Cómo Se Reconvierten Los Hoteles Para Sobrevivir

Mucho antes de que se anunciara la posibilidad de abrir los hoteles porteños para recibir a personas que necesitan pasar un tiempo en Buenos Aires, para sobrevivir algunos alojamientos comenzaron su reconversión, adaptándose a la nueva normalidad. Alquiler temporario, habitaciones para pasar la cuarentena y conciertos por streaming, son algunas de las alternativas que se están aplicando para hacer frente a la realidad que propone la pandemia.

Arturo Navarro, con 15 años de experiencia en el rubro y CEO de AADESA, empresa que gestiona varias cadenas de hoteles en la Argentina y Uruguay, tuvo una rápida reacción al comienzo de la pandemia, ofreciendo sus establecimientos al Gobierno de la Ciudad y a las prepagas para que alojen en sus instalaciones a las personas que debían guardar cuarentena. "Para mantener activo al personal, propusimos hacernos cargo de la preparación de las viandas que se sirven a los huéspedes, ya que el resto de los servicios los brinda personal médico o capacitado especialmente", contó en una entrevista vía Zoom.

Pero Navarro fue más allá: "Abrimos la cabeza para subsistir en el corto plazo. Aprendimos que, en ofertas hoteleras con más de 1.000 camas, muchos cuartos podían usarse para otras cosas. En cinco hoteles creamos dos productos que tienen que ver con el uso de los metros cuadrados. Uno es el de alquiler temporario por seis meses, sin servicio de limpieza ni desayuno. Nos convertimos en administradores de consorcios, pero así le damos trabajo a nuestra gente. Nos adaptamos y ya tenemos 160 contratos de 300 que necesitamos para mantenernos. Eso nos da una fuente de ingresos que evitar tener los hoteles cerrados".

Recientemente lanzaron una nueva plataforma que ofrece la posibilidad de viajar de una forma flexible, segura y con importantes descuentos. Se llama TripOp y permite comprar vouchers de forma on line, abiertos con distintas experiencias: escapadas de fin de semana, roadtrips, relax, gourmet o vacaciones en familia. Tienen una validez de 180 días, carecen de restricciones, son 100 % reembolsables y se pueden pagar en 6 cuotas sin interés.

Algo similar ocurre con el Sheraton Buenos Aires y Park Tower, que tienen nuevos servicios y nunca cerraron sus puertas. Actualmente están acondicionando tres espacios de oficinas para coworking en la planta baja (donde hay locales comerciales vacíos), además instalaron un estudio de televisión en el salón San Telmo para brindar seminarios vía streaming; ofrecen espacios de reuniones híbridas de hasta cinco personas presentes con conexión virtual hasta implementaron suites con gimnasios individuales que
pueden reservarse por noche o durante el día. A todo esto le sumaron propuestas gastronómicas de lujo del célebre restaurante St Regis en la modalidad take away (desde $ 500). El espacio de coworking, que tiene el nombre de Sheraton Premium Offices, comenzará a funcionar en octubre con espacios privados, escritorios individuales en áreas comunes, con salas de reuniones, cafetería, un espacio cerrado e insonorizado para hablar con privacidad que denominaron Facebooth, un siestario para descansar en una pausa. Esta modalidad se podrá contratar por el día, por semana, mes o el período que sea necesario e incluye todos los servicios de hotel, como lavandería, acceso a la cancha de tenis y gastronomía. Según el período contratado, se accede a beneficios como estacionamiento gratuito. Tienen recepcionista, están abiertos todos los días y durante las 24 horas.

En breve comienza a funcionar Sheraton Stuidio Arema en el salón San Telmo del hotel, reacondicionado como un estudio de TV para hacer conciertos por streaming para hasta 1.500 personas. El primero se hará este mes y ya tienen reservas para cinco más. En el caso de Sheraton Wllbeing Premier Suite, son 10 de las 32 suites del hotel, cuyos livings fueron desarmados para instalar máquinas del gimnasio, para ejercitarse a gusto y en privado, además de contar con menú detox, desayuno, almuerzo, merienda y cena con room service. Precio: U$S 219 más IVA para dos personas con las cuatro comidas y estacionamiento.

Para los alojamientos que maneja AADESA también preparan los espacios para futuras fiestas: "Vemos que hay un alto interés en hacer los eventos en hoteles. La gente está priorizando celebra, bodas, cumpleaños de 15. Esto se dilató por la pandemia pero va a volver con más ánimo. La gente valora la vida y saldrá con intención de festejar el presente. Tenemos seis hoteles en los que estamos reprogramando las fechas y en los que recibimos consultas para concretar bodas a futuro. También estamos en condiciones de realizar eventos corporativos híbridos, charlas con solo 100 espectadores en el lugar pero que a la vez se transmita para miles", finaliza Arturo Navarro.


 

 

Fuente:weekend.perfil.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner