robadas. Por ejemplo, un hombre en Inglaterra perdió casi 12.000 libras cuando estafadores que usaban credenciales de identidad robadas hicieron 110 transacciones fraudulentas en un sitio web de juegos de azar en línea.

A medida que esta industria se ha vuelto digital y ha crecido en popularidad, se ha convertido en un objetivo primordial para los estafadores que buscan monetizar las credenciales robadas mediante la suscripción de nuevas cuentas apócrifas, o apoderarse de los existentes para robar crédito de cuenta o hacer apuestas fraudulentas. Los jugadores utilizan la falsificación de IP, VPNs (Red Privada Virtual) y otras técnicas para enmascarar su ubicación, especialmente si están en una región donde el juego en línea es ilegal, desarrollando nuevas maneras de ocultar sus ganancias de los ojos de la ley. Recientemente, una investigación de Reuters descubrió una red de tiendas ficticias en línea que estaban siendo utilizadas como un frente para los pagos de juegos de azar en Internet.

Por su parte, el denominado fraude interno, de menor frecuencia, es perpetrado por alguien dentro de la compañía, el cual se aprovechará de su conocimiento de la empresa y
su funcionamiento para crear una estafa. Cualquier empleado, con mala intención, podría crear de forma engañosa una organización entera que esté configurada para estafar a posibles apostadores. También, un grupo de empleados dentro de la compañía podría conspirar con una organización externa para unir fuerzas y golpear a la compañía.

En este contexto, se espera que el mercado mundial de apuestas en línea alcance 1 billón de dólares en 2021, de hecho, el mercado global de apuestas móviles se pronostica que ascenderá a una tasa de crecimiento anual compuesta de 18,84 por ciento en el periodo 2018-2021. Gran parte de este crecimiento se puede atribuir a la adopción continua de juegos móviles y de la adrenalina que muchos usuarios sienten al jugar y al tratar de alcanzar premios potencialmente grandes.

El fraude de juego en línea está creciendo a una tasa incómoda para los comerciantes involucrados en esta industria y están trabajando para elaborar planes de seguridad, tomar mayores precauciones y asegurarse de estar protegidos. Claramente, la transformación digital se ha apoderado de esta industria, con apuestas en vivo y acceso a miles de casinos virtuales aumentando su popularidad y extendiendo su alcance a una audiencia global. Por supuesto, el crecimiento viene con un precio, un aumento de la delincuencia cibernética.

Por su parte, el fraude con criptomonedas es otro de los problemas que están preocupando a comerciantes electrónicos de todo el mundo, pues, mientras unos auguran que la burbuja explotará en cualquier momento, otros están tratando de hacer que la tecnología Blockchain entre en el ciberespacio no sólo como moneda virtual, sino como un bien de inversión. Esto ha llamado la atención de las autoridades económicas de varios países del mundo, quienes están poniendo el ojo avizor en las monedas virtuales y muchos países han prohibido su uso.

Más allá del uso práctico de las criptomonedas, con el Bitcoin a la cabeza, una de los fraudes más comunes que se realizan con ellas es el denominado esquema Fonzi. En la India, los empresarios Amit y Vivek Bharadwaj, fueron arrestados acusados de estafar a 8000 inversores con un dolo de 2.000 millones de Rupias, algo así como 300 millones de dólares. Los hermanos estafadores, habían creado un plan de inversión en una plataforma basada en la nube para el comercio y la minería de Bitcoins. La plataforma resultó ser un fraude, con el cual se garantizaba un 10 por ciento de rendimiento mensual dentro de los 18 meses, a partir de un token cuya oferta inicial de moneda (ICO) fue considerada un fraude, debido a que los empresarios manipulaban su precio mucho más allá de su valor de mercado. Un caso similar ocurrió con la gestora búlgara Onecoin, la cual está siendo investigada por maniobra similar a la de la empresa india, y afectó a inversores de quince países.

 


 

 

Fuente:es.cointelegraph.com, www.cardinalcommerce.com y www.threatmetrix.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner