Caída De Empleo En Casinos De Macao y Singapur Impacta En La Cantidad De Residentes

Las ciudades pequeñas como Macao y Singapur -ricas y prósperas- ganan mucho con los empleados extranjeros que viajan para trabajar allí, pero protegen a los suyos implementando leyes que priorizan a los locales. Como era de esperar, ambas ciudades han visto cómo los no residentes fueron despedidos de los casinos a un ritmo mayor que los locales y está comenzando un éxodo.

La Oficina del Censo de Estadísticas de Macao informa que la población total de esa región administrativa especial de China ha disminuido en 10.700 personas en el último trimestre y ahora se ubica en 685.400.

Al mismo tiempo, la Oficina de Asuntos Laborales sugiere que los trabajadores no residentes se redujeron en unos 3.000. Sin embargo, Lei Wai Nong, secretario de Economía y Finanzas, ha dicho que hasta 10.000 han perdido sus trabajos, lo que se alinea perfectamente con la disminución de la población. Dado que muchos empleados están suspendidos, esto podría reducirse a una diferencia en la definición de los dos números. Con pocas oportunidades de nuevos puestos de trabajo, el número de llegadas de trabajadores no residentes en la primera mitad del año también se ha reducido un poco más de 3.091.

En Singapur, es prácticamente la misma historia. El Ministerio de Mano de Obra ha revelado que los despidos en el Resorts World Sentosa (RWS) se dirigieron principalmente a trabajadores extranjeros. Si bien no se conocen las cifras exactas, antes de la pandemia, el complejo tenía un 66% de personal de Singapur. Ahora tiene el 75% y se especula que hasta 2.000 empleados perdieron
sus trabajos.

"En general, después del ejercicio de reducción, RWS tiene un núcleo más fuerte de Singapur. En todos los casos en que un empleado extranjero y un empleado local tenían el mismo grado de desempeño, se dio preferencia al local para ser retenido. De hecho, para cada categoría de trabajadores, el empleado extranjero debía tener una calificación de desempeño más alta en comparación con el empleado local, para no ser despedido", indicó el ministerio.

"Dado el impacto adverso en su negocio, el pago de RWS de 0,5 meses por año de servicio para aquellos que fueron despedidos y elegibles para el beneficio de despido, está dentro de los límites de las pautas tripartitas para todas las empresas en circunstancias similares", agregó.

A nivel local, los equipos gubernamentales como el Ministerio de Mano de Obra pueden utilizar esto como protección para los residentes nativos y un trabajo bien hecho. Pero con las restricciones de viaje que seguramente estarán vigentes por un tiempo más, los casinos tendrán dificultades para atraer nuevos visitantes, y los empleados no residentes que se van, significa que la economía se está contrayendo.


 

 

Fuente:calvinayre.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner