Juego Online: La Incertidumbre Marca La Transición En La Provincia De Buenos Aires

La falta de una transición ordenada entre la administración saliente y la entrante del IPLyC está creando un ámbito de incertidumbre en el sector del juego de la provincia de Buenos Aires. Fuentes allegadas a la futura gobernación de Axel Kicillof explicaron que la adjudicación de licencias para el juego online debería haber estado resuelta en la primera quincena de noviembre. Ahora el próximo gobierno será el encargado de resolver ese tema y, a este paso, se calcula que no habrá avances hasta finales de febrero o principios de marzo.

Hoy por hoy, la información indica que el IPLyC aprobó las siete licencias después de estudiar todas las presentaciones y mandó los expedientes a los ministerios para la firma de su aprobación. Los expedientes, que llevan además la firma de la gobernadora, no habrían sido aún aprobados, por lo que todo indica que van a quedar a consideración del próximo gobierno, sin descartar que sean sometidos a una nueva revisión antes de adjudicar las licencias.

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires reglamentó en abril pasado, mediante el Decreto 181 publicado en el Boletín Oficial, la legalización del juego online aprobada en diciembre de 2018 en la Legislatura Bonaerense. La medida alcanzaba a las máquinas electrónicas de juegos de azar; juegos de casino; loterías; apuestas sobre juegos virtuales (con exclusión de los juegos de lotería); apuestas hípicas y apuestas sobre eventos reales, deportivos y no deportivos (siempre que no sean de carácter político).

En junio pasado, en el marco de la convocatoria para el otorgamiento de esas licencias, 14 empresas se inscribieron en el Registro de Aspirantes a Licenciatario que pugnarían por las 7 licencias de juego online para la provincia. Desde ese momento, con las elecciones mediante y la contundente derrota del oficialismo, prácticamente no se produjo ningún avance en el proceso licitatorio.

Dentro de los sectores involucrados, existe un creciente temor de que la regulación se detenga porque es muy probable que la administración de Axel Kicillof quiera estudiar punto por punto cada pliego y cada escrito que haya sobre la regulación. Si bien no se barajan nombres sobre el posible sucesor de Matías Lanusse, sí señala que podría ser una persona allegada a alguno de los empresarios el juego,
como Cristóbal López, Daniel Angelici o incluso Daniel Mautone.

Más allá de estos tres nombres que se están escuchando y la falta de conversaciones para una transición ordenada, en el seno del gobierno electo no parece existir la voluntad de enviar a alguien al IPLyC a cambiar opiniones con las actuales autoridades o al menos para conocer la ubicación del despacho del Presidente. Incluso se señala que existiría una fuerte puja entre los barones del Conurbano y los dirigentes de La Cámpora por el control del Instituto, aunque el futuro gobernador no habría dado ningún guiño a alguna de las partes.

La falta de comunicados oficiales por parte de la actual administración y el silencio de la próxima, hace que el juego en línea no presente ningún atisbo para una efectiva y pronta regulación. Claramente, se trata de un tema determinado por los lineamientos políticos de la Gobernación. Por lo tanto, explicaron allegados a la cuestión, "por más que los sectores vinculados al juego estén ávidos de que se regulen las apuestas deportivas y el online, no se logrará hacer nada hasta que desde arriba se tome la decisión".

Mientras transcurren los últimos días de la administración de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, el Instituto de Loterías y Casinos parece estar simplemente a la espera de dar por finalizada su gestión. La gran mayoría de quienes están dentro de la órbita de sus políticas manifiestan que el Instituto no hizo todo lo que estuvo a su alcance para mejorar las condiciones, no solamente de las agencias de quiniela, sino además de la hípica y de los casinos, y que solo puso su enfoque en el combate contra la ludopatía con un programa de juego responsable de corto alcance.


 

 


 
Banner
Banner
Banner