Apuestas Sobre Elecciones De EE. UU. Superan Las Del Super Bowl

Los mercados de apuestas, que en los países desarrollados van mucho más allá de los temas deportivos, están pasando por uno de sus mejores momentos gracias a las elecciones presidenciales estadounidenses. Hoy, 70 por ciento de los apostadores han puesto su dinero en el triunfo de Trump, con la idea de ganar mucho en caso de que no se cumplan los pronósticos de las empresas encuestadoras.

Como resultado hay millones de dólares en juego en los sitios de apuestas del país del Norte. "Las elecciones presidenciales de 2020 se están convirtiendo en la decisión más importante en nuestra historia", le dijo a Forbes Dave Mason del portal BetOnline. "Ya superó las apuestas del pasado Super Bowl y para pagar a los apostadores hemos reservado una cantidad en el rango medio de 8 cifras".

Aunque de aquí al martes, fecha de la elección, las encuestas seguirán fluctuando, al corte de hoy si Donald Trump es reelegido, BetOnline perderá una suma de siete cifras y si Biden gana, la casa ganará una suma de seis cifras.

Es tal el interés de los apostadores, que desde ya pueden apostar por el ganador de las elecciones de 2024 y allí Kamala Harris, actual candidata a la vicepresidencia, aparece como favorita.

No obstante, algunos han advertido que la situación actual es similar a la de hace cuatro años cuando todas las encuestas y modelos tenían a Hillary Clinton con una proyección de 70 por ciento para ser elegida, pero las apuestas estaban concentradas en Trump.

Esto ha llevado a que algunos piensen que las empresas de apuestas son más fiables a la hora de predecir quién ganará las elecciones estadounidenses que las firmas encuestadoras, que en 2016 daban a Hillary Clinton como vencedora y hoy le dan esa probabilidad a Joe Biden.

Uno de los factores que podría darles la razón a los apostadores es el último debate presidencial, que para
muchos expertos implicó un nuevo aire para el presidente Trump. Asimismo, al candidato republicano podría tener a su favor que mientras 60 por ciento de los demócratas han indicado que prevén votar de manera anticipada, 73 por ciento de los republicanos pretenden hacerlo el día de las elecciones, así que habría una gran masa de sufragios de última hora.

Las probabilidades

Las apuestas no solo se limitan a quién será el nuevo inquilino de la Casa Blanca, también intentan determinar cómo quedará la carrera por el Senado y los resultados de cada estado, dado que el sistema estadounidense le da prioridad al voto electoral sobre el voto popular.

En Pensilvania, pronostican que Biden será el favorito con 69 por ciento de probabilidades, mientras que en Florida, otro de estado clave en estos comicios, se augura una victoria de Trump con 55 por ciento, de acuerdo a casas de apuestas como William Hill, Betfair y Paddy Power.

En general, según un artículo de Forbes, las apuestas van así: Biden ganaría las elecciones con 66,7 por ciento de posibilidades, así como el voto popular con 87,5 por ciento.

Igualmente habría 68,8 por ciento probabilidades de que Trump vuelva a perder en los estados en los que fue derrotado en 2016 y 60,8 por ciento de que el partido demócrata gane la elección general, así como en el Senado y la Cámara Baja.

También se prevé, con una probabilidad de 69,2 por ciento, que haya más de 149,5 millones de votos.


 

 

Fuente:www.semana.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner