España Busca Crear Un Espacio Favorable Para Empresas De Juego Online

El juego online está viviendo su mejor momento en España y con esta industria en pleno apogeo que mueve más dinero que nunca y marca récord de usuarios, el Ministerio de Hacienda del país que encabeza Cristóbal Montoro, intenta seducir a las grandes empresas y conseguir que trasladen sus sedes operacionales, de acuerdo a los planes que se desvelan en el proyecto de presupuestos generales del Estado. Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla competirán con otras jurisdicciones como Malta o Gibraltar.

En el último informe trimestral de la Ordenación General de Dirección del Juego (DGOJ) no queda indicador sin subida. En España se apuesta más dinero que nunca y casi se duplicó el nivel de 2015, pasando de 667 millones a más de 1.050 millones.

El salto se constata también al observar que el mercado de las apuestas mueve 13.316 millones de euros, seis veces más dinero que hace cinco años. El resto de partidas también aumentó, todas a doble dígito: el margen neto de juego (GGR) en un 23,49% y la cantidad de dinero retirado en un 53,18%.

La única mala noticia corre a cargo de los jugadores, que en términos generales perdieron dinero si se atiende a la diferencia entre lo depositado (168 millones) y lo retirado (109 millones).

La isla mediterránea de Malta tiene el marco jurídico y fiscal de Europa más competitivo para el juego. Su baja presión en impuesto de sociedades y sobre las actividades de juego, unida a que sus licencias permiten operar internacionalmente, llevaron a la industria del juego a ser la segunda de ese país.

No es casualidad que con 437.000 habitantes tenga 250 operadores con licencia de juego, frente a las 52 que tiene España, que cuenta con una población mucho mayor. Tampoco que una de cada cuatro de compañías con licencia en España tengan allí su sede.

Los planes del ministro Montoro pasan ahora por rivalizar con el archipiélago -o territorios similares como Gibraltar- y convertir a los territorios de Ceuta y Melilla en un imán capaz de atraer a los gigantes del sector.

Para hacerlo, el nuevo proyecto de los presupuestos generales que ya se está tramitando en el Congreso de los Diputados, establece que a estas ciudades autónomas se les aplique "una bonificación del 50%" en esta actividad con la finalidad de trasladar "los beneficios fiscales".

La intención es atraer a estos territorios a los gigantes del sector ahora instalados en el peñón de Gibraltar que se ven amenazados por cuál será su situación frente a Europa como consecuencia del Brexit, y por los cambios al alza en la fiscalidad que el Reino Unido ha aplicado a las apuestas en red y que han sido refrendados hace pocos meses los tribunales.

Se incluye, además, un segundo guiño. Si la carga tributaria para el negocio de los juegos de azar en internet estaba entre el 20 y el 25% de los ingresos, ahora pasará a gravar el 20% independientemente del tipo de juego (apuesta deportiva, hípica o póker, por ejemplo).

En la legislación hasta ahora en vigor se fijaban dos tipos de gravamen: uno para los ingresos brutos y otros para los netos (restando los premios). Hasta ahora el juego online podía tributar al 15% en el primer caso o al 25%, en el segundo. La modificación introducida por Montoro simplifica el sistema y fija una única tributación para las operadoras del 20% sobre los ingresos netos (dinero jugado menos premios entregados). En la práctica significa una rebaja de la fiscalidad de un sector que está basando su expansión en un modelo que se caracteriza por devolver en premios cerca del 95% del dinero apostado.

La fiscalidad será todavía más reducida en Ceuta y Melilla. Los tipos relativos "a las operadoras con residencia fiscal en sus territorios y realmente radicadas" en las ciudades autónomas se rebajan a un escaso 10% sobre los ingresos netos. La bonificación del 50 por ciento, que no existía hasta ahora, se justifica en la Ley de Presupuestos de forma similar a lo exigido para los demás tributos del sistema fiscal español. Se trata de "trasladar los beneficios fiscales que se recogen en otros impuestos para ambas ciudades autónomas".

