La Economía Argentina Se Mete En La Pelea De Codere

La familia Martínez Sampedro, fundadora de Codere, pidió el cese del actual presidente de la compañía, Norman Sorensen, negando su condición de consejero independiente. Además, reclamaron a los accionistas que, en la Junta que se celebra a finales de mes, rechacen aprobar las cuentas presentadas correspondientes al ejercicio 2018. Los hermanos Martínez Sampedro serán apartados del consejo de administración de la compañía en la Junta que se celebrará el próximo 27 de junio cuando, previsiblemente, no se renueven sus nombramientos.

La familia fundadora cuestionó lla estrategia de negocio del grupo marcada por los fondos, principalmente Silver Point, con el 21,8%, que conjuntamente poseen más del 50% del capital. Asimismo, rechazan la versión de los fondos estadounidenses que argumentan que Codere ha perdido negocio por culpa de la situación económica de Argentina.

Los hermanos José Antonio y Luis Javier Martínez Sampedro, expresidente y exvicepresidente de Codere, serán apartados del consejo de administración de la compañía al no renovarse previsiblemente sus nombramientos en la Junta del 27 de junio (en segunda convocatoria), siendo sustituidos por dos representantes de su participación en la empresa, superior al 15%, a través de la sociedad Masampe.

Pero ambos van a seguir plantando batalla a los fondos estadounidenses que a principios del pasado año los retiraron de sus cargos. Los fundadores de Codere sostienen que los fondos deberían haber lanzado una OPA al controlar más del 30% del capital y actuar de forma concertada, y han acudido a los juzgados para tratar de forzarlo.

La CNMV publicó el viernes, a última hora, un hecho relevante informando sobre las solicitudes de complemento al orden del día de la Junta de accionistas introducidas por los hermanos Martínez Sampedro. Entre ellas, el ejercicio de la acción social de responsabilidad contra Norman Sorensen, la persona que sustituyó a José Antonio Martínez Sampedro como presidente de Codere a principios del pasado año, un nombramiento acordado por los fondos de inversión.

Los Martínez Sampedro aseguran que de acuerdo a las "pruebas documentales obtenidas como accionistas", pese a la "resistencia de Silver Point", se pone de manifiesto la falta de independencia de Sorensen .

Los fundadores de Codere también reclaman a los accionistas del grupo no aprobar las cuentas del pasado ejercicio y la formulación de unas nuevas. Consideran que estas no reflejan la destrucción de valor para los accionistas, 700 millones de euros.

Subrayan que, mientras que la compañía culpa a la situación de la economía de Argentina de la caída de negocio registrada, esta en realidad se debe también a la estrategia de coste céntrica adoptada por Codere en 2018, "que ha repercutido en una disminución de la capacidad de generación de ingresos frente a la inflación en prácticamente todos los mercados".

"La única estrategia y prioridad del grupo ha sido y es la maximización del Ebitda ajustado", afirman. "La previsión de caja muy ajustada combinada con la caída de ingresos resultado de la estrategia coste céntrica, es una señal de alarma (...)", advierten.

Excesos publicitarios

Los Martínez Sampedro llaman la atención sobre la falta de compromiso de Codere con el juego responsable desde que los fondos han tomado el control de la empresa.

Codere "ha renunciado a tomar una posición frente a los excesos publicitarios del juego online", afirman. Esto ha llevado a que se esté generando "un grave riesgo de deterioro de la percepción social de la actividad", al tiempo que ha privado "a la Fundación de la sociedad del papel que ha venido desempeñando en el sector".

Los fundadores de la compañía de juego sostienen que la decisión de Codere de delegar en la patronal del juego, Cejuego, todas las actuaciones en relación con este asunto, "es un ejemplo más de la falta de criterio que el nuevo
liderazgo tiene sobre lo que era la línea histórica de la compañía en este terreno".

Los fondos niegan las acusaciones

Codere reaccionó el sábado por la mañana a la ampliación del contenido del orden del día de la junta de accionistas negando las acusaciones de los Martínez Sampedro a través de un comunicado.

La interpretación que Masampe hace de los resultados "es sesgada", dice Codere

"El consejo debe negar de manera categórica la apreciación de que las cuentas anuales no reflejan la imagen fiel del patrimonio ni la situación financiera de la sociedad", dice. La imagen fiel de las cuentas "es perfectamente compatible con la caída o el incremento del precio de la acción", añade.

La compañía señala que la interpretación que hace Masampe de los resultados "es sesgada" y que utiliza "datos erróneos y apreciaciones equivocadas", y subraya que el auditor de las cuentas, E&Y, ha confirmado que ha realizado su trabajo de conformidad con la normativa.

Los fondos de Codere advierten que el ejercicio de una acción de responsabilidad "es una actuación de gran relevancia, tanto para el consejero afectado como para la propia Sociedad". Y que la que plantean los fundadores está "redactada en términos vagos, con insinuaciones y argumentos sin soporte alguno, y que se basa en actos que no revisten indicio alguno de antijuricidad".

"Parece evidente que Masampe tiene una visión distinta sobre las políticas y estrategias de Codere", indica en el comunicado la compañía. "Lo cual no justifica en modo alguno la utilización por su parte de la información de la que dispone, ni su subjetiva interpretación de la misma", termina diciendo.

Los Martínez Sampedro y los fondos

Codere regresó a terreno negativo en 2018 al registrar unas pérdidas de 40,4 millones de euros, frente al beneficio de 2,8 millones de euros que se anotó un año antes debido al efecto negativo de la evolución de los tipos de cambio en los mercados en los que opera.

La firma alcanzó unos ingresos de 1.476,4 millones de euros en 2018, lo que supone un descenso del 9,9% respecto a los logrados en 2017, debido a la depreciación del peso argentino frente al euro y la evolución en México, parcialmente compensado por el negocio en España.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 227,9 millones de euros en 2018, con un descenso del 7,7% respecto al ejercicio precedente, mientras que el beneficio operativo se situó en 96,9 millones de euros, lo que supone un incremento del 26,1% respecto a 2017.

José Antonio Martínez Sampedro controla un 14,063% del capital de Codere a través de Masampe y un 0,01% de manera directa, mientras que Luis Javier Martínez Sampedro cuenta con un 2,426% del capital de manera indirecta y un 0,055% de manera directa.

Además de la familia Martínez Sampedro, el gestor del fondo Silver Point Capital Management, Edward Arnold Mule, controla de manera indirecta el 23,35% de las acciones del grupo; mientras que el gestor del fondo Abrams Capital, David Abrams, posee el 8,788% del total del capital social, y el gestor de Contrarian Capital Management, Jon R. Bauer, controla el 7,273%.

El resto del capital social de la compañía está controlado directamente por Turnpike Limited (2,235%), VR Global Partners (2,488%), Alden Global Oportunities (3,4%) y Agbpi Fund (1,115%).


 

 

Fuente:www.vozpopuli.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner