El Baccarat, Un Juego De Mucho Dinero y Trampas

Por Fabián Bataglia

Este juego, quizás el más épico y glamoroso que se conoce,  que atrae a ricos y exóticos jugadores, bandas de tramposos y especialistas en seguridad de casinos, está ayudando a llenar las arcas estatales norteamericanas. Aunque no se hable mucho en las publicaciones especializadas, el Baccarat se está convirtiendo en uno de los juegos de cartas más populares en los salones de Las Vegas Strip. Contabilizó el 20 por ciento de las ganancias totales durante el 2010, alcanzando la cifra de 1200 millones de dólares.

La creciente popularidad del Baccarat dio como resultado que una selecta cofradía de jugadores haya logrado el record  en la recaudación de los casinos en diciembre último. Mientras la mayoría de los juegos de azar están sintiendo la recesión en todo el estado de Nevada, el Baccarat logró romper esta tendencia y colocarse a la cabeza de las preferencias en la franja de Las Vegas, en donde los operadores ganaron 158 millones de dólares durante el último mes de 2010.

Según estimaciones, cada una de las mesas de Baccarat habría generado alrededor de 2 millones de dólares de ingresos durante las dos primeras semanas de diciembre. Durante esas jornadas, algunos jugadores llegaron a apostar hasta 100 mil dólares por mano. Debemos destacar que los entusiastas  que hicieron las apuestas más fuertes fueron los chinos, cuyo patrimonio, tanto en su país de origen como en los EEUU, está creciendo de manera exponencial. Los jugadores asiáticos se caracterizan por tener una manera casi obsesiva de jugar y por apostar fuertes sumas de dinero.

Un poco de historia

Algunas investigaciones sobre los orígenes de los juegos de azar, se refieren al Baccarat como un "primo cercano del Black Jack" ya que ambos juegos posiblemente tuvieron un origen común. El nombre proviene del italiano "baccarà", palabra que significa "cero" o "nada". En el Siglo XV el rey Charles VIII lo llevó a Francia, en donde su nombre original derivó en Baccarat. Tuvo gran repercusión en los casinos de la costa francesa, y se generaron los diferentes tipos de Baccarat que hoy se conocen.

En la actualidad la variante más jugada en Europa continental es el "Chemin de Fer", en donde la banca va pasando de un jugador a otro. La versión que se popularizó en Las Vegas es de origen inglés y fue llevada al resto del mundo, a medida que el Imperio Británico se iba expandiendo. En la década de los '50 llegó a las mesas de Las Vegas y comenzó a caracterizarse por el juego de grandes apuestas y de ribetes algo elitistas. Por ello, en los '80 algunos casinos implementaron el Mini Baccarat, el cual tiene las mismas reglas pero fue concebido para llevar el juego a las masas.  La diferencia es que, simplemente, el pozo tiene límites mucho más modestos que el juego tradicional.

Dinero y trampas

El boom que significó que el Baccarat superara al Black Jack en las preferencias del juego, hizo también que muchos devotos del dinero fácil trataran de implementar la manera de sacar una tajada de las voluminosas apuestas. Catalogado como "juego de los ricos", las embestidas de la crisis económica no hizo mella en sus mesas y muchos ricos turistas asiáticos que llegan a Las Vegas por sus atractivas mesas, parecen ser blancos fáciles de los estafadores.

El seductor juego que atrapa a miles de adinerados jugadores, también atrae como moscas a los estafadores de diversa estopa  con dispositivos que van desde el convencional escondite de la carta en la manga a mecanismos mucho más sofisticados. En un casino de Las Vegas fue desbaratada una  banda de delincuentes asiáticos que se dedicaba a hacer trampa en  las mesas de Baccarat, mediante una cámara en miniatura que grababa las cartas y transfería las imágenes a otro miembro de la gavilla. Los especialistas de seguridad en Las Vegas creen que se trataría de una organización delictiva que generó grandes pérdidas en casinos de Asia y que estaría probando su método en EEUU.

Por ello, los expertos en seguridad lúdica están viendo diferentes videos de casinos de Asia y EEUU en donde se puede apreciar cómo los estafadores actúan en las mesas de Baccarat. Incluso, la preocupación es tal que Bill Zender, un especialista de Las Vegas en este tema, tiene como tarea principal dar consejos a los operadores de casinos para que sepan detectar a los estafadores que se sientan en las mesas de Baccarat. Zender explica que este juego tiene aristas que lo hacen muy atractivo para estafadores, como son las fuertes sumas que se apuestan y la injerencia que tienen los jugadores en las manos del juego.

Los operadores de Las Vegas y de Asia están convencidos de que el Baccarat, a pesar de ser blanco de muchos estafadores, se está convirtiendo en uno de los juegos de cartas que más aceptación está teniendo en los salones.

Hoy en día también existe la posibilidad de jugar en los casinos virtuales, los cuales presentan variadas formas de juego y de apuesta. Muchos portales ya ofrecen tutoriales para los jugadores inexpertos, en donde brindan consejos, estrategias, reglas y forma en que se pagan los premios.

En Nevada, gracias al Baccarat, los índices de los ingresos de la de Las Vegas Strip pudieron sostenerse y diluir el 6 por ciento negativo que se esperaba para los dos últimos meses de 2010.


 

 


 
Banner
Banner
Banner