Brasil Exporta Jugadores De Casinos

El presidente del Instituto Brasileño Jogo Legal, Magno José de Sousa Santos, aseguró que todos los meses 200.000 brasileños abandonan el país para jugar en todos los casinos del mundo. Sólo a Las Vegas, viajan alrededor de 150.000 por año y el 70% de los apostadores en los casinos uruguayos son brasileños.

Sousa hizo estas manifestaciones durante su intervención en un audiencia pública esta semana, ante la Comisión Especial del Marco Regulador de Juegos de Azar, en el Parlamento de Brasil.

Para Sousa, Brasil está exportando jugadores, consumo, dividendos y divisas, lo que podría quedarse dentro de las fronteras de Brasil, si los casinos se legalizaran.

"La falta de un marco regulatorio en el área de juegos lleva a los brasileños apostar en los casinos en América del Sur, principalmente en Uruguay, Argentina y Paraguay. Los agentes acreditados por los casinos del Mercosur llevan los jugadores brasileños a hospedarse en los hoteles casinos de estos países", señaló.

De acuerdo con estimaciones del Gobierno Federal, sólo en los impuestos, Brasil recogería aproximadamente R$ 17.000 millones por año, un valor según el diputado Herculano Passos esta dejando de entrar en las arcas erariales desde hace mucho tiempo. "Son R$ 17.000 millones por año, multiplicado por los 70 años de prohibición de juegos, significa que ya hemos perdido R$ 1,2 trillones", lamentó el congresista integrante de la Comisión Especial.

La legislación prohibitiva, sin embargo, no cambió el
escenario del juego ilegal en Brasil, donde el volumen de negocios anual por apuestas ilegales es más de R$ 18.900 millones.

"Esto significa que el juego ilegal mueve casi el doble de los R$ 12.100 millones del juego legal a lo que se añaden los R$ 11.400 millones de los juegos de lotería de la Caixa Econômica Federal, R$ 400 millones de loterías estatales, y R$ 300 millones de las carreras de caballos sin ninguna contrapartida de recursos para el Estado y la sociedad", sostuvo Sousa.

Tanto la Cámara de Representantes y el Senado analizan proyectos destinados a la legalización del juego. En el Senado el tema ya está más avanzado y el texto de la normativa podrá ser enviado para su análisis en la Cámara a finales de este mes.

"Quién no está en el lado de legalización, está en el lado de la ilegalidad. No podemos aceptar esto y este Congreso tiene urgente necesidad de resolver esta cuestión", defendió Herculano Passos.

Entre los 193 países miembros de las Naciones Unidas (ONU), 75.52% tienen el juego legalizado, y Brasil está entre el 24,48% que no legalizó aún esta actividad.


 

 

Fuente:www.revistahoteis.com.br

 

 


 
Banner
Banner
Banner