SAGSE 2019 ¿Menos Es Más?

Desde el 20 al 22 de noviembre se realiza en el complejo Costa Salguero de Buenos Aires la SAGSE 2019, evento que reúne a los operadores y reguladores de la industria del juego y a empresas relacionadas con el sector. La feria, mucho más pequeña que en otras ediciones, parece adaptarse a los tiempos de la crisis económica argentina, dejando de lado el antiguo encanto y clima de fiesta, para enfocarse mucho más en la esfera de los negocios.

Basta solamente unos minutos para observar a vuelo de pájaro el total de la feria, pero la impresión de austeridad deja paso a expositores mucho más focalizados en dar detalles de sus productos y dispuesto a brindar más tiempo a potenciales clientes. Jorge Gómez, Ceo de LGM, destacó que en esta oportunidad hay mucho más empresas que se dedican a los juegos y apuestas en línea que en otras ediciones y que a las claras es una tendencia que está marcando un cambio en el mercado local.

Desde Caolab, un vocero coincidió con que la primera impresión que da la feria no es justamente de abundancia y que las circunstancias económicas y políticas que atraviesa el país no estarían ayudando a su desarrollo. "Estamos a tres semanas de un cambio de gobierno, nadie sabe quién va a quedar ni quien va a venir", señaló y destacó que la incertidumbre en algunos organismos oficiales obstaculizan un desarrollo exponencial de sus posibilidades.

Por su lado, algunos expositores del sector de juegos en línea dijeron estar conformes con la primera impresión de la feria y aseguraron estar muy interesados en las posibilidades de negocios en el país. Dimitri Paliants, jefe
de Márketing de TvBet, empresa proveedora de juegos en vivo con sede en Nicosia, Chipre, explicó que es la primera vez que aterrizan en Argentina y que la SAGSE es una gran oportunidad de negocios para tener incidencia en la región. En el mismo sentido, José Lara de InBet Games, destacó que ellos están interesados en entrar en el mercado argentino, una vez que las condiciones estén dadas.

Los números musicales y artísticos, las enormes barras de tragos y el glamour parecen haber quedado en el pasado, para dar paso a un auténtico salón de negocios, con menos visitantes turísticos y más interesados en comprar y vender productos vinculados al juego. Desde los diferentes institutos lotéricos que se hicieron presentes, la frase recurrente era "realmente está chiquito, pero parece que funciona". Incluso una funcionaria de Lotba dijo estár sorprendida de la respuesta que estaba teniendo la feria a pesar de la reducción de su tamaño.

Sin embargo, en uno de los días más calurosos del año, el aire acondicionado comenzó a fallar, lo que hizo que muchos expositores convirtieran folletos y revistas en improvisados abanicos y otros se amontonaran en el pasillo de entrada, donde la refrigeración aún funcionaba. Cosas que pasan.


 

 


 
Banner
Banner
Banner