Esperan Informe Sobre Fraude En Hipódromo De Puerto Rico

El administrador hípico del Hipódromo Camarero de Puerto Rico, Wilfredo Padilla Soto, dijo hoy que el próximo miércoles es la fecha límite para que el jurado hípico someta el informe de la investigación por un supuesto fraude en la sexta carrera del pasado viernes 10 de octubre. En el ambiente del turf del país, hay preocupación por los continuos trucos durante las carreras.

"Hemos puesto como fecha límite el miércoles, 29 de octubre. Entiendo que han entrevistado a entrenadores, dueños de caballos, mozos de cuadra, jinetes, dueños de agencias hípicas, personas que reclamaron el premio", dijo Padilla Soto en una entrevista a Radio Isla, al tiempo que aseguró que todos los entrevistados cooperaron con la investigación.

Sin embargo, Padilla Soto no pudo anticipar ningún detalle sobre la investigación. Tampoco pudo precisar si se confirmó que en efecto hubo fraude en la sexta carrera del pasado viernes 10, y si hubo otra irregularidad en la cuarta carrera, comotrascendió.

"Todavía no puedo anticipar nada al respecto hasta tanto y en cuanto reciba el informe del jurado hípico con las determinaciones", dijo.

Según se informó, el pago del "Poolpote" de 1.3 millones de dólares fue cancelado recientemente, por orden del administrador hípico, luego que se descubriera que alegadamente hubo un cambio de identidad entre una yegua llamada Mi Reina del Sur por otra yegua llamada Fully Paid.

Anteriormente, Padilla Soto sostuvo que uno de los ángulos que se investiga por el fraude que obligó la cancelación del pago del "Poolpote", es el procedimiento realizado por el jurado de identificación que estuvo a cargo de identificar los caballos de las carreras del día de los alegados hechos.

Por su parte, jugadores y dueños de agencias hípicas, expresaron que las trampas en el hipódromo Camarero son más comunes de lo que se cree.

Luego de las alegaciones del presunto fraude en el que se atribuye que un ejemplar compitió por otro, y que un jugador ganó el "Poolpote" gracias a la victoria del suplente, Padilla Soto dijo que en la mayoría de los casos, las irregularidades se deben a la administración de medicamentos prohibidos para mejorar el rendimiento de los ejemplares.

Para evitar esta práctica o detectarla, a los ejemplares que ganan cada carrera se les realizan pruebas de sangre y orina para detectar la presencia de las sustancias prohibidas. Mientras un análisis científico es prueba suficiente para determinar la violación al reglamento hípico, los casos de arreglos de carreras u otras formas de hacer trampas no son tan fáciles de probar.

El pasado 6 de agosto, el administrador hípico firmó una resolución de suspensión por cinco años al jinete Ángel Luis Martínez por "la aparente posesión de un artefacto eléctrico (batería) con la intención de utilizarlo en el ejemplar Princesa Dorada en la séptima carrera" del 25 de junio de 2014.

En este caso, las vistas contra el jinete se celebraron "en rebeldía" debido a las trabas que pusieron tanto Martínez como su representante legal para asistir a las citas.

"Realizada la vista en su fondo, pasada toda la prueba
testifical, audiovisual, fotográfica y documental, el Jurado Hípico determinó que, sin duda alguna, el Querellado (Martínez), poseía sobre su persona un artefacto eléctrico (batería)" con la intención mencionada anteriormente, según reza la resolución en cuestión

Uno de los casos más notorios en los últimos tiempos, antes del fraude imputado de este mes, es el de la suspensión por dos años que se le impuso al jinete Andy Hernández el pasado 26 de septiembre.

En esa ocasión, al jockey se le imputa que, durante la segunda carrera del 6 de septiembre de 2014, "por su culpa o negligencia, provocó que Materia Gris... no alcanzara una mejor posición en el orden de llegada" y quedó en segundo lugar. La alegación es que Hernández permitió que el ejemplar Amor Desolado, del mismo dueño que Materia Gris, ganara la carrera.

Para llegar a esta conclusión, el Jurado Hípico tomó en consideración dos carreras previas de Hernández con el ejemplar Materia Gris, el 9 y el 30 de agosto, y otras dos sobre los ejemplares Querellado el 31 de agosto y Unificador el 7 de septiembre. El panel investigador llegó a la conclusión de que el jockey mostró un gran esfuerzo para que sus montas llegaran en buenas posiciones.

"Sin embargo, en la carrera del 6 de septiembre de 2014, se pudo apreciar que el Querellado (Hernández) condujo al ejemplar Materia Gris, en ausencia completa del uso de sus bridas y manos en el cuello del ejemplar, a un ritmo y un paso que demuestran falta de esfuerzo para que el ejemplar alcanzara una mejor posición en el orden de llegada", según la determinación de hechos del Jurado Hípico.

Hernández fue hallado culpable de dejarse ganar para que los apostadores recibieran más dinero por el primer lugar que logró Amor Desolado.

El Reglamento de Medicación Controlada de la Administración de la Industria y el Deporte Hípico (AIDH) establece cinco clases de medicamentos prohibidos para los ejemplares.

La AIDH entregó un total de cuatro resoluciones hechas en lo que va del presente año, y los casos son muy parecidos, a pesar de las diferencias en los castigos debido a los distintos tipos de sustancias prohibidas utilizadas.

En los casos consultados, al haber una prueba científica del dopaje, el procedimiento y el castigo se basan en acuerdos transaccionales: el entrenador suele asumir la culpa y se llega a un acuerdo en que se le suspende y se le imponen una multa.

Según la clasificación de la sustancia utilizada, las multas fluctúan entre los U$s 100 y U$s 300, y las suspensiones van desde 15 hasta 30 días para los entrenadores. Sin embargo, ni los dueños ni los veterinarios a cargo de suministrar los medicamentos aparecen dentro de los castigos una vez que el entrenador asume total responsabilidad por el dopaje.


 

 

Fuente:www.metro.pr y www.primerahora.com

 

 


 
Banner
Banner
Banner