Empresarios Del Juego Firman Código Etico

Los gremios de loterías y chance representados por la Federación de Empresarios de Juegos de Azar (Feceazar) de Colombia, firmarán hoy un pacto ético gremial y presentarán un nuevo código que autorregulará las actividades de este sector.

En el código de ética, los empresarios plantean las afectaciones que ha sufrido el gremio por cuenta de las investigaciones contra algunos empresarios.

Como se recordará el gremio del chanche fue cuestionado por las investigaciones que pesan contra operadores de este negocio como Emilse López, "la Gata", investigada por nexos con paramilitares, y cuyas empresas están siendo intervenidas por la Fiscalía por lavado de activos.

"El porqué de un Código de Ética, para un gremio cuestionado por su pasado y desconocido en su presente, se explica justamente por la preocupación de nuestros empresarios por superar ese entorno tan negativo y en consecuencia, es su deseo pasar una página en la historia, para dejarle a ella lo que le pertenece y expresar de manera clara y contundente ante el Gobierno y sus grupos de interés, su voluntad de cambio", señala Feceazar.

El código plantea que los empresarios en el negocio de las apuestas deben "apoyar y respetar la protección del Derecho Internacional Humanitario y no ser cómplice de abusos de los derechos humanos".

También exhorta a "actuar contra todas las formas de corrupción, incluyendo la extorsión, el soborno, lavado de activos y financiación del terrorismo" y a "denunciar y abstenerse de prácticas ilegales de juego".

Además, establece que los empresarios y colaboradores de las empresas afiliadas a Feceazar deben abstenerse de "incurrir en cualquier forma de soborno a las autoridades o funcionarios públicos" y de dar regalos y dádivas con el fin de conseguir negocios o beneficios.

El documento también plantea también la creación de un Comité de Ética Gremial conformado por tres personas, que revisarán el cumplimiento de esas medidas y serán elegidas por la junta directiva de Feceazar.

Vacios del Código

Aunque los señalamientos a las empresas de Emilse López venían desde hace más de un lustro, su poderío apenas empezó a desmoronarse desde el 2013, sin que antes haya recibido algún tipo de sanción por parte del gremio de chanceros, ni de Coljuegos, entidad que se encarga de regular a estas empresas.

En Bolívar, Unicat perdió la licitación y fue reemplazada por Conapuestas. En Atlántico, Uniapuestas fue inahbilitada en la licitación por la Gobernación por no cumplir un requisito y el negocio se lo llevó la empresa Ganar. En Sucre, Aposucre también fue descalificada en el 2013 y el contrato se le
adjudicó a Superservicios de Nariño.

En Magdalena el chance sigue siendo manejado por Aposmar S.A., firma que también era de "la Gata", y hoy está siendo intervenida por la Sociedad de Activos Especiales. Ese negocio está en medio de un desorden jurídico porque el gobernador de ese departamento, que le entregó a esta firma el negocio en el 2012, en diciembre pasado tomó la decisión de caducar el contrato.

Pese a la intención de fortalecer la cultura ética en los juegos de azar, quienes conocen el código y los focos de corrupción en el sector del chance, cuestionan que el documento no contemple sanciones decididas para las empresas cuestionadas como la inhabilidad definitiva para participar en licitaciones futuras en casos como el de empresas de Emilse Lopez.

Frente a la transparencia en la información, el Código plantea que "se debe mantener la confidencialidad de las informaciones internas de la empresa, es decir, de las informaciones que no sean de dominio público".

Aunque para la prevención del lavado de activos, el código recuerda que las empresas de juegos de azar deben reportarle a la Unidad de Información y Análisis Financiero de Colombia (UIAF) su información económica, no hay acciones encaminadas a que se revelen quiénes son los accionistas de las empresas.

A esa solicitud se han negado las empresas de chance desde hace más de dos años cuando el entonces Secretario de Transparencia Rafael Merchán, les pidió hacer pública esa información.

El actual jefe de Transparencia, Camilo Enciso, aseguró que aunque ve como positivo la firma de un código de ética, este documento "se quedó corto" en algunos aspectos.

Asegura que no establece "sanciones efectivas" para quienes incumplan. Agrega que el código tampoco tiene una reglamentación específica sobre la participación de las empresas de juegos de azar en política, especialmente en campañas.

Tampoco tiene una iniciativa para que las empresas pongan al escrutinio público "la información que exige la ley, como contrataciones e información financiera de las compañías", dijo Enciso.

Finalmente el Secretario aseguró que aunque se había contemplado la posibilidad de que Feceazar financiara una campaña de Transparencia, "esa posibilidad se descartó por los antecedentes de algunas empresas del sector".


 

 

Fuente:www.eltiempo.com

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner