Argentina Influyó En La Baja De Los Ingresos Operativos De Codere

La multinacional española del sector del juego Codere informó hoy que en el 2019 obtuvo unos ingresos operativos de 1.389,4 millones de euros, frente a los 1.476,4 del año anterior, lo que supone una caída del 5,9%, debida principalmente a la disminución de 90,5 millones de Argentina –consecuencia de la depreciación del peso argentino frente al euro (63,5%), pese al fuerte crecimiento del 31,2% en moneda local-, parcialmente compensada por el crecimiento del negocio online (+34,5%), Uruguay (+5,1%) Italia (+2%) y España (+1,7%).

En cuanto al EBITDA Ajustado, la compañía alcanzó los 249,1 millones de euros, un 11,9% por debajo de 2018. Las mejoras en la unidad online (9,9 millones de euros), España (gracias a la optimización de su capacidad y a las mejoras continuas en el rendimiento) y el alza de 13,5% en Uruguay, se han visto neutralizadas por la reducción en Argentina (23,5 millones de euros, debido a la devaluación del peso argentino y al impacto el nuevo impuesto del 3% a los premios ganados) y en México (por la mayor intensidad competitiva y entorno recesivo del país).

En este ejercicio, el resultado neto de la compañía, antes de la aplicación de la NIC 29 y la NIIF 16 fue negativo en 18,9 millones de euros. Con la aplicación de la nueva normativa contable, que incrementa los gastos financieros y el impuesto a las ganancias corporativas, resulta en una pérdida neta de 61,7 millones de euros.

El capex del año fue de 90,8 millones de euros, un 44,4% por debajo que el del año anterior, e incluye 72,9 millones de mantenimiento (frente a los 82,1 de 2018) y 17,9 millones para proyectos de crecimiento (63 millones menos que el año anterior). Esta significativa reducción de las inversiones, junto con menores gastos no recurrentes, ha permitido a la compañía mejorar su generación de caja hasta los 22 millones de euros en 2019, comparado con una utilización de 22,7 millones en 2018.

De esta forma, la compañía cierra el ejercicio con una sólida posición de tesorería de 103,1 millones de euros, frente a los 81,8 millones de 2018, que, junto con la disponibilidad en su línea de crédito sénior, elevan su liquidez total hasta los 145,4 millones de euros.

En términos de capacidad instalada, la compañía disminuyó el número de máquinas un 0,4%, hasta las 56.886 unidades –principalmente por la reducción en España-, el número de salas de juego ha aumentado de 148 a 149, los terminales de apuestas deportivas han aumentado de 8.331 a 8.592 y el número de bares se redujo de 9.940 hasta 9.345.

Ver aquí el informe completo


 

 


 
Banner
Banner
Banner