Tribu Podría Enfrentar Multas De Cien Mil Dólares Por Día

La tribu tigua de El Paso ha perdido su último round en su épica pelea en contra el estado de Texas para explotar juegos de azar. La tribu podría apelar a algunas opciones legales, las cuales se están evaluando. La jueza distrital Kathleen Cardone, dictaminó el mes pasado que los juegos de sorteos que se desarrollan en dos centros de entretenimientos tribales, ascienden al rango de “lotería ilegal”, por lo que se encuadra en el circuito de juego clandestino. Cardone dijo que los juegos deberán ser retirados a finales de julio o la tribu se enfrentará a una multa de 100 mil dólares por día.

La jueza también rechazó el argumento de los Tiguas que las cartas emitidas por el Departamento del Interior de los EEUU en 2015 y la Comisión Nacional del Juego Indio, sustituyen a la ley India de Texas de 1987, la cual prohíbe que las tribus ofrezcan juegos de azar que no estén permitidos por ley en el estado texano.

Una medida cautelar, con la que estuvo de acuerdo en su momento Cardone, había pre- aprobado los juegos en los centros de entretenimientos Tigua a partir de una decisión del tribunal en 2010. Esto se debió a una apelación ante la corte suprema en 2001, pero que la jueza desestimó, argumentando que era un caso que no podía seguir siendo apelado por más tiempo.

"La ley de restauración proporciona un mecanismo para hacer frente a las violaciones de sus disposiciones. Texas requiere de este mecanismo para presentar una demanda en este tribunal para impugnar cualquier presunta violación de la ley, y permite a esta corte poner orden judicial, si las circunstancias lo justifican", escribió Cardone en su dictamen.

Uno de los abogados de la tribu, Dolph Barnhouse, dijo que este fallo deja en una muy mala posición a los Tiguas, quienes han utilizado los ingresos procedentes del entretenimiento para financiar sus programas para veteranos, para educación y para brindar asistencia a los ancianos. "está claro que la decisión no está de acuerdo con la voluntad del pueblo, pero (Cardone) ve la futilidad de la actuación judicial como un órgano regulador", dijo el abogado.

Cardone fue quien tomó la decisión de revocar la orden judicial en el caso de los tiguas a partir de la Oficina del Procurador General de Texas, quien en 2009 pidió que la tribu dejara de explotar los juegos de entretenimiento alegando que habían ascendido a la categoría de "juego ilegal". De acuerdo con declaraciones de testigos en el litigio, la tribu opera cerca de 1.000 máquinas de este tipo en su centro de entretenimiento de Speaking Rock y otras 400 en un centro en Socorro.

El sistema funciona de esta manera: los jugadores compran tickets para las máquinas, dinero que entra inmediatamente a la tribu como donación. Luego de ese
obligado paso, uno se puede sentar a jugar juegos como el póker en video, mientras un generador de números aleatorios en un servidor central, determina qué jugador ganó un premio.

La "evidencia indiscutible en la Audiencia establece que los centros de entretenimiento están llenos de "filas y filas" de los quioscos de sorteos que se parecen a las máquinas tragamonedas", argumentó Cardone en total acuerdo con la apreciación del fiscal general de Texas, en que los juegos no son verdaderos sorteos, sino que están más cercanos a los juegos de azar.

Los líderes tribales cumplirán con el fallo, pero no han decidido si apelarán o pedirán a Cardone reconsiderarlo, dijo Barnhouse, quien aseguró que la decisión todavía no se ha tomado, por lo que hay cosas que la tribu puede hacer.

Entre las opciones está ofrecer bingo, pero los operadores de esta modalidad presentaron un escrito ante la corte estatal pidiendo que se les niegue a las tribus el poder de explotarlo, en parte porque sería devastador para ellos. No obstante, Barnhouse dijo que el bingo es legal en Texas y el estado no tiene el poder, bajo la ley de restauración, de pedir a un tribunal federal que no le permita a las tribus ofrecer este juego.

Cardone se negó a abordar esta cuestión en su dictamen, porque, según escribió, la legalidad de las supuestas operaciones de bingo de la tribu no fue presentada ante este tribunal, debido a lo cual el tribunal ya no los requerirá. Los demandados pueden presentar propuestas con respecto a sus actividades de juego, sin que este tribunal opine si cualquier actividad de bingo es permisible bajo la ley de restauración".

Barnhouse dijo los Tiguas de El Paso están monitoreando la tribu Coushatta, que está instalada en Livingston, Texas. Este grupo, que está en similar situación que los Tiguas, están ofreciendo juegos Clase II, que incluyen bingo, lotería y pull tabs, entre otros. Barnhouse dijo que los Coushattas están ofreciendo los juegos por fuera de la regulación de la Comisión Nacional de Juegos de Azar Indios y han invitado a la Oficina del Procurador General para evaluar la disposición.

La sentencia de Cardone, si bien deja a los Tiguas sin su principal ingreso, también prohíbe a las autoridades de Texas a tener acceso mensual a los registros de la tribu, como lo venían haciendo hasta antes del fallo.


 

 

Fuente:www.elpasotimes.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner