Desmantelan Red Criminal Que Operaba En Casinos De Las Vegas

Las autoridades federales de los Estados Unidos están desmantelando lo que describen como una operación multimillonaria de blanqueo de capitales en Las Vegas y en varios estados. Al momento hay 21 personas acusadas de usar tarjetas de crédito apócrifas y números de cuenta robados para retiros en efectivo y compras minoristas en casinos y negocios de lujo. Los acusados son ciudadanos brasileños.

El caso es el último de una ofensiva encarada por el FBI contra el lavado de dinero en la ciudad de Las Vegas, pero cuya actividad criminal se extendió mucho más allá de las fronteras de esta capital del juego estadodunidense, de acuerdo con la acusación de 47 cargos presentada el mes pasado en un tribunal federal.

Once de los acusados están bajo custodia, retenidos por lavado de dinero y cargos relacionados, mientras que los otros diez son aún fugitivos de la Justicia.

Las autoridades dicen que el accionar delictivo comenzó en 2013 y se extendió hasta las detenciones que ocurrieron a principios de este año en varios estados del país. Los fiscales están buscando decomisar más de 6 millones de dólares, en respuesta a los ingresos fraudulentos obtenidos mediante el uso de tarjetas de crédito falsificadas y por el uso de la tecnología para descifrar tarjetas, conocida como "card skimming".

La acusación federal detalla un estilo de vida de lujo del cual disfrutaban los acusados en la conspiración, y revela que precisamente la ciudad de Las Vegas sirvió como base de la operación criminal.

La mayor parte de la supuesta actividad ocurrió en casinos y locales nocturnos populares en toda la ciudad.

De acuerdo a los investigadores, los jugadores usaron fondos de origen fraudulento para pagar por servicios en dos de los destinos sociales más populares de Las Vegas, como las discotecas Hakkasan y XS, en el orden de unos U$S 95.000 en cada lugar.

Cuando no estaban pagando por esos servicios, la acusación alega que los inculpados frecuentaban los casinos del Strip de Las Vegas, y a través del país; a Nueva Orleans, Biloxi, Mississippi, y Detroit.

La acusación enumera que hicieron retiros por un total de 2,6 millones de dólares en efectivo en establecimientos de MGM Resorts International, más de U$S 20.000 en el casino Río, un intento de retiro por U$S 3.000 en el Bellagio, y otros
fondos no especificados en el Cosmopolitan, además de un intento de transacción de 10.000 dólares en efectivo en el Caesars Palace. También menciona retiros de efectivo en casinos en Michigan, Louisiana y Nueva Jersey.

Mientras tanto, los sospechosos hicieron compras al por menor en Las Vegas y en otros lugares, donde compraron relojes de marca como Rolex, joyas de Tiffany & Co., productos para equitación y otros artículos de lujo.

Las autoridades indicaron que también compraron artículos de venta por correo, que enviaron a direcciones en Las Vegas y San José, California. Después de comprar los artículos, usando números de cuenta falsificados y robados, varios de los jugadores empeñaron esas mercancías para lograr dinero en efectivo.

La acusación menciona que al menos 2,5 millones de dólares en relojes Rolex y de otras marcas de lujo, se hicieron en locales instalados dentro de casinos y centros comerciales en Nevada, California y Florida.

En un caso, Vitor Domingues Valentini Dos Reis es acusado de luchar físicamente y resistirse a la seguridad y a la policía, para evitar el arresto después de un intento de compra en una tienda de relojes Tourneau en Nueva York.

Los sujetos son acusados de usar fondos de origen criminal para las compras de mercancía marca Nike y tarjetas de regalo que sumaron aproximadamente U$S 33.000.

Los investigadores federales secuestraron de los domicilios de los acusados máquinas para descifrar tarjetas de crédito, y equipos de falsificación.

Parte de la operación criminal consistía en el reclutamiento de empleados de costosos asadores brasileños, para que les ayudaran a hackear sistemas informáticos y obtener acceso a información de tarjetas de crédito y débito de los clientes. Todas las personas involucradas en la acusación son originarias de Brasil y algunos estaban ilegalmente en el país o con sus permisos de residencia vencidos.


 

 

Fuente:www.reviewjournal.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner