Los Bingos Bonaerenses Y El Poder Político

El desembarco en 2009 de Cristóbal López y su socio Federico de Achával en la Provincia de Buenos Aires, con la compra de una pequeña sala de bingo con slots en uno de los municipios más pobres del cinturón urbano de la capital argentina, no ha generado a un año de su concreción, mayores éxitos para el empresario amigo del gobierno nacional y sus socios. En cambio, las necesidades presupuestarias de los gobiernos municipales y del propio estado provincial han modificado las cuotas de poder politico en la Provincia en la que se concentra la mayor actividad de juegos de azar de toda la Argentina. 

Seguramente cuando Cristóbal López y Federico de Achával, planificaron la compra del Bingo Polvorines como el lugar para realizar el ansiado desembarco en la provincia de Buenos Aires, no imaginaron que la experiencia no sólo no sería cómo ellos están acostumbrados, sino que resultaría por demás traumática.

El Bingo Polvorines, ubicado en el municipio de Malvinas Argentinas, uno de los distritos de mayor incidencia de la pobreza en el cinturón urbano que rodea la ciudad de Buenos Aires, a 35 kilómetros al noroeste de la capital argentina, es una sala de menos de trescientos slots, que está muy lejos de los mega emprendimientos a los que esta acostumbrado Cristóbal López, con salas como el Hipódromo Argentino de Palermo, con más de seis mil slots, o el casino de Rosario considerado uno de los más grandes de Latinoamérica.  

El emprendimiento de López y de Achával en la localidad de Polvorines, hasta el momento no ha podido afirmarse, no sólo porque no ha caído bien en el municipio de Malvinas Argentinas y han recibido la espalda del sector enla Provincia, sino también porque por parte del Gobernador del mayor estado argentino, no han obtenido concesión alguna.

Hace unos meses atrás cuando se produjo la llegada del empresario K a territorio bonaerense muchos imaginaban que la gran preocupación del resto de los operadores para el segundo semestre del 2010 y todo el 2011 sería frenar el embate de este ambicioso kirchnerista, cuya expansión empresarial multirubros no ha parado desde la asunción, en 2003, de su amigo Néstor Kirchner.

Profecía errada fue la mencionada precedentemente ya que no sólo Cristóbal López y sus socios no han podido hacer pie firme, sino que la principal preocupación de los empresarios del sector pasa por cómo administrar el nuevo equilibrio de poderes que se ha gestado en la relación Intendentes - Gobernador.

Sabido es el tremendo déficit que arrojan las cuentas
provinciales, como también es conocido que el juego es el segundo aportante a la provincia (de ahí su importancia estratégica).

Tampoco es desconocida la necesidad de fondos que tienen los municipios y que, de lo que la provincia recauda en materia de juego, poco y casi nada llega a las comunas.

Pero ante esta situación los barones del conurbano han sabido dar vuelta las relaciones de poder y pararse frente al gobierno provincial en mejor posición de la que estaban.

¿Cómo lo han hecho? Tomando de alguna manera el toro por las astas. Las salas de bingo para funcionar necesitan del aval de la comuna en materia de horarios, inspecciones, habilitaciones, obras, libretas sanitarias, etc. Esta situación modifica el panorama en el que muchos operadores se movían; fuerte relación con el gobierno provincial y muy poco trabajo en la comuna.

Este equilibrio de poderes obliga a quienes operan el juego en la Provincia a prestar mayor atención a la relación con los gobiernos comunales buscando reducir a la mínima expresión las consecuencias que traería el enfrentamiento de los Intendentes con el gobierno provincial.

En resumen los desafíos que los operadores grandes y pequeños deberán encarar para lo que resta del 2010 y todo el 2011, no será lidiar con el operador que corre con el caballo del comisario como muchos, con poco conocimiento de la política provincial, han venido aventurando y continúan agitando como verdad revelada. Sino muy por el contrario, la gran lucha, la madre de todas las batallas como gustaba decir al ex presidente estadounidense George W Bush, es la que se librará en cada comuna, con cada Intendente y cada Concejo Deliberante en pos de obtener por parte del gobierno provincial un mejor reparto de lo producido por el juego. Es en ésta batalla, en la que se podrá observar quienes entienden del juego político bonaerense y quienes son meros espectadores.


 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner