Nuevos Adictos: A La Cocaína Y Al Juego Online

Hasta no hace mucho, los adictos a la cocaína solían trapichear para pagarse la droga. Desde hace relativamente poco tiempo, ha surgido un nuevo perfil: el del cocainómano que busca en las apuestas online una forma rápida de costearse ese consumo. El resultado es el de un doble adicto; a la cocaína y al juego a la vez.

Según la psicóloga de Proyecto Hombre, Francisca González, ese perfil se está detectando desde hace unos seis meses. De los 22 casos de adicción a la cocaína recibidos por la ONG en el último semestre, un tercio -8%- era a la vez ludópata.

"Buscan dinero rápido y fácil para costearse la droga y lo intentan a través de las apuestas por internet", explica la psicóloga. Pero lo que encuentran suele ser una doble adicción porque muchos se acaban enganchando también al juego online. Ningún afectado quiso hablar para este reportaje, pero según González pueden llegar a gastarse hasta 3.000 euros en las cuatro o cinco horas que dura una partida de póquer.

Son jóvenes, de entre 25 y 30 años; de momento, todos varones y con una actividad económica que les reporta buenos ingresos. Generalmente son pequeños empresarios, autónomos o comerciales que manejan dinero. Aclara González que al menos los que han llegado a Proyecto Hombre para intentar vencer la adicción no roban, sino que dilapidan sus propios ingresos.

Tienen un nivel de formación medio alto, una vida estructurada y se han iniciado de forma tardía en el consumo de la cocaína. La mayoría llega a Proyecto Hombre porque los gastos que entraña su doble adicción "hacen saltar el problema". Casi todos lo hacen empujados y apoyados por sus parejas. Aunque hay algunos matrimonios que se rompen a causa de este durísimo problema, la mayoría logran mantenerlo en pie e incluso cuenta con el firme apoyo de su familia para salir adelante.

El hecho de que tengan el respaldo de sus seres queridos y que su inicio en el consumo de cocaína sea tardío facilita las cosas a la hora del tratamiento. "Están concienciados y normalmente consiguen salir adelante", asegura González.

Hace casi un año, la Asociación Malagueña de Jugadores de Azar en Rehabilitación (Amalajer) ya advirtió de la irrupción de la adicción del juego online. Entonces, la organización alertaba de lo complejo que era ponerle coto porque las apuestas se
hacen estando en casa. Basta con tener un ordenador con conexión a internet y una tarjeta para pagar.

Ahora Proyecto Hombre insiste en ese mismo peligro. "No es difícil acceder a las páginas de apuestas y además se hace desde casa", apunta la psicóloga de la ONG. Generalmente, estos dobles adictos se sacan una tarjeta bancaria específica para abonar las apuestas y que de esa forma su adicción no sea descubierta por sus familiares.

A diferencia del juego en bingos -en los que el ludópata puede dar su DNI y autoprohibirse el acceso a esos establecimientos-, en la adicción online el control resulta más difícil. Y para colmo la tentación está en la misma casa; basta con encender el ordenador.

La mayoría de estos dobles adictos tiene un nivel formativo alto. Muchos son licenciados. Debido a la crisis, su poder adquisitivo se ha resentido y aunque siguen adelante con sus empresas, intentan mantener unos ingresos altos y rápidos a través del juego. Pero las abultadas cifras que requieren las apuestas acaban haciendo una bola de nieve que compromete su economía, aunque según González, ninguno -por lo menos de los que han llegado a Proyecto Hombre- ha tenido problemas judiciales.

La adicción a las apuestas presenciales salen más rápido a la luz porque a la familia no tarda en notar la ausencia del afectado durante horas. Pero cuando son online -y a pesar que suelen hacerse desde casa- pasan más tiempo inadvertidas para los familiares. El problema suele tardar en detectarse entre dos y tres años.

En Proyecto Hombre, el tratamiento dura alrededor de 15 meses. Estos adictos acuden a terapia dos veces por semana durante las que se trabaja la abstención de la cocaína y el control económico.

La psicóloga explica que la organización entiende que la raíz del problema no es la adicción sino la persona. De ahí que el tratamiento se oriente a reforzar a la persona y a ayudarle a iniciar "un nuevo proyecto de vida" con el apoyo de su familia y sin cocaína ni juego.


 

 

Fuente:www.malagahoy.es

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner