El Juego Representa El 1,14% Del PIB Italiano

En la Libera Universitá Internazionale degli Studi Sociali Guido Carli de Roma, fue presentado por la Fundación Codere, el primer estudio sobre la percepción social del juego de azar en Italia 2017, elaborado por la Fundación Bruno Visentini (FBV). De acuerdo al informe, el 44% de los ciudadanos comprendidos entre los 18 y los 75 años, jugó al menos una vez en el último año.

La publicación, coordinada por los profesores Fabio Marchetti y Luciano Monti, codirectores científicos de la FBV, replica el modelo del ya consolidado estudio que patrocina anualmente esa Fundación en España en colaboración con la Universidad Carlos III de Madrid.

El informe "Percezione sociale del gioco d´azzardo en Italia 2017" revela que, de los ciudadanos comprendidos entre los 18 y los 75 años, el 44% jugó al menos una vez en el último año y sólo el 0,9% (según PGSI, el índice de gravedad del juego problemático) podría considerarse como "jugador problemático". Cabe destacar que la mayoría de los jugadores tiene una relación saludable con el juego, está en posesión de algún título universitario y tiene un estatus social medio-alto, mostrando una preferencia clara para los terminales Newslots y VLT. Según datos del Ministerio italiano de Economía y Finanzas, el 27% de la recaudación total del juego correspondiente al año 2016 proviene de las Newslots y el 24% de los terminales VLT.

Las principales magnitudes económicas del sector del juego en Italia quedan reflejadas en el segundo capítulo del estudio, donde el juego se revela como un motor importante en términos de crecimiento económico. La industria - que incluye a 6.000 empresas y 150.000 trabajadores - mueve alrededor de 19.200 millones de euros al año, lo que representa el 1,14% del PIB italiano.

"De esta manera, la Fundación ha querido impulsar también en Italia la realización de un análisis detallado del juego de azar, presencial y online, que se ha llevado a cabo sobre una muestra de unos 1.600 encuestados con edades
comprendidas entre los 18 y 75 años, con el fin de conocer y comprender los comportamientos de la población italiana en relación con la práctica de los juegos de azar y ofrecer una serie histórica que permita identificar nuevas percepciones de los consumidores en el futuro", indicó la organización.

El tercer capítulo se centra en el juego online y muestra una clara tendencia de aumento de consumidores de juego en línea en el último año (3,4 millones en 2016, con respecto a los 3,1 millones del 2015). El perfil estándar del jugador online es un hombre joven de entre 25-34 años, con estudios de bachillerato, una clara preferencia por las apuestas deportivas y que destina al menos 30 minutos al día a las apuestas online. En este sentido, es notable la utilización por parte de los jugadores de plataformas ilegales, que aún figuran en un número bastante elevado en el mercado italiano (más de 6.200 a finales de 2016, según datos facilitados por la AAMS).

El último capítulo analiza el grupo de los jugadores problemáticos. Los datos recogidos evidencian que en Italia la proporción de jugadores "recreativos" - aquellos que no presentan ninguna señal de alarma- oscila entre el 29,5% (según DSM IV, el Manual Estadístico de Diagnóstico de Trastornos Mentales) y el 39,7% (según PGSI, el índice de gravedad del juego problemático), mientras que en el extremo opuesto, el porcentaje de individuos que pertenecen a la categoría de "jugadores problemáticos" varía entre el 0,9% y el 1,4%, dependiendo del instrumento de detección utilizado como referencia (PGSI y DSM IV, respectivamente).


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner