Cumple 121 Años Uno De Los Juegos Más Prohibidos De La Historia

El Jogo do Bicho, es el juego más popular de Brasil pero permanece prohibido desde hace 71 años aunque se continua jugando de manera ilegal en todo el país. Según los datos conocidos, se estima que  el negocio ilegal del Jogo Do Bicho al menos mueve unos 18 mil millones de Reales sin ninguna contrapartida para el Estado y la Sociedad.

El famoso Jogo do Bicho o juego del bicho, permite apostar por animales en donde cada animal corresponde a un número diferente. El pasado 3 de julio el Jogo do Bicho celebró sus 121 años aunque bajo la ilegalidad dado que aún permanece la prohibición de la Ley de delitos penales para los juegos de azar. El juego ilegal en Brasil tiene una facturación anual de más de 12 mil millones de Reales en apuestas, conforme consta en un estudio del site de BNLData.

Desde su origen hace 121 años hasta hoy, el pueblo brasileño dotó de legitimidad a su tradicional juego de lotería aunque conforme al nuevo proyecto de reforma del nuevo Código Penal, se propone la derogación de la Ley de delitos penales y se propone que directamente, la lotería del Bicho sea catalogada como delito.

Según los expertos en la materia, la propuesta de penalizar el Jogo do Bicho como un delito debe estar acompañada por un marco regulatorio que abarque todo el sector, dado que sostienen que luego de tantos años de funcionamiento ilegal, la lotería no va a terminarse de la noche a la mañana.

Especialistas sostienen que llegan a casi 20 millones de apostadores que apuestan diariamente y que pese a las prohibiciones, lo seguirán haciendo. Además hay que tener en cuenta que harán sin el Jogo do Bicho los más de 500 mil punteros de la lotería de los animales que están extendidos por todo el país. Lo que más preocupa es la premisa que sostiene que en Brasil el sistema penitenciario no tiene lugar para los 500 mil vendedores de la lotería, por lo tanto o se agrandan los sobornos o habrá una Ley que no se cumpla. Preocupante.

Pese a todas las prohibiciones, el juego del bicho, pasó por varias generaciones y varios gobiernos, sobrevivió a grandes crisis políticas e incluso a la dictadura militar, con todo esto, se especula que también resistirá la propuesta de proyecto para la reforma del nuevo Código Penal que propone la derogación de la Ley de Delitos.

Al mover tanto dinero y ante la prohibición del estado brasileño, se teme que la lotería de los animales se acerque cada vez más a estructuras mafiosas y crímenes organizados sobre todo teniendo en consideración que hay antecedentes de detenciones a miembros sospechosos de integrar la cúpula de una banda dedicada al juego ilegal en el estado de Río de Janeiro, entre otras detenciones.

El Senador Thomas Correia, presentó enmiendas al proyecto del Código Penal y sugirió la legalización y no la criminalización de los juegos de azar, dado que según el senador sería más apropiado poder regular los juegos por completo ya que sería el propio Estado el que patrocinaría los juegos de azar y tendría el control.

Para formar una opinión al respecto, la DataSenado, es decir la agencia del Departamento de Investigación y Opinión del
Senado, llevó a cabo una encuesta telefónica nacional en donde se entrevistaron a 1.232 ciudadanos de 119 municipios, incluyendo todas las capitales. La principal pregunta de la encuesta fue precisamente, si el Jogo do Bicho debe ser legalizado, considerando que hay un margen de error estimado de un 3%, el 48% contestó estar de acuerdo con la legalización mientras que un 50% no está de acuerdo y un 2% no sabe o no contesto números que dejan al descubierto que el pueblo brasileño está muy dividido al respecto.

Considerando a los hombres, el 52% estuvo a favor de la legalización, mientras que un 47% se opuso; entre las mujeres en cambio, el 44% está a favor mientras un 52% se manifestó en contra. Si consideramos las edades, obtenemos que quienes optaron por la positiva de la legalización son en su mayoría, personas de entre 50 y 60 años que alcanzan un 58% y por encima de los 60 años un 53%. Los mayores desacuerdos se manifestaron entre los jóvenes de 16 a 19 cuya negativa alcanzó un 58% seguido por los jóvenes de 20 a 29 años cuyo desacuerdo llegó a un 57%.

En materia de educación, los encuestados con educación superior sea terciario o universitario, están a favor de la propuesta con un 53%, los que poseen escolaridad secundaria están en desacuerdo en un 53% y entre los que poseen solamente educación primaria se enfrentan un 50% en desacuerdo frente a un 48% que está a favor.

En cuanto a los criterios geográficos, en el Sur son más favorables a legalizar el juego por un 54%, seguido por el Nordeste en un 50%, luego el Sudeste con un 49% y en el Centro Oeste y Norte sólo los apoya un 38%. Siguiendo las tendencias de otros países, el Estado debe tener en cuenta las peculiaridades de la lotería popular, sus financiaciones, y los riesgos. Hay que considerar que no será nada fácil competir con una modalidad de juego que ha operado desde hace muchos años en Brasil.

El Jogo Do Bicho, vio la luz en 1892, ideado por el propietario del Zoológico de Rio de Janeiro para que los visitantes jugaran y apostaran en esta lotería por uno de los 25 animales que tenía el zoológico, que en ese momento atravesaba problemas financieros. La lotería de los animales pasó mucho tiempo dentro del zoológico como un simple juego de azar indefenso hasta 1941, en donde el Decreto-Ley 3.688 se aprobó unilateralmente como la Ley de delitos penales, colocando la prohibición especial al juego de la lotería de los animales. A su vez los juegos de azar también fueron prohibidos por otros Decretos-Ley alegando que: "La represión de los juegos de azar es un imperativo de la conciencia universal" y que "la tradición moral, legal y religiosa del pueblo brasileño está en contra de la práctica y la exploración de los juegos de azar".

 


 

 

Fuente:www.magocom.com.br

 

 


 
Banner
Banner
Banner