Misiones: Denuncian A Titular Del IPLyC Por La Muerte De Caballos

El titular del Instituto Provincial de Loterías y Casinos de Misiones (IPLyC), Eduardo “Balero” Torres, fue denunciado por la muerte de dos caballos en una carrera ocurrida el domingo 9 de octubre en el hipódromo de Posadas.

Además del IPLyC, por ser auspiciante del evento, la denuncia incluye a "los propietarios de los caballos, sus entrenadores, los veterinarios que pudieron haber intervenido en el doping, las autoridades del Jockey Club, que aparentemente organizó el evento".

La presentación fue realizada por el juez integrante del Tribunal Penal Nº 1 de Posadas, Martín Errecaborde, y radicada en la Fiscalía de Instrucción 3, a cargo de Adriana Herbociani, solicitando que se aplique "la sanción máxima que establece la ley" por los hechos previstos en el artículo 2, inciso 5, de la ley 14.346, "que castiga a los que emplearen actos de maltratos y crueldad contra animales".

En aquella fecha, en el hipódromo General Belgrano de Posadas, "se produjo la muerte de dos caballos que participaron de las carreras, como consecuencia de la posible utilización de sustancias estimulantes, cuyo uso está absolutamente prohibido en la actividad de los hipódromos que merecen tal nombre", describió Errecaborde. Aunque se hayan hecho desaparecer los cuerpos de los animales, "tal acto constituiría un grave indicio de cargo contra los responsables".

El magistrado se considera "burrero" y afirma que "vengo de una familia que siempre tuvo caballos de carrera" y recuerda que su padre fue uno de los fundadores del Jockey cuando "era un deporte de caballeros".

"Cuando esta labor la realizan y manejan los que sólo
persiguen fines de lucro, el turf pierde su naturaleza y el hipódromo se convierte en un garito donde todo vale, siempre que sirva para ganar dinero", advirtió Errecaborde.

Además destacó que el doping fue una preocupación en todo el mundo y por esta razón los hipódromos de Palermo, San Isidro y La Plata, tienen una lista de sustancias prohibidas y quien las utilice corre riesgo de severas sanciones.

Para que esto pueda realizarse el control, es necesario un laboratorio que analice la sangre de los caballos que compiten, pero no existe en Posadas, "que es lo mismo que decir que está permitido inyectarle al caballo que va a correr cualquier droga que se considere estimulante, hasta el límite de causarle la muerte, sin que nadie se haga cargo de esta repudiable conducta y que ha configurado un delito", señaló el juez.

"Si no existe la infraestructura necesaria, lo lógico sería que la carrera no se realice, porque de lo contrario se está estafando al público apostador y llevando al caballo -irresponsablemente- a sufrir graves lesiones y aún la muerte", remarcó el denunciante.

Por último, el magistrado denunciante señaló que desde niño concurre a carreras y nunca vio morir un caballo "así que imagino lo que habrá sido para los espectadores ver morir dos el mismo día".

"En definitiva, todo es irresponsabilidad y mala fe, y como esto configura la comisión de un delito, solicito a la fiscal se investigue exhaustivamente", concluyó.


 

 

Fuente:www.primeraedicion.com.ar

 

 


 

Escribir un comentario

IMPORTANTE: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
La publicación de los mensajes se dará luego de ser verificados por un moderador.


Banner
Banner
Banner