Los datos muestran, a priori, que la capacidad de recaudación de Hacienda pedió fuelle en el último lustro. Ingresó poco más de 52 millones de euros por impuesto sobre el juego al cierre de 2017, casi la mitad de lo que recuperó hace cinco años (101 millones), según sus informes
mensuales.

¿Es posible que el fisco recaude menos dinero ahora? La respuesta podría estar en la ley del juego de 2011. En dicha reforma, además de obligar a las operadoras a tener licencia y prohibir a los jugadores competir en páginas que no fueran españolas (.es), se permitió que las pérdidas de las apuestas pudieran deducirse.

Hasta ese momento se tributaba a partir del primer euro que se ganaba, lo que llevó a muchas personas a enfrentarse con el fisco -caso llamativo fue el del campeón de España de ajedrez, Francisco Vallejo Pons, conocido también por su afición al póker online- por reclamaciones y sanciones a pesar de que sus balances fuesen negativos.

Desde la Agencia Tributaria, no obstante, matizan el baile de números. "No todo el importe recogido en el informe de recaudación incluye juego online, al igual que los datos de cantidades y jugadores contabilizados por el DGOJ incluyen al juego offline (loterías, primitivas y concursos, entre otros)", explican.

Insisten en que se trata de un rompecabezas. "Es muy difícil medir con exactitud qué ingresa el Estado y qué las comunidades autónomas", así como conocer todas las partidas en las que se anotan -el libro azul de los presupustos generales contempla una parte de los ingresos del juego como impuestos y otra como tasas-.

Miguel Mazón, investigador del área económica de la Unidad de Juego y Adicciones Tecnológicas que coordina Mariano Choliz en la Universidad de Valencia, atribuye los cambios en los tipos impositivos a una presión de los 'lobbies' del sector. "Se ha hecho con nocturnidad y alevosía. No entiendo que una actividad que debería esta fiscalmente gravada como el resto de los juegos y que actualmente mueve más de 13.000 millones apenas haya aportado 52,7 millones; no entiendo las razones por las que Montoro, en pleno déficit fiscal, rebaja impuestos a estas actividades que no generan ningún tipo de empleo y son la principal causa de ludopatía en nuestros jóvenes", indicó.

Mazón es critico con la bonificación introducida para Ceuta y Melilla porque las convierte en un imán para los operadores con sede en España. Aunque considera que la decisión está directamente relacionada con el Brexit y la legislación en el Reino Unido. "Creo que es un intento de que todas las empresas radicadas bien en Malta o en Gibraltar radiquen su domicilio en España, sobre todo después del Brexit", afirmó. "Pero también va a provocar que las que pudieran estar radicadas en España vayan a domiciliarse a Ceuta y Melilla".

Por su parte, el presidente del Gobierno de Melilla, Juan José Imbroda, aplaudió la ventaja fiscal que incluye los Presupuestos Generales del Estado para las empresas de juego online que se asienten en las dos ciudades autónomas, y consideró que con esta medida ambos territorios pueden competir "con cualquier punto de Europa".

Señaló que se trata de una "vieja aspiración" de los gobiernos de las dos ciudades, que estará reflejada en la modificación del Régimen Económico y Fiscal (REF) de ambas, objetivo en el que se está trabajando y que incorpora otras ventajas reconocidas en los presupuestos generales, como el aumento del 10 % en la bonificación al IRPF.

Imbroda cree que ante el panorama que se abre con el Brexit, que "puede fastidiar a empresas asentadas en Gibraltar o Malta", el hecho de que Ceuta y Melilla ofrezcan una ventaja fiscal a este sector "es muy interesante" como foco de atracción, que en caso de lograrse permitiría crear empleo y riqueza.

"Creo que es muy importante porque es la mitad de lo que tienen que tributar en otros sitios, se lo estamos poniendo fácil y apetecible a estas empresas para que vengan", explicó.

Confió en que reducir a la mitad el gravamen a estas empresas sea "suficiente atractivo" para que empresas de juego se instalen en Melilla y Ceuta, ciudades que con esta ventaja fiscal "tienen suficiente oferta para competir con cualquier punto de Europa".


 

 

Fuente:www.economiadigital.es, www.elconfidencial.com y www.melillahoy.es

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner