México: Endurecer Sanciones Entre Los Objetivos De La Nueva Ley

La reforma a la ley de juego de México que está siendo preparada por el gobierno y la Comisión Especial de Casinos de la Legislatura, dispondrá de un nuevo sistema tendiente a endurecer las sanciones, fortalecer a los inspectores de los casinos, y terminar con la discrecionalidad en la asignación de permisos. Los diputados pidieron información pormenorizada a municipios de todo el país respecto a este tipo de negocios establecidos en sus demarcaciones, que servirá para la elaboración de la futura ley, pero sólo algunos cumplieron con la solicitud.

De acuerdo con los datos obtenidos y el avance en las negociaciones, se prevé la creación de un instituto nacional de juegos y sorteos, como órgano desconcentrado, que será integrado por un consejo consultivo cuya cabeza será el secretario de Gobernación y tendrá entre sus atribuciones la de combatir la ludopatía.

En la elaboración de un proyecto de reforma, que realiza la Secretaría de Gobernación con diputados federales, destaca otro reto: construir una legislación que atienda la problemática de los permisos y licencias locales y municipales para evitar la discrecionalidad en esos niveles de gobierno.

Al respecto, con el objetivo de contrastar el padrón oficial de los casinos en el país e identificar establecimientos irregulares o clandestinos, la Cámara de Diputados pidió información sobre casinos a los municipios, pero sólo algunos cumplieron con la solicitud.

Recibió información de 27 presidentes municipales y jefes delegaciones que han otorgado permisos y licencias de casinos y salas de juego. De acuerdo con esa información, en las entidades de Nuevo León, Sinaloa, Tabasco, Estado de México, Jalisco y Guerrero se concentra un elevado número de casinos o de casas de apuestas.

En esos territorios, la mayoría de los permisos fueron entregados en la administración de Felipe Calderón Hinojosa.

En Monterrey, Nuevo León, hay 14 casinos reconocidos; empresas como Atracciones y Emociones Vallarta SA de CV; Apuestas Internacionales SA de CV; Comercializadora de Entretenimiento Chihuahua SA de CV, y Entretenimiento de México SA de CV, se distribuyen todo el negocio de las casas de apuestas, mientras que en Linares hay uno. Todos los permisos fueron otorgados entre 2005-2009, pero la mayoría, es decir, 11 fueron tramitados en la administración del ex presidente Calderón.

El listado incluye al Estado de México con 11 negocios de este tipo (en Tlalnepantla, Cuautitlán Izcalli y Nezahualcóyotl). Villahermosa, Tabasco, registra de manera oficial 10 establecimientos con giro de casas de apuestas o casino.

El alcalde de Villahermosa, Humberto de los Santos, entregó un listado con copias de permisos que se otorgaron también en la pasada administración. En Guerrero hay siete, en tanto que en Jalisco se reportaron solamente seis.

En Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, las empresas Atracciones y Emociones Vallarta y Apuestas Internacionales acaparan el mercado, junto con Operadora de Espectáculos Deportivos y Central Gamining SA de CV.

El proyecto de ley destaca que "uno de los grandes retos es construir una legislación que atienda la problemática de los permisos y licencias locales y municipales para evitar la discrecionalidad en esos niveles de gobierno", y enfatiza la necesidad de combatir fenómenos colaterales que se generan por este tipo de instancias.

Para poner en orden el sector, también se pretende crear un registro público que contendrá toda la información relacionada con los permisos.

Otro aspecto que abordará la nueva ley es el establecimiento de certificaciones para el personal que labore en el ámbito de los juegos y sorteos.

La redacción del proyecto de reforma apunta a que incluso los permisos sean otorgados por cada uno de los establecimientos y estarán "georeferenciados".

Las negociaciones entre la dependencia a cargo de Miguel Ángel Osorio Chong y diputados federales también apuntan a dejar claro en la nueva ley que los instrumentos para la celebración de los juegos con apuestas, sólo puedan ser aquellos "estandarizados" por el instituto.

Además, se pretende establecer e impulsar como política de Estado cimentar las bases del juego responsable y establecer la certificación del personal que labore en el ámbito de los juegos y sorteos.

El proyecto de ley que podría ser presentado ante el Congreso hasta el próximo periodo ordinario de sesiones, que inicia en septiembre,también contempla señalar con claridad los derechos y las obligaciones de los permisionarios.


 

 

Fuente:www.eluniversal.com.mx

 

 


 
Banner
Banner
Banner