¿Codere Juega En El Regreso Del Fútbol Para Todos?

El Gobierno argentino relanza la Televisión Digital Abierta (TDA) que había sepultado Mauricio Macri y analiza la vuelta de una suerte de Fútbol para Todos, un emblema de los mandatos de Cristina Kirchner. Afirman que la multinacional del juego Codere fue interpelada para conocer si tenía interés en financiar parcialmente el torneo de la SuperLiga.

Alberto Fernández anunció el miércoles el Plan Conectar 2020-2023, que requiere una inversión de $37.900 millones para potenciar la estructura de comunicaciones, a fin de alcanzar la "universalización del acceso a los servicios TIC y a las conexiones de banda ancha de última generación" de los habitantes.

La inversión se destinará al Sistema Satelital Argentino, a la Red Federal de Fibra Óptica (Refefo), la Televisión Digital Abierta y al centro nacional de datos, todas iniciativas lideradas por la empresa estatal Arsat.

La distribución y venta de equipos satelitales de TA fue suspendida en 2016, en el primer año de mandato de Mauricio Macri, que promovió la privatización de las transmisiones de fútbol y la licitación que ganaron las cadenas Fox y TNT. Para justificar la privatización, el ex presidente dijo que "cada $ 35 millones que destinamos al fútbol, significa que puedo hacer un jardín de infantes menos".

Ahora, según adelantaron en el ejecutivo al medio Lapoliticaonline.com, está en estudio la posibilidad de que se transmita de manera abierta y gratuita entre tres y cinco
partidos por cada fecha de la Primera División.

De hecho, operadores cercanos al gobierno ya tantearon a la multinacional española del juego Codere, que posee amplia presencia en Argentina, para ver si está interesada en financiar parcialmente el torneo de la SuperLiga.

De acuerdo a la presentación del plan Conectar, unos 10 millones de hogares del país podrán acceder a un servicio de calidad de la TDA.

El Gobierno explicó además e Plan Conectar contempla el "desarrollo, construcción y puesta en órbita de un nuevo satélite, el primero de la segunda generación de ARSAT", que estará orientado a la ocupación de las posiciones orbitales de la Argentina, al desarrollo de la industria satelital de telecomunicaciones y a reducir la brecha digital brindando conectividad satelital de alta calidad a 200 mil hogares rurales.

Con este desarrollo, se multiplicará por 10 la capacidad de banda ancha y conectará a millones de argentinos a las redes federales de fibra óptica hacia 2023. La conectividad fue uno de los mayores problemas que desnudó la pandemia.


 

 

Fuente:www.lapoliticaonline.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner