Las Apuestas Deportivas Mueven El Juego Online En España

Las apuestas deportivas sigue siendo motor de la recuperación de la industria del juego en España y con un crecimiento más dinámico. Este segmento registró 5.395,5 millones de euros en cantidades jugadas (presenciales y online) en 2015, un 41,3% más que en 2014, de los cuales casi el 78% (4.180,4 millones de euros) corresponden a las apuestas en el ámbito online.

Así lo reflejan los datos de la quinta edición del Anuario del juego, que señala que en el segmento presencial de las apuestas deportivas, se registraron 1.215,4 millones de euros en cantidades jugadas, un 31,9% más que en 2014, de los que 999 millones retornaron en forma de premios a los clientes y los 216 restantes representaron los márgenes (GGR) de las empresas operadoras.

En 2015, el 3,8% de los residentes en España entre 18 y 75 años recordaba haber apostado a resultados deportivos en tiendas, salones o bares, lo que equivale a 1,4 millones de personas, básicamente hombres, menores de 35 años, con una concentración mayor en el segmento entre 18 y 25 años. Para la mayoría de los operadores del juego, las apuestas deportivas son un objetivo prioritario, ya que representan un volumen de negocio creciente que permite incrementar la rentabilidad de los establecimientos de juego.

En la misma línea, el juego online mantiene su tendencia ascendente respecto a las cantidades jugadas, sumando 8.562,8 millones de euros, aproximadamente 2.000 millones de euros más que en 2014. De esa cantidad, casi la mitad (4.180,1 millones) corresponden a las apuestas deportivas online, de acuerdo al Anuario 2015/2106, elaborado entre la Fundación Codere y la Universidad Carlos III de Madrid (a través de su Instituto de Política y Gobernanza, IPOLGOB.

Uno de los aspectos llamativos en materia de apuestas deportivas es la falta de homogeneidad regulatoria a nivel autonómico. Algunas comunidades autónomas - las más
permisivas - como País Vasco, Navarra y La Rioja permiten operar apuestas deportivas en salones de juego, tiendas de apuestas, bares e internet, mientras que las más restrictivas como Castilla y León junto a Catalunya las limitan a los salones de juego.

También algunas sólo permiten operar en régimen de concesión por concurso (País Vasco); mientras que otras admiten la simple autorización con licencia.

El sector del juego en su conjunto mueve actualmente en España alrededor de 30.000 millones de euros, cifra que incluye el rejuego de premios y representa el 3% del PIB nacional. Si consideramos el gasto neto de los jugadores, descontando los premios que reciben, hablamos de una cifra del orden de 8.700 millones, sobre la que las diversas administraciones de la Hacienda Pública han recaudado 1.637 millones de euros en concepto

de impuestos específicos en 2015.

Las comunidades autónomas recaudaron más de 1.059 millones de euros en tasas de juego, registrando un leve descenso -23 millones de euros menos- respecto a 2014, derivado de la menor recaudación del bingo y compensada por los aumentos en casinos y apuestas.

Desde su primera publicación en el año 2012, el Anuario del juego recoge toda la información estadística sobre las distintas vertientes de la industria del juego en España, posibilitando tener una visión de conjunto sobre la misma y convirtiéndolo en una referencia fiable para el diálogo del sector con la sociedad y las administraciones.


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner