Dónde Van Las Ganancias De Los Casinos De Colombia

Dos empresas de origen español, Codere y Cirsa Winner Group, lideran el billonario negocio de los Casinos en Colombia. Ambas se encuentran en manos de fondos de inversión norteamericanos; Codere es administrada por los fondos Silver Point Capital (Connecticut), Contrarian Capital Management (Connecticut) y Abrams Capital (Boston), y Cirsa por Blackstone Group de New York.

En total existen en el país 86.629 maquinas tragamonedas autorizadas por Coljuegos, en 2.719 establecimientos cuyos ingresos ascendieron a $ 15,8 billones el año pasado. Un sector muy atomizado que controlan los 358 operadores con contratos autorizados por Coljuegos. A pesar de ser los más grandes, Winner opera el 7 % de los instrumentos de juego y Codere el 4 %, dentro de lo que se encuentran:

La mayor operadora de máquinas tragamonedas es Cirsa Gaming Corporation dueña de Winner Group. Nació hace cuarenta años en Barcelona y su fue fundador Manuel Lao Hernández. En abril del año pasado, Lao Hernández vendió la casi totalidad de su imperio de juego (excluyó Argentina), incluida su operación en Colombia al fondo de inversión norteamericano Private Equity de Blackstone por un valor aproximado de $ 2.000 millones de euros. Este año Blackstone continuó con su expansión y le adquirió Giga Games, en manos de un hermano de Manuel Lao.

El grupo norteamericano de Blackstone ha entró al sector de entretenimiento cuando al comienzo del 2000 adquirió varias cadenas de parques de diversiones: el Hilton Group, Tessauds Group y Busch Entertainment Corporation (Sea World Parks), convirtiendose en el principal competidor de Walt Disney Company, luego de adquirir la totalidad de Universal Orlando Resort.

Cirsa juega en las grandes ligas mundiales con presencia en 70 paises donde tiene 148 casinos, 70 salas de bingos, más de 3.000 puntos de apuestas deportivas y más de 70.000 maquinas tragamonedas entre España, Italia y Latinoamerica. Solo el 36 % de sus ingresos provienen de España. El año pasado logró 1.469 millones de euros con una utilidad de $ 368,8 millones de euros.

La segunda operadora de casinos en el país es Codere, también de origen español. Esta fue fundada en 1980 por la familia Martínez Sampedro y los hermanos Franco, dueños de Recreativos Franco, uno de los mayores fabricantes de máquinas recreativas en España. A raíz de una crisis financiera, desde el año pasado los miembros de la familia Martinez Sampedro perdieron el manejo administrativo de la empresa, aunque conserva tres asientos en el consejo de administración.

En Colombia, el negocio de casinos y sus máquinas tragamonedas ha perdido en los últimos años, tanto que Coljuegos no implementado nuevos contratos de operadores. Los dueños de los casinos culpan de esta situación a los altos aportes al Estado, de un IVA del 19 % (que no existe en otros países sobre la apuesta sino sobre el premio), los derechos de explotación sobre cada máquina (que cobra la mayor tarifa entre un valor fijo y el 12 % sobre los ingresos brutos menos premios) y la ilegalidad.

Los juegos operados por internet, van ganando terreno y cada vez atrae a más jóvenes, con menos de tres de operación genera ingresos anuales de cerca de $ 1,5 billones, un 10 % de las ventas en los casinos. Un negocio controlado mayoritariamente por las colombianas Betplay y Wplay, entre las 17 marcas autorizadas donde se encuentra Codere Apuestas. Betplay es producto de una alianza entre Corredor Empresarial del Grupo Gelsa (Superastro, las Deportivas y Supergiros) y R. Franco Digital (España), que fue socia de Codere hasta su restructuración. Wplay propiedad de los antioqueños Aquila Global Group, y cuya plataforma fue desarrollada completamente por ingenieros colombianos.


 

 

Fuente:www.las2orillas.co

 

 


 
Banner
Banner
Banner