Dos Casinos Italianos Enfrentan Un Futuro Incierto

Marzo será un mes crucial en Italia, no solo por las elecciones políticas de este domingo que definirán el futuro del país, sino también para el destino de dos de los cuatro casinos que operan en ese territorio europeo.

El 28 de febrero, expiró en realidad el acuerdo existente en la reducción de los costos de mano de obra en el Casino Campione d'Italia, y dada la situación actual, con un total de 156 despidos anunciados, no sólo requeriría su extensión, sino también redefinir uno nuevo que sea capaz de cumplir. Una misión muy difícil, pero que choca con el calendario: el 12 de marzo habrá de hecho, en la Corte, la primera audiencia para discutir la instancia de quiebra presentada por el fiscal de la ciudad de Como, contra la empresa que gestiona el juego en ese casino, que no fue capaz de otorgar a la Ciudad el dinero necesario y, por lo tanto, no logró los objetivos fijados cuando fue autorizada para la operación de la sala de juego.

Obviamente, el costo de la mano de obra, que también es en forma porcentual el más elevado, es la primera palanca a la que recurrir, si bien la maniobra para contener el empleo ya comenzó hace años. El máximo pico fue alcanzado en 2007 (el año en que se inauguró la nueva sede), con unos 660 empleados, mientras que diez años más tarde había alrededor de 150 menos, sin tener en cuenta la reducción horaria actual que hace que el número real sea aún más bajo.

Una situación potencialmente abierta a tantos escenarios diversos se da en el Casino de Venecia donde, tras una larga y agotadora negociación, finalmente se llegó a un acuerdo sobre el nuevo contrato de trabajo, que reemplazará la regulación unilateral que entró en vigencia el pasado 1 de julio.

Pero una cosa es estar de acuerdo con la mesa sindical, y otra seguir con lo estipulado. Ya durante las negociaciones habían surgido fricciones entre las diversas agrupaciones sindicales.

En la esperanza de que el acuerdo se mantenga, sin embargo, queda por ver cuál es la posición que los diversos sindicatos asumen.

Otros gremios estudian la situación en profundidad, antes de tomar una posición, pero también en este caso no es seguro si se eligirá el camino del acuerdo, el de una nueva negociación o la del enfrentamiento. Ciertamente, un conflicto sería el peor, teniendo en cuenta que el objetivo es contemporaneamente la salvaguarda de los puestos de trabajo, y no como una alternativa al necesario equilibrio económico y financiero del casino.


 

 

Fuente:casino.gioconews.it

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner