Eurovegas: A Pocos Meses De Definir Su Emplazamiento, El Tema Sigue Generando Polémica

“Yo también quiero bandeja de plata". Así opina el representante de una de las principales empresas del juego en España sobre el trato especial que las administraciones públicas, sobre todo de Madrid y Cataluña, han ofrecido al magnate Sheldon Adelson. Entre 3 y 4 meses habrá que esperar para conocer finalmente la localización que tendrá el macrocomplejo; mientras tanto, el debate continúa.

"Le han extendido una alfombra roja pese a que aún está por ver si su proyecto es cierto", critican desde una de las principales empresas del juego español. "A nosotros nos parece magnífico que se mire el juego como una industria de futuro, pero aún tenemos que conocer los detalles concretos del proyecto", explican fuentes del grupo de bingos, casinos y apuestas deportivas Codere. "Eso sí, nos gustaría que nos otorgasen las mismas condiciones que se permitan a un inversor foráneo, pero en cualquier caso aún es pronto para pronunciarse", matizan. "Damos la bienvenida al proyecto de Adelson, siempre que no haya agravios comparativos", apuntan desde Cofar, la patronal de las máquinas recreativas. Recuerdan que el sector del juego en España vive "un deterioro constante", con una caída de ingresos del 15% en el pasado ejercicio.

También el juego online -que está a la espera de la concesión de licencias para comenzar a operar legalmente en España- apoya la llegada de Adelson. "Cualquier iniciativa empresarial que cree negocio de juego en España para nosotros es positiva", asegura su patronal JDigital. "Lo apoyamos, aunque hay que mirar más allá, porque Eurovegas tiene que convivir con un sector que ya existe y tendrán que crear normas comunes", matizan las firmas de apuestas en la red.

Ahora queda esperar quién se llevará el gato al agua: Madrid o Barcelona. Si se cumplen los plazos previstos tanto por la Comunidad de Madrid como por la propia compañía, antes del verano se conocerá el emplazamiento definitivo de Eurovegas.

Cruceros frente a política

Llega el momento de hacer apuestas sobre cuál será la ciudad elegida. En juego, una inversión inicial de 6.000 millones de euros que cuando se complete el proyecto podría alcanzar, según la compañía, los 17.000 millones. "Sabemos que las preferencias de Sheldon Adelson se decantaban al principio por Barcelona, por el clima, por el turismo y, sobre todo, por los cruceros que llegan a la capital catalana", explican fuentes del sector. "Pero Adelson es práctico y, antes que el turismo, prefiere tener de su lado a los políticos, y Madrid tiene una clara ventaja porque el partido que gobierna la comunidad autónoma es el mismo que el de la nación y, así, evitaría discrepancias", argumenta la misma fuente, que prefiere callar su identidad.

Aunque la disputa esté ahora entre Madrid y Barcelona, éstas no han sido las únicas candidatas. A Adelson se le habría ofrecido la posibilidad de instalarse en uno de los principales enclaves turísticos de la Costa del Sol: Marbella. Pero el dueño de Las Vegas Sands no tenía claro que ese fuera el destino capaz de competir con los grandes centros mundiales del juego. La cercanía a una gran ciudad y, sobre todo, a un gran aeropuerto es una de sus exigencias. "Pero tenía claro que su objetivo era España", apuntan las mismas fuentes. "Quiere un negocio en Europa y no puede construirlo en Grecia por su situación económica, ni en Italia, donde no se puede abrir un casino desde hace años. Así que solo le queda España", explican.

Bajo la premisa del anonimato, las críticas del sector se ponen de manifiesto porque nadie quiere lanzar piedras contra su propio tejado. "La verdad es que el proyecto nos genera dudas desde el punto de vista de su viabilidad. Han prometido contratar a 250.000 personas", explica un portavoz del juego tradicional. "Pongamos que el sueldo bruto anual de los empleados del megaproyecto ronda una media de 20.000 euros, eso da unos gastos de personal de 5.000 millones de euros al año y eso no parece muy viable". 

Movimiento 'Eurovegas No'

A pesar de las promesas de trabajo y prosperidad del magnate estadounidense, hay más gente que no ve con buenos ojos su megaproyecto. Sindicatos y organizaciones sociales (como CC OO, Ecologistas en Acción, Attac o el movimiento 15-M) presentaron en Madrid la plataforma 'Eurovegas No'. Su objetivo: resaltar los aspectos más opacos del proyecto. Consideran, por ejemplo, que Eurovegas podría "violar los derechos laborales y sindicales".

"Se está utilizando el chantaje del empleo para evitar resistencias y críticas de la sociedad civil", critica la plataforma. En su opinión, "este proyecto generará un paraíso
fiscal y un régimen de tributación prácticamente nulo". Al margen del impacto económico, el movimiento crítico con Eurovegas hace énfasis en los efectos que podría tener en el medio ambiente: sobreexplotación de los recursos o el incremento de residuos.

La oposición política y la Iglesia

Mientras Madrid y Barcelona compiten por albergar una docena de casinos, varios hoteles, centros comerciales, centros de conferencias, campos de golf y teatros, en un intento de crear puestos de trabajo dentro de un contexto económico español que se desploma y reaventura en una nueva recesión, tanto desde la oposición política como desde la Iglesia se advierte que sería peor el remedio que la enfermedad, alegando que este proyecto, que entusiasma a los políticos por la creación de 260.000 puestos de trabajo (la mitad de los desempleados en estas dos ciudades), producirá un aumento de la adicción al juego.

Las autoridades locales, por su parte, están haciendo lo imposible para dar cabida a Adelson, que exige saltarse la normativa fiscal, del juego, del suelo, e incluso de la legislación laboral. "Creemos que tenemos el paquete de acuerdos necesario y tenemos que presentar una declaración de garantía de éxito y estamos ultimando los últimos detalles", dijo Adelson, en unas declaraciones a la revista Forbes.

"Esto convertiría a Cataluña y a Barcelona en el área de turismo líder en Europa", explicó el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

No obstante, los políticos de la oposición tanto de Madrid como de Barcelona están preocupados. "No estamos de acuerdo con este hechizo de modelo económico, que daría lugar a un paraíso fiscal que se aproxima a un régimen de esclavitud" dijo el diputado regional de Madrid José Quintana.

Los obispos de Madrid, por otro lado, se están rebelando contra el proyecto. "La adicción al juego trae consigo un aumento de actos ilegales, suicidios y quiebras", dijo el obispado de Alcalá en una nota a los feligreses.

Adelson, el personaje

Forbes considera a Adelson, de 78 años de edad, como la octava persona más rica en los EE.UU., quien desde 2009 a la actualidad, ganó más dinero que cualquier otro estadounidense, contando con un patrimonio neto de 21.500 millones de dólares.

El magnate es director y mayor accionista de Las Veas Sands, la empresa dueña del Casino Venetian, en Las Vegas, el más rentable, y de varios en Macao, el nuevo Las Vegas de China.

Adelson es hijo de inmigrantes; nació en Boston siendo pobre y ha amasado una de las mayores fortunas de Estados Unidos. Además tiene la historia de recuperación luego de la crisis más increíble. Entre el 2007 y el 2008, las acciones de su empresa se devaluaron 99%. Él tiene la teoría de que hay que tener deudas 7 veces por encima de la liquidez de la empresa. 

Para mantenerse así, después de la crisis, él mismo le prestó mil millones de dólares a su empresa, para que siguiera construyendo Casinos en Macao, una isla cerca de Hong Kong.

Adelson, que anda en una silla de ruedas porque tiene una enfermedad nerviosa, también ha sido una de las billeteras más profundas del partido republicano.

El 'proyecto' de la polémica

La inversión en Eurovegas alcanzaría los 17.000 millones de euros. En una primera fase -la que demostraría la viabilidad del proyecto- se invertirían 6.000 millones.

El complejo supondría construir una microciudad destinada al ocio: salas de cine, teatros, cuatro hoteles (con 12.000 habitaciones), salas de reuniones, centros comerciales, pistas de esquí, campos de golf y restaurantes. Instalaciones cuya infraestructura habría que construir desde cero.

Replicaría los proyectos de Las Vegas Sands en Macao (China), Singapur y Las Vegas (Estados Unidos), donde levantó un complejo de ocio al más puro estilo veneciano, canales incluidos.

En España, Eurovegas pretende atraer a 11 millones de turistas hasta 2025.


 

 

Fuente:www.realestatepress.es, www.cincodias.com y www.caracol.com.co

 

 


 
Banner
Banner
Banner