El IJyC Mostró El Gasto De Los Mendocinos En El Juego

El Instituto de Juegos y Casinos elaboró un ranking del gasto en los anexos oficiales ubicados en el interior provincial. En San Carlos, por cada vecino mayor de 18 años, el monto asciende a 4.652,68 pesos por mes, casi 300 dólares. Otros, como el de Uspallata, tienen un gasto promedio por mes de 4277,46 pesos por persona.

El gasto de los mendocinos en los casinos del interior de la provincia alcanza cifras sorprendentes: en algunos departamentos supera, en promedio, los 4.500 pesos mensuales.

Así lo indican datos dados a conocer por el Instituto de Juegos y Casinos, en medio del anuncio de cierre de algunas salas y nuevos condicionamientos al desarrollo del juego oficial en la provincia.

Sobre el fin de semana se informó que tres anexos en los departamentos del Casino de Mendoza no continuarán existiendo cuando venza la concesión en agosto próximo: Uspallata, La Consulta y Eugenio Bustos.

Entre otros argumentos, se adujo que esas salas dan pérdida.

Sin embargo, a la vez, la plata que gastan los asistentes en cada uno de esos lugares es muy alta.

En el caso del anexo de Uspallata, quizás el más cuestionado de todos, el monto promedio que deja cada vecino mayor de 18 años es de 4277,46 pesos por mes.

Casinos

En los otros dos casinos a cerrar, La Consulta y Eugenio Bustos, las cifras son menores: 2436,10 y 2216,58 pesos, respectivamente.

Sin embargo, la casa de juegos de Uspallata no es la de mayor consumo. La supera San Carlos, con un gasto per capita de 4.652,68 pesos por mes.

Casinos 1

Esta sala continuará funcionando. La única de un departamento del Valle de Uco que, tal vez inexplicablemente, tiene tres casinos estatales hoy.

Los números sirven como una semblanza más del impacto del juego, más allá de que sea sólo una porción de la población de cada departamento el que juega.

La conducción actual del Instituto de Juegos y Casinos propende a tener en cuenta factores como el impacto económico y los problemas de salud que genera la timba. No obstante, allí donde las salas no dan pérdida, los casinos van a continuar.

Eso sí, en algunos casos, con condiciones que limiten la asistencia. Así ocurrirá con los casinos de Tunuyán y Tupungato, que tienen la continuidad asegurada hasta marzo. En ambos lugares, el gasto promedio al mes de cada vecino se arrima a los 3.000 pesos.

La idea es que estos casinos, en la nueva concesión, tengan que funcionar fuera del centro de la ciudad.

El gobierno de Cornejo también está buscando poner de relieve dato económicos que demuestran que el juego oficial no colabora como debiera con el financiamiento de planes de salud.

El balance 2015 del Instituto de Juegos y Casinos indica que en ese sentido que la deuda con la Provincia es de unos 170 millones de pesos.


 

 

Fuente:www.mdzol.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner